Charlie Dean: «En 2014 yo no quería marcharme»

Charlie Dean, ayer./J. Otón
Charlie Dean, ayer. / J. Otón

J. OTÓNMURCIA

Charlie Dean, uno de los nuevos fichajes del Murcia, tiene una espina clavada con el club grana, por el que fichó en 2014 y del que tuvo que salir solo unas horas después de llegar, tras el descenso administrativo de la entidad que presidía entonces Jesús Samper. El jugador nacido en Luton (Inglaterra) y que entonces era propiedad del Elche, se tuvo que ir al Alcorcón: «Se dio una situación que fue complicada, tanto para mí como para los dos clubes. No fue una decisión mía salir del Murcia, fue la decisión del Elche, que quería que yo jugara en Segunda», dice.

Dean pasó la temporada pasada por la Nueva Condomina en la segunda eliminatoria del 'playoff', y comprobó en Mestalla el potencial de la afición grana: «Son cosas que a un futbolista le encantan, venir aquí con un estadio lleno y ver a los aficionados arropando a su equipo, tanto en la ida como en la vuelta. Eso es lo que quiere un jugador, sentirse querido». El central llega en plena forma: «Vengo con mucha ilusión a integrarme rápido con el grupo y a aportar lo que pueda. He entrenado todos los días, no he tenido lesiones. Salmerón me ha dicho que trabaje y que rinda, que saque lo mejor de mí».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos