Andrés Fernández y Reverte, lejos pese a los rumores

El Murcia estudia seguir con el sistema actual, con un consejero que decida a la hora de fichar, asesorado por varios técnicos expertos

JOSÉ OTÓNMurcia

Las opciones del club grana en cuanto a la dirección deportiva son dos: incorporar a la estructura de la entidad a un profesional reputado y con experiencia que cargue con toda la responsabilidad de hacer la plantilla, o bien formar un grupo de colaboradores, conocedores de Segunda B, que asesoren al club a la hora de fichar, una fórmula que funcionó en el mercado invernal, donde Deseado Flores acertó casi de pleno con los fichajes.

El primer modelo no convence del todo al Consejo grana, que entiende que fichar un director deportivo mediático engloba asumir un salario alto y el riesgo de que algunos representantes dominen el vestuario de forma indirecta, si meten a muchos de sus jugadores. Si Flores se decanta por el segundo modelo, tiraría de gente como Víctor Basadre, exentrenador del filial del Cartagena y persona de confianza del manchego, además de otros profesionales de segunda línea menos mediáticos pero con muchas horas de vuelo en Segunda B, categoría en la que jugará el equipo grana la próxima temporada.

Por lo tanto, nombres como el de Andrés Fernández y Pedro Reverte, dos de los que se han asociado al club grana en las últimas horas y que cuentan con cahché en Segunda, están casi descartados para el actual consejero delegado de la entidad grana. El primero trabajó al frente de la secretaría técnica del Almería durante dos años y medio, hasta que fue destituido, mientras que Pedro Reverte, actual director deportivo del UCAM, recién descendido desde Segunda al grupo IV, tiene un año más de contrato con el club universitario y varios ascensos en su historial.

Fotos

Vídeos