Cinco de las denuncias de jugadores superan los 30.000 euros

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Toni Hernández, director general del Murcia, está negociando con los jugadores de la primera plantilla grana que tienen contrato en vigor para la próxima temporada una reducción de sus emolumentos futuros, aunque también intenta solucionar las denuncias por impago de nóminas que interpusieron más de 25 jugadores a través de la AFE. De todas ellas hay cinco que superan los 30.000 euros y que corresponden a Forniés, Pedro Martín, Pedro Orfila, Biel Ribas (todos ellos con contrato en vigor para el próximo curso), y Borja Gómez, futbolista que, pese a tener contrato, fue despedido el pasado verano por Deseado Flores.

Hernández, que aseguró que «la mitad plantilla del Murcia está al día» trabaja a contrarreloj para que el próximo viernes, a las 12 del mediodía, estén todas las denuncias resueltas y el club grana pueda ser inscrito en Segunda B. De momento, Molo, Elady y Xiscu ya han abandonado la entidad grana de forma amistosa.

Abel deja el UCAM

Por otro lado, Abel Gómez sigue los pasos de Gerard Oliva y Víctor y ha rescindido su contrato con el club azulón. Munitis, que quiere hacer limpieza en el vestuario, sí cuenta con Julen Colinas y el delantero Manu Onwu.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos