El CSD confirma que De la Vega es el dueño del Real Murcia

Mauricio García de la Vega./Nacho García / AGM
Mauricio García de la Vega. / Nacho García / AGM

Víctor Gálvez estará obligado a inscribir al mexicano en el libro de socios como máximo accionista de la entidad con el 84% del capital social

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Apenas unos días después de que el Tribunal de Arbitraje Deportivo diera la razón a Mauricio García de la Vega en el conflicto que mantiene con Víctor Gálvez por la propiedad del Real Murcia, ha sido el Consejo Superior de Deportes (CSD) el que ha corroborado la decisión del tribunal del deporte más importante del mundo.

En la resolución del CSD aparece que «autoriza al exclusivo efecto de lo establecido en los artículos 22 y 23 de la Ley 10/1990, del Deporte y normas de desarrollo, la adquisición de 1.074.449 acciones de la Serie A y 3.919 acciones de la Serie E del Real Murcia, por parte de la mercantil Iconos Nacionales S.R.L. de C.V., que tras ello pasaría a ostentar el 84% del capital social».

En el mismo documento se recoge que la «resolución es definitiva y contra la misma cabe interponer recurso contecioso-administrativo». El plazo para ello es de «dos meses a contar desde el día siguiente a la fecha de su notificación».

De esta forma queda demostrado que Mauricio García de la Vega compró legalmente el Real Murcia el pasado 7 de marzo. Ahora falta por saber de qué forma va a volver el mexicano a tomar las riendas del club. De hecho, el Consejo de Administración que preside Víctor Gálvez estará obligado a inscribir a Mauricio García en el libro de socios como máximo accionista de la entidad con el 84% de las acciones.

Los accionistas minoritarios se ofrecen para mediar entre García de la Vega y Galvez

La Asociación de Accionistas Minoritarios que preside Nacho Martínez Abarca ha peleado desde hace varios años y en varios frentes por la salvación grana. Y ahora, tras la resoluciones del TAS y el CSD no quiere echarse a un lado y ha decidido ofrecerse para mediar en la guerra entre García de la Vega y Víctor Gálvez, teniendo siempre en cuenta que «la salvación del Real Murcia pasa por el ineludible cumplimiento de la legalidad y no hay atajos posibles». Esta agrupación asegura a la vez que «es imposible que ningún inversor serio se atreva a invertir en el Real Murcia en el actual marco de incertidumbre, ni tampoco la aprobación de una ampliación de capital sin el visto bueno del accionista mayoritario».

Nacho Martínez Abarca y Enrique López saludan a Stefan Settels en la Junta del 11 de abril.
Nacho Martínez Abarca y Enrique López saludan a Stefan Settels en la Junta del 11 de abril. / Nacho García / AGM

Las próximas semanas son claves para el futuro del Real Murcia y por eso los accionistas minoritarios, que se enfrentaron a Samper, colaboraron con Martínez Abarca y fueron críticos con Raúl Moro y Deseado Flores, aseguran que «no podemos mantenernos al margen de los tristes y bochornosos acontecimientos producidos en torno a la compraventa del paquete mayoritario de acciones del Real Murcia». Por lo tanto, han decidido que, «por la imparcialidad en el conflicto y nuestro conocimiento y experiencia en la gestión del club, nos ofrecemos a realizar una intermediación en esta posible salida pactada entre ambas partes. Pedimos alturas de miras y un comportamiento acorde con la institución que intentan representar», aseguran.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos