Las bases continúan sin cobrar, pese a la promesa de Deseado

La situación económica en las bases del Murcia es complicada. A los jugadores del Imperial se les adeuda cuatro sueldos. Aunque el consejero Deseado Flores trasladó al filial grana que recibiría un ingreso entre finales de la semana pasada y la presente, no ha sido así. En un encuentro reciente con un representante de la plantilla, retrasó a la próxima semana el pago de uno de los sueldos que están pendientes.

Por otra parte, ayer se reunió el Consejo de Administración del Murcia para preparar la Junta de Accionistas del 11 de abril. También se acordó remitir al CSD un informe relatando los hechos desde que Raúl Moro compró por 150.000 euros el 84,2% de las acciones del club a Gonzalo Samper, el verano pasado, hasta la ejecución de la opción de compra ejercida por Mauricio García de la Vega el 7 de marzo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos