Las conexiones de Moro y Deseado Flores con México

ALBERTO GÓMEZMURCIA

Cuando Raúl Moro decidió que no podía soportar él solo el peso económico del Real Murcia, inició una ronda para encontrar inversores que ayudaran en el equipo grana compartiendo gastos. Finalmente, el empresario extremeño ha desaparecido casi totalmente de la Nueva Condomina. No vive en la Región. Lo hace en Salamanca y se ha desvinculado del día a día de la entidad pimentonera. Ante la negativa de Moro de seguir aportando capital al conjunto grana, emergió la figura de Deseado Flores, quien es el principal artífice de que Mauricio García de la Vega pueda estar cerca de convertirse en el nuevo dueño del Murcia.

Lo cierto es que México no es una tierra ajena a Moro y Deseado Flores para cerrar negocios. En 2015 ambos pasaron a formar parte del entramado de la franquicia en este país de la red de restaurantes Lizarrán. Moro se convirtió en octubre en director ejecutivo y Flores en noviembre del mismo año en mánager general. Esta conexión pudo contribuir a que los actuales presidente y consejero delegado del Murcia conocieran el mercado mexicano a la hora de buscar inversores para el Murcia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos