'Playoff' de ascenso a Segunda

El Real Murcia dice adiós al 'playoff' tras caer en Elche

Los jugadores del Real Murcia se lamentan al término del partido./Vicente Vicéns / AGM
Los jugadores del Real Murcia se lamentan al término del partido. / Vicente Vicéns / AGM

Los granas, que nunca fueron por delante en la eliminatoria, sucumben ante el conjunto de Pacheta, mejor tanto en la ida como en la vuelta

José Otón
JOSÉ OTÓNElche

El Real Murcia puso en Elche punto y final a una temporada cargada de sobresaltos, en el césped y en los despachos. El equipo grana, que partió el pasado mes de agosto como uno de los cuatro grandes favoritos para el ascenso a Segunda, se queda fuera del 'playoff' en la primera curva. Y eso que Deseado Flores, el primero que hizo de director deportivo, tiró de talonario en verano y de contratos fuera de mercado para, precisamente, evitar un descalabro como el de este sábado. Pero la fórmula de la billetera infinita tampoco funcionó.

3 Elche CF

José Juan, Tekio, Gonzalo Verdú, Neyder, manu, Manuel Sánchez, Provencio, Javi Flores, Iván Sánchez (Josan, min. 52), Collantes (Benja, min. 64) y Sory Kaba (Nino, min. 75).

2 Real Murcia

Biel Ribas, Pedro Orfila, Charlie Dean, Molo, Forniés, Armando, David Mateos (Fran Carnicer, min. 63), Pallardó (Carlos Martínez, min. 52), Elady (Pedro Martín, min. 63), Santi Jara y Chrisantus.

Goles:
1-0, min. 13, Iván Sánchez. 2-0, min. 25, Sory Kaba. 2-1, min. 38, Elady, de penalti. 3-1, min. 55, Manuel Sánchez, de penalti. 3-2, min. 78, Chrisantus.
Árbitro:
Rubén Ávalos Barrera (Comité Catalán). Mostró tarjetas amarillas a Manu, Gonzalo Verdú, Manuel Sánchez, Elady, Fran Carnicer, Forniés y Nino.
Incidencias:
Partido de vuelta de la primera eliminatoria de 'playoff' de ascenso a Segunda disputada en el estadio Martínez Valero. Terreno de juego en perfectas condiciones.
El público:
15.939 espectadores, más de 3.000 de ellos seguidores murcianistas llegado tanto en vehículos particulares como en los 20 autobuses fletados por las peñas del Real Murcia.
El dato:
El Real Murcia de Salmerón solo ha recibido tres goles desde la llegada del almeriense al banquillo, en su estreno frente al San Fernando y en el 'playoff' ante el Elche.

El Murcia volvió a caer a las primeras de cambio, como en tres de los cuatro últimos años, convirtiendo el descalabro en el 'playoff' en una norma. Ahora cae ante un Elche que también apostó fuertemente por el ascenso de categoría y que seguirá soñando al menos dos semanas más con él. Caer ante un equipo del potencial del conjunto franjiverde quizás no sea lo que más se le puede reprochar a Salmerón y a sus jugadores, y sí que el equipo grana haya dejado escapar en los últimos meses la posibilidad de ser primero o segundo al final de la liga regular y no tener que transitar de forma obligatoria por el camino más complicado para volver a Segunda. Ése ha sido el principal error: el conformismo de un club que antes era campeón.

Perder en una eliminatoria a doble partido con el Elche es más perdonable que perder en la Nueva Condomina contra el Écija, Betis Deportivo, Córdoba B y Melilla, entre otros, además de empatar contra rivales como el Jumilla o el Lorca Deportiva, metidos en la zona baja. Ése fue el verdadero pecado de un equipo y cuerpo técnico que se empeñaron, como si fuera una coletilla interminable, en minimizar y quitarle hierro a la estadística y la probabilidad, al hecho de que de los últimos 36 equipos que subieron a Segunda en los últimos nueve años solo tres lo hicieron acabando la Liga como segundo, un dato que no parece fruto de la casualidad.

Y el culpable no es Salmerón. Porque el entrenador almeriense dio lo que tiene y fue fiel a sí mismo. Salmerón ha sido Salmerón, con sus defectos y con sus virtudes. Con sus planteamientos y sus tácticas, que llevaron al Murcia de estar en la zona baja a meterse entre los cuatro primeros, aunque la pizarra del técnico grana no dio para acabar primero en la liga regular. No supo jugar la eliminatoria contra un Pacheta más valiente. Su libreta no le dio para doblegar al Elche, alineando a un once cargado de novedades en relación a la trayectoria de la temporada. Como la presencia de inicio de Pallardó, casi inédito desde que llegó y que estrenó titularidad en el Martínez Valero. O la ausencia de Carlos Martínez, uno de los futbolistas granas más en forma en las últimas semanas. Incluso sin Juanma, también titular hasta este sábado.

Más

El Real Murcia ya está de vacaciones y el fútbol va tan rápido que el club grana ahora tiene otro 'match ball' en los despachos, donde de verdad quedará demostrado si todos los grandes planes que tienen los Gálvez para el Real Murcia son reales o solo fruto de su imaginación, solo palabras que se las lleva el viento. Si de verdad quieren salvar al Real Murcia, solo tienen que demostrar el potencial económico del que hicieron gala cuando aterrizaron en la Nueva Condomina el 11 de abril, pagar las deudas más urgentes y preparar un equipo potente para la próxima temporada, con lo mejor de la plantilla de este año y otros jugadores expertos en Segunda B. Porque el murcianismo está dolido, roto de dolor un año más, pero demostró que de golpes más duros se levanta y que la próxima campaña volverá a sentir el color grana.

Siempre por detrás

El partido arrancó de la peor forma posible. Aunque el equipo grana atacó de inicio, no lo hizo con claridad. Solo algunos acercamientos de Armando y Santi Jara, y la presión ejercida por ambos y Pallardó, pusieron en peligro a la defensa del Elche. Pero con el paso de los minutos el conjunto de Pacheta fue ganado peso en el partido. Hasta que Iván Sánchez, tras una pifia de Biel Ribas y Forniés, abrió el marcador. El Murcia quedó aturdido y solo respondió con un disparo lejano de Armando. Hasta que llegó el cabezazo de Mateos, que sacó con el puño José Juan.

El equipo grana tenía pulso, pero tras una caída de Chrisantus en el área ilicitana llegó el contragolpe mortal del Elche tras un error garrafal de Mateos, que abrió la puerta a una gran jugada por la banda izquierda de Javi Flores que encontró a Sory Kaba. El '9' del Elche, de cabeza, sacó los colores a Charlie Dean. Después del 2-0 también rondó la puerta grana el 3-0, pero Kaba, Flores y Collantes se gustaban demasiado. Hasta que, en el tramo final de la primera parte y tras un saque de esquina botado por Santi Jara, llegó la mano de Manuel Sánchez dentro del área local. El penalti lo transformó Elady y encendió la llama del optimismo grana para la segunda mitad.

Ambos entrenadores comenzaron a mover ficha después de la reanudación. Salmerón, porque estaba obligado a meter más dinamita dando entrada a Carlos Martínez por Pallardó, mientras que Pacheta apostó por Josan para matar la eliminatoria por la vía rápida. Y a la jugada siguiente, antes de que los dos cambios surtieran efecto en los dos equipos, llegó un penalti de Molo sobre Provencio más que claro. El central grana, solo ante dos atacantes del Elche, hizo una falta clamorosa. Manuel Sánchez se repuso de su fallo en el gol grana batiendo a Biel Ribas. El Elche se dedicó a aguantar la ventaja ante un rival que buscó seguir prolongando el sueño, aunque más con el corazón que con la cabeza. El gol de Chrisantus dio casi por cerrado un partido y una eliminatoria en la que siempre fue por detrás y en la que estuvo muy lejos de ganar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos