Cambio de tuerca: Salmerón por Barragán

Objetivo ineludible: ascender. José María Salmerón, nuevo técnico del Real Murcia. /F. Manzanera / AGM
Objetivo ineludible: ascender. José María Salmerón, nuevo técnico del Real Murcia. / F. Manzanera / AGM

El segundo pidió tiempo ayer a Deseado Flores, tras conocer el interés del Hércules, lo que motivó el enfado del director deportivo del Murcia, que llamó al primero. El extécnico del UCAM, con el que logró el ascenso a Segunda División, llega por lo que queda de temporada

ALBERTO GÓMEZMURCIA

La incertidumbre sobre quién sería el próximo entrenador del Real Murcia vivió su último capítulo en la tarde de ayer. José María Salmerón fue finalmente el elegido por Deseado Flores, director deportivo murcianista, pero su decisión no estuvo exenta de suspense. Claudio Barragán estaba en boca de todos desde hace un par de días. El hecho de que el técnico valenciano estuviera viendo el partido del Murcia contra el Marbella en un palco VIP de la Nueva Condomina acrecentó las sospechas de que sería el elegido para enderezar el rumbo de la nave grana, pero las negociaciones se fueron al traste cuando Barragán recibió también el interés del Hércules después de que el equipo de Alicante prescindiera de los servicios del argentino Gustavo Siviero, ex del Murcia. Las dudas de Claudio Barragán entre decantarse por los murcianos y los alicantinos acabaron por desesperar a Deseado Flores ayer, quien decidió activar el plan b y retomar las negociaciones con Salmerón. Barragán pidió tiempo para pensar después de que el presidente herculano, Juan Carlos Ramírez, se pusiera en contacto con él.

El nuevo entrenador del Murcia recibió la llamada de la directiva grana estando en su Almeria natal y los acontecimientos se precipitaron. Salmerón, tal y como adelantó 'La Verdad' el pasado jueves, se citó en un hotel de Lorca con el presidente pimentonero, Raúl Moro, y Juanma Barroso, ayudante de Deseado en la parcela deportiva del club grana. La cita no se cerró con acuerdo y Salmerón quedó a la espera de recibir una propuesta económica del Murcia. La proposición en firme no se produjo hasta el mediodía de ayer. El acuerdo se cerró con ligereza y por la tarde José María Salmerón puso rumbo a la ciudad del Segura para firmar su contrato como entrenador murcianista.

Según pudo saber este diario, el acuerdo entre José María Salmerón y el Real Murcia es por lo que resta de la presente temporada, pero en el contrato del técnico se introdujo una cláusula en virtud de la cual el técnico será renovado para el ejercicio siguiente si logra el ascenso a Segunda. El nuevo preparador pimentonero debutará de forma oficial en el partido de los granas en San Fernando del próximo domingo.

Barragán llegó a estar en el campo grana el domingo, pero dio largas tras la llamada del Hércules

En el contrato hay una cláusula por la cual renovará con el club en caso de ascenso

El primer partido de Salmerón con el Murcia será el domingo contra el San Fernando

Además de su etapa en el UCAM, el nuevo técnico ya preparó al Lorca hace una década

Es una persona pausada que medita sus decisiones y tiene mano izquierda con el vestuario

Adiós a los rumores

Con el fichaje de Salmerón se puso el punto y final a una semana de intensa rumorología sobre la identidad del próximo técnico murcianista. Pese a que la decisión final la toman los mandamases del club grana entre Salmerón y Barragán, otros nombres como Juan Carlos Garrido, Juan Merino y José Miguel Campos también estuvieron encima de la mesa.

Salmerón llegará a un Real Murcia que despidió ayer a Víctor Basadre. El entrenador gallego cerró su etapa en el primer equipo y volverá a dirigir al Imperial. El preparador almeriense será, por tanto, el tercer inquilino que tenga el banquillo murcianista este curso contando también a Manolo Sanlúcar. José María Salmerón conoce bien la Región. No en vano, su último gran logro deportivo fue ascender a Segunda con el UCAM hace un par de temporadas. Además, estuvo al frente del Lorca Deportiva hace una década cuando el equipo de la Ciudad del Sol militaba en la división de plata. Entrenó durante ocho partidos tras la sustitución de José Aurelio Gay.

Al nuevo técnico del Murcia le gusta ser una persona pausada, que medita cada decisión antes de tomarla y que procura tener mano izquierda para llevar los vestuarios. El próximo lunes cumplirá 51 años y en la Nueva Condomina volverá a entrenar después de que fuera destituido en el UCAM la temporada pasada al término de la jornada 18.

Debutó con el Madrid

Antes de ser entrenador, Salmerón también fue jugador. Actuaba de mediapunta y llegó a debutar en el primer equipo del Real Madrid en el año 1984. Lo hizo bajo la dirección técnica de Amancio Amaro y sus primeros minutos como jugador blanco fueron en el Santiago Bernabéu ante el Sporting de Gijón. Sin embargo, las lesiones se interpusieron en su camino y, tras pasar por Tenerife, Levante, San Andrés y Almería, terminó colgando las botas. Ya como entrenador, y al margen de sus experiencias en Lorca y Murcia con el UCAM, atesora varios años en Segunda. El estreno en la categoría de plata le llegó con el Poli Ejido, donde sustituyó a Quique Setién, primero, y a Julián Rubio, después, y en las dos ocasiones salvó a los ejidenses del descenso a Segunda B.

Mismo cometido cumplió de manera exitosa al frente del Alavés en 2008, aunque a la temporada siguiente fue destituido en Vitoria tras la jornada 17. Antes de llegar al UCAM, pasó por el Fuenlabrada y el Almería B, ambos en Segunda B. Su fichaje por los universitarios también vino marcado por el suspense porque ese mes de junio de 2015 que desembarcó en La Condomina firmó antes con el Cacereño, pero ocho días después de su presentación dio marcha atrás y se comprometió con el equipo de José Luis Mendoza. El presidente del UCAM Murcia fue uno de sus principales valedores. Ahora, como hiciese en el UCAM, llega con un único objetivo: ascender.

Más

Fotos

Vídeos