Fútbol | Real Murcia

Los accionistas rebajan el miedo

López y Settels, el jueves, en la junta del club. / vicente vicens / agm
López y Settels, el jueves, en la junta del club. / vicente vicens / agm

Aseguran en una nota pública que la deuda del club «real y exigible», hoy en día, es de 40 millones y que su desequilbrio patrimonial es de 13

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

La Asociación de Accionistas Minoritarios, protagonistas en la junta del pasado jueves, ha querido rebajar el nerviosismo del murcianismo y explicar por qué la entidad centenaria ha pasado de tener una deuda cercana a los 46 millones hace un año a los 53 que ha presentado en sus últimas cuentas: «La deuda del club asciende a 53 millones, aunque es cierto que unos 8,3 millones corresponden a un pasivo fiscal futuro fruto de la concesión del uso gratuito del estadio y la amortización paulatina de dicha concesión durante 50 años, de los que se han cumplido solo ocho», dice el comunicado público el grupo que lidera Nacho Martínez Abarca. Estos 8,3 millones solo los pagará el Murcia si cumple el total de la cesión dentro de 42 años, no siendo exigible en la actualidad, ya que se trata de un impuesto por la donación del recinto.

Los accionistas siguen restando deuda: «Otros 5,3 millones corresponden a los préstamos participativos tanto del grupo Samper (4,8 millones) como de Raúl Moro (500.000 euros). En ambos casos no son deudas exigibles a día de hoy, ni en un futuro próximo, por lo que la deuda real y exigible de la sociedad a 30 de junio de 2017 ascendía a 40 millones», aseguran. Por lo tanto, «el patrimonio neto negativo ascendía a 18,8 millones, que ajustado por el importe de los 5,3 millones de los préstamos participativos, pasa a ser realmente de 13,5 millones».

Adiós a lo activos 'blandos'

Los accionistas, que dirigieron la junta a través de Enrique López y Stefan Settels, explican por qué el Murcia ha pasado de tener un desequilibrio patrimonial de 600.000 euros a 18,8 millones: «No se debe a ningún pasivo oculto o imprevisto, sino a la eliminación de todos los activos 'blandos' o 'dudosos' del balance, que históricamente los anteriores administradores consideraron activos a favor del club». Algunos de los activos (potenciales ingresos) que la auditoria ha rebajado son, entre otros, los 1,6 millones de empresas del grupo Real Murcia devaluadas por encontrarse en disolución, los 8,5 millones de los impuestos diferidos anteriormente citados o 3 millones de préstamos a empresas del propio grupo Real Murcia (Medios y Marketing) que serían de dudoso cobro en los próximos años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos