Una cifra optimista en tiempo récord

La afición del Real Murcia, el pasado mes de mayo, en el estadio Martínez Valero de Elche. / vicente vicens / agms
La afición del Real Murcia, el pasado mes de mayo, en el estadio Martínez Valero de Elche. / vicente vicens / agms

El número de abonados actual ronda los 7.800 que tuvo el Real Murcia el pasado año, un club que siempre aguantó hasta el mes de septiembre para bajar la persiana Gálvez quiere alcanzar los 12.000 socios pese a acortar la campaña, que se cerrará el día 31

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Víctor Gálvez tiene una premonición: el empresario oriolano cree que el Real Murcia contará esta temporada con más de 12.000 abonados, pese a que ha acortado una campaña a la que le quedan tres semanas. Aunque no cree que pueda llegar a los 15.000 marcados inicialmente, sabe que ya ha superado los 7.800 socios que tuvo el Murcia la pasada temporada, una cifra en la que no están incluidos los 1.400 carnés que regaló la directiva de Moro. El club murciano no ha suministrado datos oficiales en lo que va de campaña, pero la cantidad actual es más que aceptable. «Todos los abonados que hay este año han pagado y se va a ver una grada lateral que va a estar muy llena», dijo Víctor Gálvez a 'La Verdad' la pasada semana.

Una de las grandes noticias es que la grada lateral no estará vacía. Aunque el coste para el abonado general en esta ubicación es de 60 euros, el precio se reducirá a 40 para jubilados, pensionistas, minusválidos, parados de larga duración y universitarios. «En esa grada tiene que haber mucha gente, la Liga nos lo pedirá si subimos a Segunda. Este año vamos a batir el registro de abonados y, si ascendemos, haremos 20.000», aseguró Gálvez a 'La Verdad'. Además de los 60 euros de la grada lateral, los aficionados de la tribuna preferente pagarán 230, mientras que los que elijan los fondos desembolsarán 80.

Eso sí, una de las diferencias de la actual campaña respecto a las anteriores es la fecha del cierre de la misma. Mientras que años atrás las diferentes directivas siempre esperaron a que avanzara el mes de septiembre para echar la persiana (alguna incluso cerró el plazo en octubre), para este curso el club grana ya ha anunciado públicamente que la campaña 2018-19 acabará el 31 de agosto. Para Gálvez y su Consejo no ha tenido tanta importancia esperar a las primeras semanas de septiembre y a que los murcianos vuelvan a su actividad normal tras el verano para cerrar el plazo. Es más, un buen arranque de la competición se traduce, habitualmente, en más aficionados en las taquillas, algo que los actuales gestores tampoco han tenido en cuenta puesto que el equipo de Herrero disputará su primer partido como local el fin de semana del 1 y 2 de septiembre.

Además de acreedores particulares, Hacienda también ha embargado la cantidad que el club recaude con los carnés Si el deseo de Gálvez se hace realidad, la entidad tendrá más abonados que en las últimas ocho campañas

Gálvez anunció en su comparecencia del pasado miércoles que tras los embargos iniciales de los ingresos de la campaña por acreedores particulares como exempleados y exjugadores, ahora tiene encima de la mesa el embargo de Hacienda, por lo que nada de lo recaudado por los nuevos abonados acabará en la cuenta del club murciano. La actual situación de inestabilidad por la guerra entre Víctor Gálvez y García de la Vega, además de la imposibilidad de obtener el abono 'online' o pagando con tarjeta ha hecho que algunos murcianistas no hayan retirado aún su carné de socio.

Los números de Segunda

Si el sueño de Gálvez se hace realidad, la institución grana habría hecho más abonos que en las últimas ocho campañas, desde que en la temporada 2008-09 congregó a 16.500 fieles en la Nueva Condomina, justo tras el descenso desde Primera con Javier Clemente. Tras esta campaña, en la que Campos sustituyó al vasco y consiguió salvar al club grana del descenso a Segunda B, fueron 10.200 los socios del Murcia en el curso 2009-10.

Una temporada que acabó de forma cruel con el descenso del Real Murcia a Segunda B en Montilivi, en un duelo a vida o muerte con el Girona. El batacazo rebajó el número de abonados por debajo de los 10.000, contando para la temporada del retorno a Segunda con 8.676 socios. El equipo de Iñaki consiguió reenganchar a parte de los aficionados desencantados y sumó 10.002 socios al inicio del ejercicio 2011-12, aunque el club grana ya no volvería a superar las cinco cifras. Para la temporada que arrancó con Gustavo Siviero en el banquillo el Real Murcia sumó 7.785 socios, mientras que el siguiente año (2013-14), y con un Jesús Samper que mantenía precios muy altos para Segunda que ni siquiera igualaban algunos clubes de Primera, el Murcia llegó a los 7.820 abonados. Una temporada en la que los pupilos de Julio Velázquez, un equipo de bajo coste diseñado por el Chuti Molina, rozaron el ascenso a Primera.

Pero el verano de 2014 fue catastrófico y cuando parecía que los murcianistas que habían dejado de acudir a la Nueva Condomina estaban dispuestos a engancharse de nuevo, llegó un descenso administrativo del que el Murcia aún no se ha recuperado. La campaña de abonos para la temporada 2014-15 estuvo cargada de polémica ya que Samper fijó unos precios para Segunda y, cuando semanas más tarde se produjo el descenso administrativo, decidió no devolver a los socios parte del importe y sí regalarles un segundo carné que no estaba contabilizado en los 6.794 abonados que obtuvo finalmente. Un año más tarde, y todavía con Samper, el club reunió 5.127 socios para un año más tarde, en la temporada 2016-17, subir de nuevo a los casi 8.000 con Martínez Abarca en la presidencia y con unas medidas que buscaron incentivar a los socios más madrugadores.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos