Fútbol | Real Murcia

Manel: «Muchos cuestionaron mi fichaje, pero pretendo ascender, no callar bocas»

Manel Martínez, ayer, en la Nueva Condomina. / Edu Botella / AGM
Manel Martínez, ayer, en la Nueva Condomina. / Edu Botella / AGM

El nuevo delantero grana no cumple con el típico perfil de los futbolistas de élite y a sus 25 años se caracteriza, sobre todo, por tener la cabeza bien amueblada

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

José Manuel Martínez Bel 'Manel' es parco en palabras. Nacido en Barcelona en 1992, el nuevo delantero grana no cumple con el típico perfil de los futbolistas de élite y a sus 25 años se caracteriza, sobre todo, por tener la cabeza bien amueblada. Con 19 años decidió viajar a Estados Unidos para estudiar en la Universidad de Virginia al mismo tiempo que seguía formándose en lo deportivo. Pensó en el futuro y en la vida después del fútbol, aunque ahora solo tiene un objetivo: ascender con el Real Murcia.

-No es muy habitual que un futbolista con proyección decida marchar con 19 años a Estados Unidos.

-Estudié la carrera de Económicas y un máster de Derecho para la empresa. Siempre me ha gustado estudiar y pensé que me podía ayudar en el día de mañana. He tenido tiempo y lo he aprovechado. Estuve allí durante tres años. Fui becado y, cuando regresé, fiché por el Sabadell, pero no pienso en lo que pasará después del fútbol. Ahoro solo pienso en ascender a Segunda con el Murcia.

«Estudié Económicas en Estados Unidos y también un máster de Derecho para empresas. Me podría ayudar en un futuro» Después del fútbol

«Para mí es un orgullo jugar en el Real Murcia. Mi padre nació y jugó aquí, y quiero ganarme a la gente con mi trabajo y sacrificio» Raíces murcianas

«Desde la pretemporada nos sentimos bien el uno con el otro, pero en este equipo habrá mucha competencia arriba» Relación con Dani Aquino

«El tanto me sirve para quitarme mucha presión de encima, demostraré que puedo jugar aquí» El golazo de Sanlúcar

«Mi padre vivió muchas cosas en el fútbol y me aconseja, es una ayuda muy grande para mí» Antecedente familiar

-Siendo su padre un defensa de primer nivel en España, ¿por qué eligió usted ser delantero?

-También se lo he preguntado muchas veces a mi padre, pero me dice que yo, desde pequeño, siempre me iba para arriba a meter goles. Hasta que me quedé de delantero. Siempre me ha dicho que juegue de lo que me gusta y que disfrute. Mi familia nunca me ha puesto la presión de tener que ser futbolista, pero yo siempre lo he querido desde pequeño.

-¿Recuerda ver jugar a su padre en el Barça, el Murcia o el Granada?

-Era muy pequeño, cuando yo nací mi padre ya se estaba retirando. En casa, después, se hablaba mucho de fútbol y para mí siempre fue una ayuda muy grande. Él ha vivido muchas situaciones en el fútbol y siempre me aconseja. Me habla de su época en el Barça y también en el Murcia y el Granada. Me gusta mucho escucharle porque me gusta mucho el fútbol.

-¿Pensaba que arrancaría la temporada siendo titular?

-Durante la pretemporada ni me lo planteé. Solo quería prepararme bien, coger minutos y conocer a mis compañeros. Y la semana anterior al estreno en Sanlúcar me vi con posibilidades de ser titular. Curto tenía molestias y yo podia jugar con Aquino. El día anterior al choque estuve muy acertado en el entrenamiento, con buenas sensaciones.

-Y marcó un golazo.

-Antes del saque de Forniés vi que Alfaro se iba hacia el córner y que Armando se quedaba más atrás. Me orienté el balón hacia mi pierna buena. Soy más un delantero de área, pero también confío en mi disparo y, si tengo opciones, no me lo pienso.

-La mejor sensación que dejó el equipo fue su ambición. Con empate a uno Manolo Herrero apostó por la victoria, no se conformó.

-Sabíamos que era un campo difícil pero queríamos vencer. La entrada de Miñano era un mensaje de que queríamos ir a ganar, ya que es un jugador ofensivo. Estábamos teniendo ocasiones para meter el 1-2 y seguimos así hasta que llegamos.

-¿Hay mejor guion para un delantero que llegar a un equipo con tanta presión como el Murcia y marcar en el primer partido oficial?

-El delantero vale los goles que mete. El gol puede servir para quitarme esa presión de encima. Y más después de la forma en que fue mi llegada, desaprobada por mucha gente, pero yo solo quiero demostrar que puedo estar aquí y ganarme la confianza de todos.

-¿No se sentía querido?

-Hubo gente que cuestionó si yo tenía calidad para estar en el Real Murcia y yo lo que he hecho es entrenar fuerte y demostrar que sí puedo estar aquí. La confianza del cuerpo técnico, la directiva y mis compañeros siempre la he tenido. Es de agradecer, todos queremos lo mismo, subir al Murcia donde se merece. No quiero callar bocas, lo único que quiero es que todos apoyemos a los jugadores del Real Murcia.

-Hizo buena pareja con Aquino. Es una ventaja, el Real Murcia tiene muchos y grandes delanteros.

-Desde la pretemporada hemos tenido buenas sensaciones, nos sentimos cómodos el uno con el otro, nos entendemos bien. Esto es el Real Murcia y competencia va a haber en todas las posiciones. Somos muchos delanteros y tenemos distintas cualidades, pero lo importante es que todos estemos bien para que el entrenador ponga al que crea conveniente.

-Cuando firmó su contrato con el Murcia aquí ya estaban Aquino, Chumbi y Curto.

-No me he arrugado, soy un jugador ambicioso. Cuando me pusieron encima de la mesa la posibilidad de venir al Real Murcia decidí venir.

-¿Qué espera encontrar en el Real Murcia, regularidad?

-El Real Murcia es un club para destacar, venir es un orgullo para mí. Mi padre nació aquí y jugó aquí. Espero ganarme a la gente por mi trabajo y sacrificio. Sabemos que estamos en un club con mucha exigencia y que siempre ha tenido mucho nivel. Tenemos que estar a la altura, dar el máximo, cuidarnos.

-En su favor tiene que es distinto al resto de delanteros del equipo.

-Soy un poco más alto, más corpulento, soy más de trabajar y atacar los espacios. Más de área. Curto y Chumbi tienen mucho gol. Los tres, junto a Aquino, podemos aportarle muchas cosas a este equipo.

-No es murciano de nacimiento, pero esta aventura en el Murcia será especial para usted.

-Nací en Barcelona, pero también me siento murciano. La familia de mi padre es de aquí y hemos venido muchos veranos a Caravaca, a las fiestas y a visitar a la familia. Siempre he tenido esta tierra en la cabeza y me siento como en mi casa.

-Pasó por muchos equipos en poco tiempo, ¿necesita estabilidad?

-Me apetece asentarme, he cambiado muchas veces de equipo en los últimos años. Me apetece afrontar un proyecto como el del Real Murcia, me siento muy a gusto y podemos hacer las cosas bien. Estaría encantado de quedarme aquí, lo firmaba ya.

-El mercado de delanteros está loco, son los que más se mueven. ¿Le sorprende lo del fichaje de Borriello y Cassano por el Ibiza?

-Ya no solo los delanteros, el mercado se mueve mucho para todos. Hay muchos fichajes todos los veranos. Que aparezcan estos nombres en la Segunda B es extraño, pero todo está cambiando y ya no me sorprende casi nada.

-¿Su objetivo personal?

-Dar lo mejor de mí y alcanzar la meta del ascenso, no he venido aquí a pasar el rato, quiero ascender. Desde que llegué y vi al equipo, su motivación y la calidad, pensé que había muchas opciones de ascender.

-Casi siempre jugó en el grupo III, ¿qué le parece el IV?

-Hay muchos equipos con proyectos fuertes. En la primera jornada nadie ha ganado por más de un gol. En el grupo IV los campos están mejor, te permiten jugar más al fútbol.

-¿El Cartagena es el gran rival para conseguir el primer puesto?

-Tiene muy buenos jugadores. Hay que ver cómo se levantan. Antes de llegar al Murcia ya conocía la rivalidad que había entre las dos ciudades.

El padre: Manolo, el defensa caravaqueño que jugó con Maradona

Manuel Martínez Toral, padre de Manel y conocido como 'Manolo', desarrolló gran parte de su carrera en el Barcelona (1978-1988), donde coincidió con futbolistas como Maradona y Schuster, entre otros, y donde ganó títulos como la Liga y la Recopa de Europa. También fue internacional en categorías inferiores. Después militó tres campañas en el Murcia (1988-1991), para retirarse definitivamente en el Granada en 1992.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos