El culebrón grana entra en la recta final

Mauricio García en el momento de su llegada, acudió al encuentro en compañía de sus abogados. / LOF
Mauricio García en el momento de su llegada, acudió al encuentro en compañía de sus abogados. / LOF

Moro y De la Vega mantienen sus argumentos ante el árbitro del TAS que decidirá quién es el dueño del Murcia

ALBERTO GÓMEZ

Raúl Moro Martín y Mauricio García de la Vega, acompañados de sus respectivos abogados, se vieron las caras ayer durante más de tres horas en el despacho que tiene en Madrid el árbitro del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) que lleva el procedimiento iniciado por el empresario mexicano sobre el conflicto surgido por la propiedad del Real Murcia, que puede acabar con los Gálvez fuera del club.

El tribunal deportivo escucha a las dos partes en Madrid y dará a conocer su resolución en unas dos semanas

Las dos partes expusieron las pruebas por las que consideran que tienen razón y que los avala como dueños del Murcia. De la Vega sostuvo que con fecha del 7 de marzo ejerció una opción de compra recogida en el contrato privado suscrito con Raúl Moro en diciembre de 2017. Por eso, mantuvo que la revocación realizada por el extremeño el 11 de marzo carece de sentido. «No se puede rescindir algo que ya está ejecutado», dijo Mauricio García.

Raúl Moro hizo acto de presencia en compañía de sus abogados. También le acompañaron el capitán murcianista Armando y el secretario del Consejo del club, Francisco Roberto Cases.
Raúl Moro hizo acto de presencia en compañía de sus abogados. También le acompañaron el capitán murcianista Armando y el secretario del Consejo del club, Francisco Roberto Cases. / LOF

Por su parte, la estrategia seguida por Raúl Moro fue encaminada a demostrar que De la Vega no tuvo la capacidad económica suficiente para hacer frente a los gastos que supone estar al frente del club grana durante el periodo en el que ejerció como gestor del club. El expresidente pimentonero recordó que De la Vega no pagó a los jugadores durante su etapa en la Nueva Condomina y tampoco aportó recursos al club.

«No se puede rescindir algo que ya está ejecutado», sostiene el inversor mexicano

Alquiler y ordenador

Es más, Raúl Moro esgrimió que el mexicano multiplicó los gastos al equipo pimentonero al cargar a las cuentas de la entidad sus gastos en concepto de alquiler de vivienda y coche o los de un ordenador que se compró. «Él (Mauricio) ha venido aquí a hacer negocio y a sacar provecho. Se ha dedicado a vender la moto y ya está», dijo el extremeño, quién también aseguró que «De la Vega nunca realizó ninguna aportación dineraria en el Murcia».

Raúl Moro defendió ayer que su decisión de revocar el contrato firmado con el inversor mexicano ha demostrado ser atinada por los pagos que está asumiendo el empresario Víctor Gálvez, actual presidente murcianista, desde que se puso al frente de la nave grana a mediados de abril.

El actual dueño del Murcia desde que el Consejo Superior de Deportes (CSD) le reconoció el paquete accionarial del club comprado el verano pasado a Gonzalo Samper, previo pago de 150.000 euros, llegó a la audiencia de ayer en compañía de sus abogados, de Armando Ortiz, capitán del Murcia, y de Francisco Roberto Cases, secretario del actual Consejo de Administración murcianista y hombre de confianza del presidente Gálvez. La presencia de Cases choca con la tesis que siempre ha mantenido el empresario de Orihuela manifestando en reiteradas ocasiones que a él no le afectaría lo que decidiera el tribunal deportivo.

«De la Vega ha venido a hacer negocio y sacar provecho, a vender la moto», dice Moro

Sobre la denuncia por estafa que Raúl Moro interpuso contra Mauricio García, el empresario extremeño aseguró ayer no tener constancia de que el procedimiento estuviese archivado, aunque 'La Verdad' pudo constatar que la titular del Juzgado de Instrucción 5 de Murcia dictó un auto el 5 de junio decretando el archivo provisional de este tema. Eso sí, los abogados del expresidente murcianista pueden recurrir la resolución y aportar nueva documentación para reabrir el caso, algo que, por el momento, no se ha producido.

Ante los ataques por falta de liquidez recibidos por parte de Moro, De la Vega precisó ayer que «es un sinsentido. Nadie va a venir al Murcia a tirar el dinero. Hay que lograr proyectos de inversión. Nadie va a entrar en el club a poner 30 millones sin recibir nada a cambio». También señaló que «lo importante es comprobar si Gálvez está poniendo realmente dinero de su bolsillo en el Murcia».

El siguiente paso en el procedimiento del TAS sobre la propiedad del Murcia será dar a conocer el contenido del laudo que dictará el árbitro que lleva el asunto y que determinará quién es el legítimo dueño de la entidad murciana. Este paso se espera que se produzca en unas dos semanas. Cuando esto suceda, el contenido de la resolución solo podrá ser recurrido ante el Tribunal Federal Suizo. Además, el CSD autorizará la adquisición de las acciones del equipo grana a favor de quien sea reconocido como propietario de la sociedad murcianista.

El CSD, a la espera

En una una carta en mayo, el CSD hacía constar que, ante las discrepancias surgidas acerca de quién era el dueño del Murcia, suspendía la inscripción de las acciones hasta que se resolviera el procedimiento iniciado en el TAS. Al respecto, Mauricio García señaló que «la afición debe estar tranquila porque el conflicto sobre la propiedad del club no va a debilitar a la entidad, sino que la va a hacer más fuerte. Va a ser el primer paso para un próximo proyecto sólido en el equipo». Por su parte, Raúl Moro recordó que «yo llegué para ayudar y cuando no pude hacerlo más, por motivos de salud y problemas de dinero, me aparté y me puse a buscar ayuda».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos