El club llega a un acuerdo con Iberdrola, que ayer estuvo a punto de cortarle la luz

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

En las oficinas de la Nueva Condomina no hay ni un solo día de tranquilidad. Y es que Iberdrola, empresa suministradora de la energía eléctrica, dio un susto importante ayer a los gestores del equipo grana al presentarse en el estadio Nueva Condomina con el objetivo de cortar el suministro eléctrico. Fue una sorpresa relativa, ya que el club grana estaba incumpliendo los pagos en los últimos meses e incluso había recibido una notificación de corte del suministro previsto para principios de febrero.

Las facturas pendientes corresponden a los meses de noviembre, diciembre, enero y febrero, y el aviso de corte correspondía a las instalaciones de la Nueva Condomina y de Cobatillas. En los primeros meses de la temporada el Murcia llegó hasta la cuarta ronda de la Copa, lo que le obligó a jugar cuatro partidos en horario nocturno. Además, la directiva que presidía Moro decidió jugar varios partidos de Liga en horario vespertino, teniendo que utilizar luz artificial, a pesar de que su uso suponía un gasto de 3.000 euros por partido. Tras la llegada de García de la Vega, el club grana pasó a jugar sus partidos en horario matinal para reducir estos gastos.

Calendario de pagos

Finalmente y, gracias a la gestión de Miguel Martínez, actual presidente, el Murcia consiguió arreglar el entuerto ayer tras varias horas de gestiones con la firma suministradora. Martínez e Iberdrola tendrán una nueva reunión el próximo jueves para fijar un calendario de pagos y hacer frente a las cantidades pendientes. Cabe recordar que el club grana tenía todos sus recibos pagados antes de noviembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos