Basadre quiere emular a Campillo y a Crispi

Basadre durante el entrenamiento. /Vicente Vicéns/ AGM
Basadre durante el entrenamiento. / Vicente Vicéns/ AGM

El santomerano y el sevillano ascendieron al Murcia a Segunda tras sustituir al técnico que inició la temporada. De los diecinueve entrenadores que han dirigido al club grana en Segunda B, Iñaki Alonso es el único que lo subió tras iniciar el curso

PALLARÉS RIPALDA / JOSÉ OTÓNMURCIA

Que el Real Murcia haya cambiado de entrenador cuando han transcurrido siete semanas de competición no es impedimento para que el equipo grana consiga el ascenso a Segunda al final de la temporada, más bien lo contrario. Es lo que se desprende tras analizar la historia del club, dado que la entidad grana ha conseguido pasar de Segunda B a Segunda tres veces en su historia, dos de ellas con un entrenador que no empezó el año del ascenso en el banquillo y que llegó con el curso ya empezado, sustituyendo a otro entrenador. Por lo tanto, dos de los tres ascensos grana a Segunda fueron con cambio de entrenador en las once temporadas que el Real Murcia ha militado en la Segunda B, una categoría que antes del descenso administrativo de 2014 había sido poco habitada por un club que, paradójicamente, ha militado más veces en Primera (18) o en Segunda (53).

El primero en conseguir enderezar el rumbo de un Murcia que no empezó bien la Liga y que acabó subiendo a Segunda fue Vicente Carlos Campillo, en la temporada 1992-93. Aquel Murcia arrancó con Joaquín Peiró como técnico, justo después de que el club grana fuera descendido a Segunda B por no convertirse en sociedad anónima deportiva. La temporada fue muy convulsa, tanto fuera como dentro del terreno de juego. Aquel Murcia estaba con graves problemas económicos, tras el paso de Juan Garrido. Debía pagar 112 millones de pesetas para iniciar la temporada y no caer a Tercera. Guillermo Martínez Abarca, expresidente grana, se vio obligado a poner en marcha 'la mesa de la salvación', un movimiento en el que implicó al Ayuntamiento, Comunidad y Federación. Pero el Murcia sobrevivió con José Luis Molina de presidente, que solo meses después dejó paso a Moreno Jiménez.

1992-93
Joaquín Peiró y Vicente Carlos Campillo (ascenso).
1994-95
Vidaña, Férez y 'Chato' González (descenso).
1996-97
Mora y Mesones.
1997-98
Vicente Carlos Campillo.
1998-99
Fabri, Carlos Simón, Benigno Sánchez y Chato González.
1999-2000
Gonzalo Hurtado y Rafael Alcaide 'Crispi' (ascenso).
2010-11
Iñaki Alonso (ascenso).
2014-15
José Manuel Aira.
2015-16
Aira y Acciari.
2016-17
Paco García y Mir.
2017-18
Sanlúcar y Basadre.

El tercero en llegar al palco aquel año fue José Luis Ortín, que nada más llegar cambió a Peiró por el santomerano Vicente Carlos Campillo, quien metió al Murcia en los puestos de liguilla de ascenso, en la que superó al Barakaldo, Getafe y Granada. El 20 de junio de 1993 el Murcia volvía a Segunda tras solo una campaña en el pozo de la Segunda B. Esa temporada también será recordada por la imagen que el Murcia trasladó fuera de los límites regionales, con el encierro de los jugadores granas en el vestuario de la Nueva Condomina antes de Navidad que provocó incluso que Maradona, que jugaba aquella campaña en el Sevilla, saliera en defensa de los futbolistas del Murcia, que acumulaban varias mensualidades pendientes.

Campillo sacó al equipo del pozo en un año convulso, en el que hubo tres presidentes

La gesta de Crispi irá siempre ligada al gol de Aguilar en Granada, ya con Samper en el club

Un gol histórico

La segunda vez que el Murcia ascendió a Segunda en una temporada que hubo cambio de entrenador fue en la campaña 1999-00, cuando Gonzalo Hurtado arrancó al frente del banquillo grana y acabó sustituyéndolo el sevillano Crispi. El equipo grana fue segundo en el grupo III y disputó una liguilla de ascenso que desembocó con un último partido a cara de perro frente al Granada en Los Cármenes. El 26 de junio de aquel año 2000, Aguilar pasó a la historia del Murcia con un gol en Los Cármenes que supuso el regreso grana al fútbol profesional. En aquel Murcia ya estaba presente Jesús Samper, aunque aún no era el presidente, cargo que ostentaba entonces Joaquín Romeu.

El tercer ascenso grana a Segunda fue bajo la batuta de Iñaki Alonso, aunque el técnico de Durango, que acabó la campaña regular con 82 puntos, fue el entrenador desde el primer al último encuentro. En el 'playoff' de ascenso el equipo grana solo necesitó una eliminatoria, ante el Lugo de Quique Setién, para volver a Segunda por la puerta grande y solo un año después del dramático descenso en Montilivi.

De Peiró a Sanlúcar

Aunque Víctor Basadre llega ahora con carácter provisional al primer equipo del Real Murcia, tiene la oportunidad de emular a Vicente Carlos Campillo y Crispi, dos técnicos que, al igual que Iñaki Alonso, tienen guardado un rincón especial en la centenaria historia grana.

El preparador gallego, que en la mañana de ayer dirigió su segunda sesión de entrenamiento en La Manga Club, es el técnico número diecinueve del Real Murcia en Segunda B, un número alto dado que solo ha militado once temporadas en esta categoría. En la campaña 1992-93 fueron Joaquín Peiró y Vicente Carlos Campillo, mientras que dos campañas más tarde, en la 1994-95, los técnicos granas fueron Pepe Vidaña, Salvador Férez y Chato González, en un curso que acabó con un dramático descenso a la Tercera División. Tras lograr volver un año más tarde a Segunda B, fueron Pedro Valentín Mora Y Felipe Mesones los que dirigieron al equipo murciano.

Aunque algunos técnicos de los ya citados pasaron después de nuevo por el banquillo grana en la Segunda B, hay algunos nombres más como Fabri, Carlos Simón, Benigno Sánchez, Hurtado, Aira, José Luis Acciari, Paco García, Vicente Mir y Manolo Sanlúcar, técnicos que intentaron devolver al club con más historia en Segunda a sus lugar natural.

Ante el Barça, el martes 24

El Real Murcia ya conoce de forma oficial el horario del choque de Copa contra el Barcelona. Será el martes 24 de octubre, a las 21.30 horas, y retransmitido por Bein Sports. Las entradas costarán entre 25 y 50 euros para los abonados, y de 50 a 80 para los que no lo son. Los socios tienen hasta el 15 de octubre para retirar sus entradas de forma preferencial.

Desde el lunes 9 de octubre existirá un servicio de atención al abonado para que compre sus entradas para este choque copero en el teléfono 968242812 y en el correo electrónico taquillas@realmurcia.es. El pago se realiza por tarjeta y las entradas se recogen en la Nueva Condomina en una taquilla habilitada para ello o mediante envío urgente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos