Fútbol | Real Murcia

La clave está en el centro

Armando, con el brazalete de capitán, en el amistoso ante el Lorca FC. / Javier Carrión / AGM
Armando, con el brazalete de capitán, en el amistoso ante el Lorca FC. / Javier Carrión / AGM

El modesto Écija pondrá a prueba a un Murcia con jerarquía en el medio campo como seña de identidad

ALBERTO GÓMEZMURCIA

El Real Murcia ya solo piensa en el estreno liguero. El equipo de Manolo Sanlúcar entrenó ayer en la Nueva Condomina y así lo hará toda la semana para ultimar su puesta a punto de cara al inicio del campeonato contra el Écija Balompié, un equipo modesto que vuelve a Segunda B con la esperanza de asentarse en la división de bronce. Sanlúcar espera que en el debut liguero se empiece a atisbar la idea de juego que tiene y que ya se ha visto durante los amistosos de pretemporada. El técnico quiere un equipo con protagonismo en campo contrario y en el que el centro maneje los encuentros. Cuenta con ello con la jerarquía en el juego de hombres como David Sánchez y Armando, secundados por la velocidad de Abel Molinero y Santi Jara.

Lo cierto es que el Écija tiene cuentas pendientes con los granas. Dentro de los numerosos pagos que el equipo de Raúl Moro, presidente pimentonero, debe afrontar hay uno que tiene como interesado al conjunto astigitano. En el verano de 2008 la directiva murcianista puso las miras en Xisco Campos, un lateral derecho que había destacado en el Écija en Segunda B. El entrenador de los murcianos en ese momento era Javier Clemente. El ex seleccionador nacional se dejó aconsejar por su segundo, Hristo Vidakovic. El técnico, natural de Bosnia, conocía a Campos porque fue uno de los dueños del Écija dos temporadas antes junto a otros exfutbolistas como Rafael Gordillo y Roberto Ríos.

El Murcia apostó fuerte por Xisco Campos, se comprometió a abonar un traspaso de 200.000 euros y le ofreció al jugador un contrato por tres temporadas. Finalmente, el defensa solo disputó un ejercicio en la Nueva Condomina. En el segundo fue cedido al Castellón y se desvinculó de los granas antes de finalizar su contrato. Los murcianistas todavía tienen pagos pendientes con el Écija por su incorporación de hace ya 9 años. Cuando los pimentoneros entraron en concurso de acreedores sí cumplieron con el primer plazo mediante el abono de 5.000 euros, pero faltaron al segundo por el que debieron abonar otros 7.500. El Écija, por tanto, es otro de los que está en lista de espera para cobrar.

Los de Sanlúcar, que debutarán el domingo, entrenarán toda la semana en la Nueva Condomina

El equipo sevillano viene de saborear las mieles del éxito deportivo después de lograr el ascenso a Segunda B tras acabar tercero en el grupo X de Tercera. Después, en las eliminatorias, superó a la Cultural Durango, San Fernando y Olimpic de Xátiva para consumar el salto de categoría. De esta manera, el Écija puso fin a una racha de tres temporadas seguidas en Tercera. El conjunto que comparecerá el próximo domingo en la Nueva Condomina será un reflejo del plantel que logró el ascenso. Movido por la escasez económica, el equipo ecijano ha apostado en este mercado de fichajes por ser austero y mantener el bloque del ejercicio anterior. Son 16 los jugadores que continúan. La directiva ha acometido 6 fichajes. De ellos, destacan Jonathan Ruiz, procedente de la Ponferradina, y Canillas, canterano que viene de jugar en el UCAM B.

El entrenador del Écija seguirá siendo Juan Carlos Gómez. Natural de Córdoba, afrontará su tercera temporada en el banquillo sevillano después de lograr el ascenso. El primer rival en liga de los murcianos es uno de los más modestos del grupo. Ello a pesar de que durante el año pasado cambió de dueño después de que el empresario de Corea del Sur Yung Gon Park lo comprara con el compromiso de que el conjunto escalara divisiones. Lo cierto es que para el Écija no es nuevo mirar a cotas altas. El techo lo tocó en 1995, cuando logró el ascenso a Segunda, donde aguantó dos temporadas antes de volver a Segunda B.

La última vez que los astigitanos visitaron la Nueva Condomina fue en abril de 2011. El Murcia se impuso 1-0 con gol de Pedro en la temporada en la que los murcianistas, con Iñaki Alonso en el banquillo, lograron el último ascenso de su historia a Segunda.

Borja Gómez, descartado

Para evitar sustos innecesarios, los granas llevan entre algodones a jugadores que arrastran molestias. Llorente, Elady y Pedro Martín no actuaron en el último amistoso. Otro que arrastra alguna molestia es Isi. El canterano no va a seguir en el Murcia, como tampoco lo van a hacer Rayco ni el central Borja Gómez. Este último ha recibido en las últimas horas el aviso del club de que no entra en los planes de la dirección deportiva y debe, por tanto, buscarse equipo. Su baja hace presumir que el Murcia fichará otro sénior y que apostará por un central de perfil izquierdo, ya que Orfila y Álex Ortiz son diestros. Además, Juanra puede actuar en la derecha para, así, cubrir a Fede Vega mientras que ahora mismo David Forniés no tiene ningún sustituto en el lateral izquierdo.

Fotos

Vídeos