Chamorro, Álex Ortiz y Llorente demandan al club por despido improcedente

A. GÓMEZMURCIA

Los frentes económicos se le multiplican al Real Murcia. Uno de los últimos movimientos que se han producido y que deberá atender el club grana son las demandas por despido improcedente que los exjugadores Fernando Llorente, Salva Chamorro y Álex Ortiz han presentado contra el equipo pimentonero. Los tres fueron dados de baja por el Murcia en enero debido a su bajo rendimiento deportivo. Los procedimientos se dirimirán en los juzgados de lo Social número 4, 5 y 7 de Murcia.

Por otra parte, los pimentoneros han vuelto a incumplir su palabra para pagarle a sus bases. El día 10 de este mes Toni Hernández se comprometió en una reunión con jugadores del Imperial a que el pasado lunes cobrarían una de las cinco nóminas pendientes, pero no ha sido así. El martes firmaron ante notario que cobrarán de la taquilla del Elche, pero han puesto a la AFE en conocimiento de su situación y se espera una oleada de denuncias si los granas no pagan. La plantilla del juvenil A de División de Honor también arrastra seis sueldos no abonados.

De lo que no podrá recibir ninguna cantidad el Murcia es del último partido que jugó en casa contra el Linense, porque la recaudación la embargó el exgerente Víctor Alonso. Además, algunos futbolistas están teniendo problemas con sus caseros porque el club no está abonando sus alquileres como se recoge en sus contratos. Es el caso de Chrisantus, que vio a la policía personarse en su casa requerida por el dueño del inmueble en el que vive en alquiler.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos