El Alcoyano, el Lugo y el filial del Sevilla muestran el camino a los granas

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

No es que la estadística sea especialmente favorable al Real Murcia, pero el equipo grana se tiene que agarrar a lo que hicieron años atrás el Alcoyano, el Lugo y el Sevilla Atlético para soñar con el ascenso a Segunda B. De los 36 equipos que han ascendido a la segunda categoría del futbol español, 25 fueron primeros, 7 fueron segundos y solo 3 lo hicieron quedando como terceros al final de la primera fase de la competición. Hace dos campañas el Cádiz lo hizo tras quedar cuarto en la Liga. De conseguir el Murcia el ascenso a finales de junio, sería el cuarto equipo en lograr una gesta que conllevaría dejar, casi con toda probabilidad, en la cuenta a uno o dos primeros.

El Alcoyano fue tercero en el grupo III al final de la campaña 2010-11 y se midió en la primera eliminatoria al Real Madrid Castilla, otro tercero. El equipo que entrenaron Paco López y David Porras se encontró en la segunda y tercera eliminatoria ante el Eibar y el Lugo, dos primeros que no fueron obstáculo para que el equipo alicantino llegara a Segunda División.

En la siguiente temporada (2011-12) fue el propio Lugo de Quique Setién el que, tras eliminar al Eibar en el primer envite, tuvo que lidiar después con el Baleares y el Cádiz, otros dos primeros que no consiguieron ascender. El último en hacer una gesta que quiere imitar el Murcia fue el Sevilla Atlético hace dos años, que eliminó al Socuéllamos, Logroñés y Lleida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos