«Los consejeros no somos jueces; Moro y Mauricio tendrán que resolver su litigio en los tribunales»

Deseado Flores y Miguel Martínez, este martes, en Cobatillas./Javier Carrión / AGM
Deseado Flores y Miguel Martínez, este martes, en Cobatillas. / Javier Carrión / AGM

Miguel Martínez, presidente del Murcia, y Deseado Flores, exconsejero delegado de la entidad y apoyo del empresario extremeño, han acudido este martes a Cobatillas a tranquilizar a la plantilla

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El entrenamiento del Real Murcia este martes contó con la visita de Miguel Martínez, presidente del club, y Deseado Flores, otro de los miembros del actual Consejo grana. El motivo: explicar a la plantilla cuál es la situación de la entidad tras el 'golpe de estado' dado este lunes por Raúl Moro, que revocó de forma unilateral ante notario su acuerdo con García de la Vega y retomó, por la fuerza, el poder de la entidad.

La reunión duró más de media hora y se desarrollo en la sala de prensa de la Nueva Condomina: "Hay dos personas que creen que tienen la razón y tienen que resolver sus problemas", aseguró Martínez a la salida de la reunión. "El Consejo de Administración está al frente del Real Murcia y nosotros no somos jueces, no somos nosotros los que tenemos que decir quién es el dueño, no somos jueces. Tienen que resolver su problema en el Juzgado", afirmó.

El también presidente de las peñas asegura que el Murcia no está paralizado: "El club no se para. Hay un consejo que está velando para que el club no se pare. Estas dos partes tendrán que resolver sus diferencias, el Consejo no se puede poner de parte de ninguno". El viaje a Cobatilas del lunes tenía una justificación: "Transmitir a los jugadores que ésten tranquilos y vamos a seguir trabajando para que cobren sus nóminas". Además añadió: "Yo no fui el consejero que llevó el cerrajero a la Nueva Condomina".

Al mismo tiempo, Felipe Coello, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Murcia, también habló este martes sobre este tema: "Lo que tienen que hacer los actuales dirigentes del Real Murcia es cumplir sus compromisos con los profesionales del club, tanto jugadores como empleados, como primera medida para poder subsistir en esa jungla en la que ellos mismos quieren estar con 42 millones de déficit. Parece increíble desde fuera que un club con esa deuda tenga un litigio porque alguien quiera llevar el control del mismo, parece irreal esto que estamos viviendo y espero que se solucione cuanto antes".

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos