Mir busca huecos en un rival que «no se rinde»

Vicente Mir da instrucciones a sus hombres en un entrenamiento.
Vicente Mir da instrucciones a sus hombres en un entrenamiento. / vicente vicens / agm

El técnico del Murcia quiere aprovechar las urgencias de un Pontevedra en el que Luisito avisa: «Iremos a muerte»

BORJA TORRASMURCIA

Vicente Mir y Luisito son las dos caras de una misma moneda. El técnico murcianista vive el partido de mañana ante el Pontevedra con la serenidad que le da el resultado de la ida y con la confianza de que el vestuario siente que falta rematar la eliminatoria con un nuevo triunfo; mientras que el entrenador de los gallegos llegará a Murcia cariacontecido, deseando que se dé un partido redondo porque solo así podrá salir airoso.

Los tres tantos con los que se vino el Real Murcia de Pontevedra y la solidez que mostró el equipo han provocado que el ambiente en la ciudad sea de confianza y se piense ya en quién puede ser el próximo rival. Pero para que el Real Murcia esté en el sorteo de la segunda eliminatoria debe primero jugar la vuelta y en el vestuario grana no quieren fiarse. «Parece que casi todo el mundo da el partido por finiquitado, pero para nosotros eso no es así porque quedan 90 minutos en los que puede pasar cualquier cosa», destacó Vicente Mir. La intención del Murcia va más allá de pasar la eliminatoria. «Para nosotros es un partido importantísimo y desde el principio vamos a salir a ganar y no vamos a pensar en otra cosa», explicó ayer el técnico grana.

Mir prepara algunos cambios en el once porque entiende que el partido no será igual. Juegan en casa y quiere que su equipo intente llevar el peso del partido. «Ellos tienen que venir a ganar y saben que tienen que marcar tres goles, por lo que supongo que van a arriesgar un poco más y tenemos que intentar beneficiarnos de eso», avanzó sobre las flaquezas que pueda tener su rival.

Además, ha hecho hincapié a sus jugadores para que eviten las amonestaciones porque en la ida hubo varios momentos de tensión. «Les he comentado el tema de las tarjetas y no entrar en provocaciones si ellos ya no tienen opciones de clasificarse», advirtió, a la vez que añadió que «también lo hablé el otro día y alguno de los nuestros se ha llevado alguna bronca por eso».

Por su parte, Luisito atendió a 'La Verdad' consciente de la dificultad que se le presenta porque «la ventaja que tienen es muy grande», pero esperanzado en lograr una machada porque «todo es posible en el fútbol». Considera que durante los 90 minutos hay muchas circunstancias que pueden cambiar la eliminatoria y que van a ir a intentar dar la cara para poner en aprietos al Real Murcia. «Vamos a competir porque para nosotros es un premio enorme estar ahí, pero no por eso vamos a tirar la eliminatoria», destacó.

En Murcia tampoco estará su máximo goleador, Mario Barco, que firmó una gran primera parte del campeonato con 10 tantos, pero en el segundo tramo las lesiones diluyeron su participación. «Mis equipos son bloques y no individualidades, y un futbolista que no entrenó en cinco semanas ni un solo día no puede jugar ni ir citado porque eso es faltar gravemente al respeto a los demás compañeros», reconoció Luisito sobre el delantero.

El técnico del Pontevedra ve una gran diferencia económica entre ambas entidades, que ha permitido al Murcia tener a jugadores como Curto y Guardiola. «La inversión que hicieron ellos en invierno triplica el presupuesto nuestro en toda la temporada y los presupuestos siempre marcan mucho, pero con trabajo se puede conseguir lo que hicimos nosotros», aseguró al destacar que ya fueron capaces de dejar fuera del 'playoff' a rivales como Ponferradina, Racing de Ferrol o Tudelano. Concluyó con una advertencia: «Mis equipos no se rinden nunca y van a pelear a muerte».

Último empujón

La venta de entradas sigue a buen ritmo y, una vez superadas las 7.000 localidades vendidas, se espera que el empujón final permita alcanzar la cifra de 10.000 entradas que se habían marcado como objetivo para este partido. Ayer todavía faltaban casi 3.400 socios por retirar su entrada y las que pueden sacar para sus acompañantes, por lo que todo apunta a que lo más probable es que se mantenga la asistencia de los últimos partidos, con una media de 12.200 espectadores. Además, Tranvía de Murcia informó que con motivo del partido reforzará el servicio a la finalización del encuentro.

Más

Fotos

Vídeos