Ambición a falta de un plan, por el momento

Gálvez, en la rueda de prensa del jueves. /nacho garcía / agm
Gálvez, en la rueda de prensa del jueves. / nacho garcía / agm

El actual dueño del Murcia pide la ayuda de abonados y empresas, pero no desvela ningún proyecto económico para hacer frente a los pagos

A. GÓMERMurcia

«Si el Real Murcia fuera cualquier otra sociedad en lugar de ser un club de fútbol llevaría años liquidado». Ese es el mensaje que de forma más recurrente repiten a esta redacción expertos en derecho mercantil cuando son consultados por la situación empresarial que presenta el primer equipo de la Región. Sin embargo, el club grana sigue con vida y la persona que guía sus designios en la actualidad es el empresario oriolano Víctor Gálvez, quien sostiene un discurso ambicioso y sitúa el futuro de la entidad murcianista entre el de los ocho mejores equipos de España.

El problema es que la situación económica que tiene el Murcia implica la inversión de cantidades ingentes de dinero que ayuden a poner los cimientos de un futuro sólido en la entidad. Gálvez comentó en un encuentro con periodistas en abril que el dinero no sería un problema, pero esta semana advirtió que había habido una espantada entre los posibles inversores que habían mostrado interés para participar económicamente en el club pimentonero. «Necesito ayuda porque yo solo no puedo», dijo el presidente grana, que afirma que lleva gastado un millón en el club.

Pero se necesita más dinero. Los propios dirigentes murcianistas cifran en 950.000 euros la cantidad que tendrán que pagar antes del 30 de junio para liquidar las deudas de la temporada 2017-18. Además, apuntan que el Murcia tiene abiertos 25 procedimientos de embargo por valor de 850.000 euros.

De igual manera, Gálvez tiene la intención de cerrar sendos acuerdos singulares tanto con la Hacienda Pública como con la Seguridad Social. A la primera le pretende abonar casi un millón y medio de euros y a la segunda unos 350.000 en concepto de la décima parte de la deuda que tiene el Murcia con estas administraciones públicas. Luego deberá cumplir con el plan de pagos acordado abonando unas cantidades previamente establecidas en abril y noviembre de cada ejercicio. ¿Cómo lo hará? Eso es lo que no desveló en la comparecencia del jueves.

Más de tres millones

Y es que todos estos frentes se traducen en que el club murciano deberá pagar más de 3 millones de euros en el próximo mes. Además, tendrá que asumir los gastos que se deriven de la temporada que viene. Con este escenario, Gálvez necesita liquidez y no ha dudado en hacer un llamamiento tanto a los aficionados como a los patrocinadores para que, los primeros sacando sus abonos y, los segundos, con sus aportaciones, ayuden a soportar económicamente el club.

De forma paralela, el empresario de Orihuela ha urgido al Ayuntamiento para que acelere la tramitación de un nuevo convenio sobre el uso de la Nueva Condomina para que los gastos derivados por la utilización del estadio sean asumidos, en parte, por el Consistorio.

Por otra parte, ayer estaba señalado un juicio por el impago del Murcia al Betis de Valladolid de lo que este club debió abonar con la taquilla del derbi contra el Cartagena, pero las partes llegaron a un acuerdo de suspensión por 60 días hasta que el club grana presente en el juzgado la recaudación exacta que logró del duelo ante el Efesé.

Rubén de la Red 'se cae' de la lista para el banquillo

El actual mandatario del Real Murcia, Víctor Gálvez, dio a conocer esta semana que, tras no llegar a un acuerdo con el técnico José María Salmerón para que siguiera en el cargo de entrenador, su sustituto saldría de la terna que formaban Manolo Herrero, Josep Gombau y Rubén de la Red. Finalmente este último se ha caído de la lista que maneja el equipo de Gálvez, según señalan desde el entorno del exjugador del Real Madrid. Por lo tanto, Manolo Herrero y Josep Gombau son los principales candidatos en estos momentos, si no se une algún otro a la lista. El primero tiene una amplia experiencia en Segunda B con el Real Jaén, el Hércules, la Ponferradina y el Melilla; y el segundo trabajó en las canteras del Barcelona y el Espanyol y ha vivido experiencias en el extranjero en Hong Kong y Australia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos