Más calma tras una semana frenética

Más calma tras una semana frenética

El Murcia despeja nubarrones, pero no cierra todos los frentes, a la espera de lo que dicte el TAS

ALBERTO GÓMEZMurcia

Los últimos días de junio y los primeros de julio han sido muy intensos en el seno del Real Murcia. El equipo ha despejado, en la medida de lo posible, los nubarrones que se cernían sobre su futuro y ha asegurado, por lo pronto, su participación una temporada más en Segunda B. Será la quinta consecutiva, algo que vivirán los granas por primera vez en su historia. En el plano institucional y en el deportivo el equipo de trabajo que encabeza el presidente Víctor Gálvez ha puesto varias piedras sobre las que edificar el Murcia del futuro.

Denuncias ante la AFE. El club paga 126.000 euros sobre la bocina

Hace una semana el nerviosismo cundió entre los seguidores granas cuando trascendió que un consejero del club había pedido a la Fepemur (Federación de Peñas Murcianistas) el adelanto de 50.000 euros de la campaña de abonos. Era para hacer frente a la cantidad que el equipo pimentonero debía abonar para afrontar las denuncias interpuestas por sus jugadores por las deudas que arrastraban de los últimos ejercicios. Finalmente, sobre la bocina y dos horas antes de que finalizara el plazo, el Murcia pagó los últimos 126.000 euros que tenía pendientes y evitó el descenso a Tercera. Es la sanción que recoge la normativa de la federación española para los equipos de Segunda B que no hayan saldado o aplazado las deudas con sus futbolistas al mediodía de la última jornada hábil de junio.

Tras coquetear con el posible descenso, el club estará por quinto año seguido en 2ª B

La directiva murcianista no tuvo únicamente que negociar con los jugadores que acabaron la última temporada. También lo hizo con los futbolistas despedidos en enero por bajo rendimiento (Chamorro, Llorente, Molinero, Vega y Ortiz) e, incluso, con algunos que arrastraban cantidades pendientes del ejercicio anterior como Borja Gómez, Rayco y Juanjo.

Los retrasos a los empleados constituyen la gran sombra en la gestión de la directiva

También el aval. 200.000 euros para poder inscribir al equipo

Después de superar la prueba de fuego que supuso la negociación de los 630.000 euros que el equipo grana recibió en forma de denuncias ante la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), el siguiente paso solventado por el club fue depositar un aval por valor de 200.000 euros ante la federación española, requisito indispensable para poder inscribir al conjunto murciano en Segunda B un año más. El plazo para cumplir con esta premisa expiró ayer, pero dos días antes la entidad ya anunció que había presentado el aval. Los últimos veranos este paso lo había realizado la federación murciana en nombre de los granas, pero el presidente de este organismo, José Miguel Monje Carrillo, trasladó hace más de un mes a Gálvez que este año le tocaría a la escuadra pimentonera correr con esta gestión.

Llegan los fichajes. Dani Aquino es la contratación del verano

Una vez que la participación otro ejercicio del Murcia en Segunda B quedó asegurada tras ventilar las denuncias de la AFE y el aval de la federación, el director general, Toni Hernández, empezó a poner encima de la mesa los fichajes en los que venía trabajando desde hace semanas. Entre el lunes y el martes el equipo pimentonero oficializó la contratación de 9 futbolistas. De ellos, el de más relumbrón es Dani Aquino, que vuelve a la Nueva Condomina 7 años después de su marcha y con la vitola de ser el estandarte del nuevo proyecto de Gálvez. El Murcia también ha apostado por la juventud con la contratación de tres jugadores menores de 23 años. Son los casos del portero Tanis, el mediocentro Álex Corredera y el extremo Julio Delgado.

El principal problema. Entre cuatro y seis nóminas sin cobrar

De todas formas y, a pesar de los pasos dados la última semana, el Murcia todavía tiene frentes abiertos a los que no termina de darles finiquito. Uno de ellos y el que más malestar está generando entre los afectados es el impago de las nóminas pendientes a los empleados del club. Este colectivo, según casos particulares, tiene pendiente el cobro de entre 4 y 6 nóminas y ha pedido con insistencia a los consejeros que se acuerden de ellos. Toni Hernández se reunión con los empleados el 22 de junio. La semana pasada también hubo contactos, pero los acercamientos no se han traducido en pagos.

Denuncias del Imperial. Hay que pagar para inscribir los fichajes

Otra cuestión que el Murcia de Gálvez tiene entre las tareas pendientes es pagar a los jugadores de su equipo filial. Los futbolistas del Imperial tramitaron ante la AFE 17 denuncias por el impago de cuatro nóminas pendientes. Las reclamaciones ascienden a 50.000 euros. Esta semana la AFE comunicó al club grana que tiene los derechos federativos bloqueados por no pagar a su segundo equipo. De tal forma, para poder tramitar las fichas de los fichajes que está realizando antes deberá abonar las cantidades pendientes con el Imperial o negociar aplazamientos, pero la mayoría de los jugadores solo aceptarán el cobro íntegro.

Resolución del TAS. Aún podría haber un cambio de dueño

Para la semana que viene se espera que el Tribunal de Arbitraje Deportivo dicte el laudo sobre el procedimiento que impulsó el empresario mexicano Mauricio García de la Vega en la pugna que mantiene con Raúl Moro sobre quién es el dueño legítimo del Murcia. Si el TAS da la razón al primero y el CSD le autoriza la adquisición de la mayoría de las acciones del Murcia, el club grana podría volver a la indefinición.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos