Curto asusta a la competencia

Víctor Curto celebra uno de los tres goles que marcó el miércoles al Cacereño.
Víctor Curto celebra uno de los tres goles que marcó el miércoles al Cacereño. / Javier Carrión / AGM

Los cinco motivos por los que el delantero catalán debe ser titular en el Murcia de Sanlúcar. El de Tarragona es el goleador del equipo grana y su participación en el once tipo murcianista no está sujeta a debates

ALBERTO GÓMEZMURCIA

Víctor Curto representa la fortaleza en la que debe asentarse el Real Murcia si quiere lograr el objetivo del ascenso a Segunda División. El punta de Tarragona volvió a demostrar el miércoles su eficacia en la eliminatoria de Copa frente al Cacereño logrando tres goles que sellaron el pase del equipo grana a la siguiente ronda. Curto se ha ganado la confianza a golpe de gol.

La exhibición contra el Cacereño solo fue la última demostración de Curto, pero no fue la única desde que aterrizó en la Nueva Condomina. El ex del Linares debutó en enero con una derrota del Real Murcia en Lorca y desde entonces dejó muestras de ser un depredador del área que hace temblar a las defensas rivales.

La exhibición contra el Cacereño fue su última demostración, pero no fue la única desde que aterrizó en Murcia

Máxima efectividad

Los números del delantero con la camiseta pimentonera hablan por sí solos. En 23 partidos con el Murcia ha logrado 13 tantos, lo que marca un promedio de 0,7 goles por partido, una cifra que está a la altura de los grandes goleadores. Además, el ariete nunca ha pasado una época de sequía de cara al marco contrario porque hasta en la pretemporada fue el máximo realizador del equipo del andaluz Manolo Sanlúcar con otras 6 dianas.

Los goles en el fútbol son amores y la afición del Real Murcia ha encontrado en Víctor Curto a su nuevo ídolo. La dupla que formó durante la segunda vuelta de la temporada anterior con Sergio Guardiola tardará en olvidarse en la Nueva Condomina, pero sin su compañero de faena, el delantero de Tortosa sigue encandilando a sus seguidores con goles.

A sus 35 años, se enfrenta al último gran reto de su carrera y lo quiere lograr en la Nueva Condomina

Su acierto ante la meta rival ha convertido al ariete en la referencia del Real Murcia actual para la afición. El miércoles en la primera eliminatoria de la Copa del Rey el estadio murcianista coreó su nombre cuando fue sustituido y una atronadora ovación despidió sus últimos pasos sobre el césped. Los aficionados ven en Curto al estandarte que puede marcar el camino del ascenso durante la presente temporada.

Esfuerzo y trabajo

No son los goles el único aporte que realiza Curto cuando se enfunda la camiseta del Real Murcia. Su actitud y entrega durante cada partido que juega son indiscutibles. Desde que aterrizó en la Nueva Condomina ha peleado por lograr el objetivo del ascenso y los tantos que ha conseguido son únicamente la recompensa al esfuerzo y trabajo que el delantero realiza en cada partido. La garra de Curto y su dedicación son también rasgos necesarios de los que se puede aprovechar el equipo de Sanlúcar para lograr sus objetivos esta temporada.

Curto ha repetido en numerosas ocasiones que el único objetivo que tiene y por el se decantó por fichar por el Murcia es el ascenso a Segunda División, una categoría que no le resulta extraña, ya que el delantero ha disputado 62 encuentros en la división de plata durante los años que estuvo jugando en Gerona, Albacete y Jaén. Tanto él como David Sánchez reiteran que el vestuario tiene claro que el ascenso es la única meta posible para la presente temporada. Curto puede tener ante sí el último gran reto de su carrera y lo quiere alcanzar en Murcia ascendiendo de categoría.

Tiene claro que el ascenso a Segunda División es la única meta posible en la presente temporada

Son 35 los años que tiene Víctor Curto. El punta atesora un estado físico envidiable y por eso la velocidad y el desborde en los últimos metros siguen siendo sus principales rasgos de identidad. La edad del delantero hacen que esté acostumbrado a vivir toda suerte de situaciones en el fútbol. Por eso, su voz es una de las más autorizadas del vestuario murcianista.

Después del empate en Huelva no se escondió y salió a la palestra para defender el trabajo de los suyos. Tampoco se mostró ajeno a la crítica y reconoció que la imagen mostrada por el Murcia en el estreno liguero ante el Écija distaba mucho de la que debe ofrecer un equipo que parte con la misión de ser primero.

Más

Fotos

Vídeos