Fútbol | Segunda B

El Murcia vuelve a ser el mismo tras el parón navideño

Elady celebra junto con sus compañeros el primer gol del partido./Agencia LOF
Elady celebra junto con sus compañeros el primer gol del partido. / Agencia LOF

El equipo grana, que pudo decidir el choque en la primera parte, sufrió al final y se agarró a Biel Ribas y Juanra para ganar en Écija

J. OTÓN

El empate que cosechaba el Murcia cuando se cumplía el minuto noventa del duelo ante el Écija sabía a poco a los granas. Era como una derrota. Sobre todo tras el arranque espumoso y chispeante del equipo grana, que solo se transformó en un gol a favor tras varias ocasiones claras que no acabaron en la red. Los de Salmerón, que se fueron de vacaciones a tres puntos del 'playoff', necesitaban seguir pegados a la parte alta y no dejar de mirar de reojo a un liderato al que se agarró con fuerza el Cartagena por la mañana en Huelva.

1 Écija Balompié

Fermín, Carmona, Adri Crespo (Manu Reina, min. 65), Núñez, Luis Martínez, Marrufo, Ezequiel (Canillas, min. 80), Jonathan, Juan Delgado (Álex Escardó, min. 70), David Castro y Moyita.

2 Real Murcia

Real Murcia: Biel Ribas, Juanra, Pedro Orfila, David Mateos, Forniés, David Sánchez (Abel Molinero, min. 84), Armando, Fran Carnicer (Salva Chamorro, min. 62), Santi Jara (Jordan Domínguez, min, 72), Elady y Pedro Martín.

Goles:
1-0, min. 4 Elady. 1-1, min. 78, David Castro. 1-2, min. 1-2, min. 91, Juanra.
Árbitro:
Del Río Lozano, colegio extremeño. Mostró tarjeta amarilla a Jonathan, David Mateos, Juanra, Forniés, Ezequiel, Luis Martínez. Expulsó con roja directa a Moyita.
Incidencias:
Municipal San Pablo de Écija, 1.200 aficionados, medio centenar de ellos llegados desde Murcia.
El palco:
Mauricio García de la Vega, nuevo gestor del Real Murcia, presenció en directo el choque, al igual que Pedro Gómez, nuevo director deportivo. Los actuales consejeros Miguel Martínez y Gabriel Torregrosa también se desplazaron a Écija.

Por eso los murcianos salieron a por todas. Pero la falta de pegada invitó al Écija a empatar un duelo que acabó con explosión de alegría tras el gol de Juanra en el descuento y que hizo justicia con un Murcia que fue mejor y que con la llegada de Mauricio del Vega tiene la oportunidad de mejorar y tapar las grietas de su plantilla. Aunque deberá conservar la fe y casta que este domingo dejó entrever en San Pablo durante los últimos minutos para acabar cumpliendo un objetivo que es irrenunciable.

El Real Murcia saltó en tromba al maltrecho terreno de juego del Municipal de San Pablo. Pero, a las primeras de cambio, el equipo grana hizo efectiva su superioridad inicial tras una gran jugada de Santi Jara que acabó en los pies de un Elady que fusiló a Fermín, el portero local. No se lo pensó el jienense, que recuperó su olfato goleador tras varias semanas sin puntería. Fue solo la punta del iceberg porque el equipo de Salmerón tuvo oportunidades suficientes para haber sentenciado el partido de los primeros minutos.

Elady, justo después del gol, se aprovechó de una cesión defectuosa con la cabeza de Núñez hacia su portero que no acabó en gol por poco. En la jugada siguiente Fran Carnicer mandó un balón al palo, aunque el árbitro anuló la acción. El Murcia era un equipo volcánico, que coleccionaba ocasiones claras. En pleno festival grana, Elady firmó otra gran jugada individual en la que cedió el balón a Pedro Martín, que este domingo sustituía a Chamorro y que no acertó con la portería. El equipo de Salmerón era vertical, sometía a una gran presión a los defensas astigitanos, que estaba completamente sobrepasados por los granas.

Los granas se sentían cómodos, se habían adaptado bien al maltrecho terreno de juego y le encontraban la espalda a su rival con facilidad. Elady, tras una gran carrera, no tuvo oxígeno suficiente para rematar con precisión ante el portero local. Igual que Santi Jara, que a la media vuelta disparo a la base del palo de la portería local. Hasta que al club grana, en el tramo final de la primera parte, se le fueron agotando las fuerzas. En un despiste de Juanra, cedió el balón a Ribas, que atrapó con la mano. El libre indirecto, peligroso, pegó en el propio Juanra. La mala suerte se ensañó con el Murcia tras una mano involuntaria de Pedro Martín, dentro del área, que se convirtió en un penalti en contra para el Murcia. Pero Juan Delgado, el encargado del lanzamiento, se encontró con la sombra de Biel Ribas, que desbarató la ocasión con la rodilla y se apuntó el cuarto penalti parado esta temporada, otra vez en un momento trascendental de un partido.

Un despiste

En la segunda mitad, el equipo grana estuvo más apagado que al principio. El Écija, que no se pareció en nada al que ganó en la Nueva Condomina en la primera vuelta, dio un paso hacia adelante, aunque sin crear peligro que pusiera nervioso a Biel Ribas. El Murcia encontró espacios a la espalda de la defensa local y Santi Jara comenzó a aparecer. A los veinte minutos, el extremo grana se probó con un disparo lejano. Pero el equipo de Salmerón, que se creía superior, comenzó a jugar con fuego por el resultado tan corto. Hasta que a la media hora de la segunda parte un saque de esquina del Écija acabó con un balón muerto en la frontal del área grana que David Castro, con un disparo colocado a la base del palo convirtió en el empate, a poco más de un cuarto de hora del final de un partido que parecía estar en el bolsillo del Murcia.

De repente el equipo grana comenzó a tener prisa y Salmerón puso toda la carne en el asador. Incluso, a diez minutos del final, Moyita fue expulsado por agredir a Pedro Martín y el colegiado mostró la cartulina roja al delantero astigitano, que dejó a su equipo en inferioridad. El técnico almeriense tiró hasta de Molinero, que ya solucionó el partido ante el Linense que puso punto y final a la primera vuelta y que este domingo vovió a ser clave. Sobre todo porque en el tiempo de descuento sacó una falta lateral envenenada que acabó con un balón muerto que Juanra remató a la red. El defensa grana, un jugador fiable, se convirtió, junto a Ribas, en el héroe de un partido que permite a su equipo seguir pegado a los cuatro de arriba y soñar, en el inicio de la 'era García de la Vega' con el 'playoff' y también con el ascenso a Segunda.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos