Real Murcia

La cuenta pendiente de Raúl Moro

Raúl Moro y Pedro Contreras, en una visita al Ayuntamiento de Murcia, el 4 de julio.
Raúl Moro y Pedro Contreras, en una visita al Ayuntamiento de Murcia, el 4 de julio. / Nacho García / AGM

Hacienda prepara una nueva ofensiva contra el Murcia en los tribunales por sus continuos incumplimientos

ALBERTO GÓMEZMURCIA

El Real Murcia tiene muchos frentes abiertos. Después de alcanzar un nuevo acuerdo con el Betis de Valladolid para pagar lo que los granas deben por el traspaso de Sergio Escudero al fútbol alemán, los nubarrones siguen presentes en el cielo de Nueva Condomina. El principal escollo que no debe rehuir el equipo de Raúl Moro Martín, presidente pimentonero, es el que tiene por la deuda que arrastra la entidad con las administraciones públicas. Según los datos ofrecidos en la última Junta General de Accionistas del club celebrada en junio, el Murcia debe 16 millones a las administraciones públicas, 13,5 a Hacienda y otros 2,5 a la Seguridad Social.

La sangría económica que padece el equipo murcianista es una herida que está lejos de cicatrizar. De hecho, según expusieron los propios dirigentes del equipo, la deuda engordó en 1,2 millones entre junio y diciembre de 2016. En el caso de Hacienda, Moro y su grupo de trabajo van a tener un serio problema en un futuro cercano. La Agencia Tributaria está dispuesta a no dejar a un lado los continuos impagos del Murcia y está recopilando la documentación necesaria para formular una nueva demanda contra el club grana. Con el objeto de no incurrir en errores formales que entorpezcan sus planes, técnicos de Hacienda se personaron en julio en el juzgado para tener constancia de los pasos que deben dar. Hasta la fecha, María Dolores de las Heras, titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Murcia, ha dado la razón al Murcia en dos demandas anteriores presentadas por el fisco en los últimos 7 meses. En la última de ellas se solicitó la disolución de la entidad grana si no hacía frente a un pago por valor de 390.000 euros, correspondientes a un importe acordado en 2010. Sin embargo, la juez entendió que la cantidad estaba dentro del reconvenio de acreedores aprobado en octubre de 2016.

Administraciones públicas
16 millones, 13,5 con Hacienda y 2,5 con la Seguridad Social.
Acreedores
15 millones (aplazada hasta diciembre de 2019)
Empresas de la familia Samper
7 millones.
Pérdidas desde que el equipo entró en concurso en 2009
5 millones.
*Datos facilitados en la Junta General de Accionistas del pasado 23 de junio.

De todas maneras, el Murcia no puede caer en la relajación. Cuando se desestimó la última demanda de Hacienda contra el club, el consejero-delegado Deseado Flores advirtió que «es una batalla más dentro de la guerra. Seguimos valorando opciones para reducir la deuda que tenemos con Hacienda». Lo cierto es que la directiva actual del club pimentonero solo ha tenido un contacto con el fisco. Se produjo el pasado 22 de mayo. Ese día los consejeros Stefan Settels y Enrique López se reunieron con el delegado de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria en la Región de Murcia, Alfonso Del Moral, que ocupa el cargo desde este año. En la cita, Del Moral explicó que el Murcia debía abordar el asunto directamente con Hacienda en Madrid. La intención del equipo de Moro era que todo se pudiera dilucidar en la capital del Segura. De esta manera, la toma de contacto no supuso un avance considerable.

Racing, Hércules y Albacete han pagado este verano al fisco 9,5 millones de euros

Uno de los aspectos por los que el fisco mira con desconfianza la gestión de Moro Martín como presidente del Real Murcia es porque el nuevo propietario sigue sin abonar las obligaciones tributarias del club. La entidad sigue sin pagar el IVA de forma trimestral. Tampoco hace frente a los pertinentes pagos a la Seguridad Social. Ni tampoco abona el IRPF. Por este concepto, el equipo grana adeuda más de 4 millones desde que entró en concurso de acreedores en 2009. En la nueva demanda que va a formular Hacienda se desconoce aún la cantidad exacta que va a exigir, si bien en el club temen que se les exija abonar una cantidad millonaria a la que no podrán hacer frente si no se alcanza un aplazamiento que no tiene visos de lograrse.

La comparación con otros clubes también deja en mal lugar la gestión de Moro en el Murcia. Otros equipos de Segunda B que arrastran problemas económicos han cumplido con Hacienda este verano. El Racing de Santander acaba de abonar 4 millones y ahora debe poco más de 5. El Hércules, por su parte, alcanzó un acuerdo, previo pago de 2 millones. Los alicantinos tienen pendientes otros 2,3. Además, el Albacete ha saldado su deuda con el fisco pagando 3,5 millones.

Por otra parte, en Hacienda ven con recelo que Moro haya decidido pagar una parte de los 200.000 euros que necesita el CB Myrtia para formalizar su inscripción en LEB Plata y poner en marcha un equipo en Preferente, mientras los trimestres se acumulan sin el que el Murcia pague un céntimo a la Agencia Tributaria.

6.000 euros al San Roque

El Real Murcia sí ha cumplido con el San Roque de Lepe. Al equipo de Huelva, que milita en la Tercera andaluza, le debía 6.000 euros por el traspaso del delantero Pablo Aguilera. Lo hizo con un mes de retraso, pero parece que con ello se va a librar de que el club andaluz interponga en la Federación una denuncia contra los pimentoneros.

Fotos

Vídeos