La afición grana se examina ante el San Fernando

La afición del Real Murcia en uno de los partidos del equipo grana en la Nueva Condomina./Vicente Vicéns / AGM
La afición del Real Murcia en uno de los partidos del equipo grana en la Nueva Condomina. / Vicente Vicéns / AGM

La hinchada ha sido algo inestable esta temporada, contagiada por la irregularidad del equipo en el césped. En los tres choques que el Murcia jugó como local en horario matinal no superó los 6.000 espectadores, una cifra muy inferior al número de abonados

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El Real Murcia de Salmerón tiene el próximo fin de semana una oportunidad de oro para pegar un puñetazo en la mesa y demostrar que tiene categoría para aspirar a cotas mayores que acabar cuarto. Pero el duelo ante el San Fernando es también una oportunidad para que la afición grana demuestre que es de una categoría superior a la de Segunda B. El choque tiene varios alicientes para que la Nueva Condomina registre mejor entrada que en partidos anteriores. El Murcia abandona las 12 del mediodía y vuelve al horario de domingo a las 5 de la tarde. Además, la temporada entra en su recta final y el duelo ante el San Fernando vale más que tres puntos, y la imagen mostrada en Marbella invita al optimismo, a pensar que los jugadores del Murcia han espabilado.

La afición grana ha sido irregular esta temporada, aunque ha tenido excusa: ha sido un reflejo del Murcia de Sanlúcar y también del de Salmerón, que ha brillado como visitante pero que no ha rendido igual en casa. De 13 partidos como local, acabó con una sonrisa solo en tres, mientras que empató en 3 y perdió 4 ante su afición. De esta inestabilidad se contagió la grada, que no ha sido regular a la hora de acudir al estadio. 11.364 espectadores presenciaron el derbi frente al UCAM que se disputó un sábado por la tarde de septiembre y que acabaron ganando los universitarios por 1-2. Pero la mayor muestra de la irregularidad de la afición grana fue que dos semanas más tarde, ante la visita del Mérida de Nafti el 1 de octubre, solo 3.942 espectadores fueron a la Nueva Condomina, en un duelo que acabó con empate a uno y que le costó el puesto a Sanlúcar.

9.100
son los abonados que tiene el Real Murcia tras la campaña invernal.

Después del Murcia-UCAM, fue otro derbi el que más público atrajo a la Nueva Condomina esta campaña. El que enfrentó al equipo grana contra el Lorca el 10 de diciembre de 2017. Un choque gris del Murcia que no pudo con un rival que tuvo opciones de ganar en la Nueva Condomina. Fueron 7.165 los espectadores que acudieron al recinto murciano.

Solo ante el UCAM y el Lorca Deportiva la afluencia de público superó los 7.000 fieles

En el tercer cajón del podio de partidos con más espectadores se encuentra el Murcia-El Ejido de la tercera jornada de Liga, un choque que acabó 4-1 para los murcianos y que hasta el día de hoy ha sido la mayor goleada del Murcia en casa. Entre los partidos con más espectadores también llama la atención el Murcia-Granada B del 29 de octubre, fecha en la que debutó Salmerón en el banquillo local y que acabó 2-0 para los murcianos gracias a dos goles de Elady, que sustituyó a Curto en la punta del ataque grana.

El resto de partidos que el Real Murcia ha disputado como local en sábado o domingo por la tarde han registrado entradas que han oscilado desde los 6.504 que asistieron al Murcia-Recreativo hasta los cerca de 5.000 que vieron el Murcia-Marbella, un duelo que acabó 3-0.

8.150 en el Cartagonova

El Murcia, tras la llegada de García de la Vega, decidió ahorrar gastos y cambiar los partidos a la mañana del domingo, una circunstancia que permite ahorrarse al club grana cerca de 8.000 euros por partido. Aunque al primero de estos duelos matinales contra el Melilla acudieron solo 4.515 espectadores, la entrada frente el Villanovense subió a 5.418, mientras que frente al Córdoba B, último partido en casa, la entrada fue de 5.915. Aunque el cambio de hora de este fin de semana tiene como finalidad no coincidir con la Fiesta del Deporte que organiza el Ayuntamiento de Murcia, se ha convertido como un examen para el murcianismo y los más de 9.000 socios del Murcia que no siempre acuden al campo. Además, el murcianismo tiene otro motivo para dar un paso adelante: los 8.150 espectadores que acudieron al Cartagena-Marbella y que colocan, en asistencia, a los blanquinegros por encima de los granas. Por otro lado, en el Cartagonova, la media es de 7.000 aficionados este año.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos