Mejoría insuficiente del Real Murcia

Salmerón se lleva las manos a la cabeza en su debut como técnico grana./Agencia LOF
Salmerón se lleva las manos a la cabeza en su debut como técnico grana. / Agencia LOF

Los grana caen en el estreno de Salmerón, en un choque en el que se vieron lastrados por los errores defensivos y en el que solo despertaron en la segunda mitad

LA VERDAD

El nuevo Murcia de Salmerón cometió este domingo en San Fernando los mismos errores en defensa que comete desde que arrancó la temporada. Pero al menos, en la segunda parte y como lectura positiva, demostró que está vivo y que tiene casta y coraje para salir del fondo de la tabla y acercarse a los puestos de arriba. Este domingo perdió, pero en un choque cargado de errores defensivos, al menos estuvo cerca de la victoria en el tramo final. El nuevo técnico grana tiene trabajo por delante para convertir al Murcia en un candidato al ascenso a Segunda.

3 San Fernando

Toni Doblas, Nano Cavilla, Gabi Ramos, Zamora, Lolo Guerrero, Theo, Pedro Ríos, Bruno Herrero, Chris (Casares, min. 70), Carri y Óscar Martín.

2 Real Murcia

Biel Ribas, Pedro Orfila, Álex Ortiz, David Mateos (Abel Molinero, min. 58), Forniés, David Sánchez, Armando, Fernando Llorente (Juanma Bravo, min. 72), Elady (Jordan, min. 87), Santi Jara y Chamorro.

Goles:
1-0, min. 17, Chris. 2-0, min. 43, Carri. 2-1, min. 74, Elady. 2-2, min. 79, Salva Chamorro, de penalti. 3-2, min. 86, Gabi Ramos.
Árbitro:
Antonio Sánchez Sánchez, colegio extremeño. Mostró tarjeta amarilla a David Mateos, Fernando Llorente y Juanma Bravo.
El dato:
Por primera vez en lo que va de temporada, el equipo grana vistió con su tercera equipación, inédita en su historia, formada por camiseta gris y pantalón y calcetas moradas.

El equipo grana controló el choque desde el primer momento, sobre todo en los diez primeros minutos. Eso sí, el nuevo Murcia de Salmerón no tiró entre los tres palos, aunque, por contra, Biel Ribas tampoco tuvo que emplearse en ninguna acción. La táctica ofensiva de los murcianos residía en buscar balones largos hacia Chamorro, que tenía la misión de imponer su físico ante la defensa gaditana. El partido fue plácido para ambos equipos hasta que Elady se probó con un disparo lejano que obligó a Toni Doblas a atajar un balón que fue centrado. Lo peor llegó solo dos minutos más tarde, cuando un saque de esquina a favor del Murcia se transformó en un contragolpe del San Fernando que Chris aprovechó para marcar el primer gol del partido, con un disparo duro y raso que batió a Ribas.

El nuevo técnico grana se desperaba en la banda y no era capaz de hacer despertar a su equipo. Chamorro estaba perdido y con el juego directo no le bastaba a los murcianos para intimidar a un San Fernando que se acercó varias veces al 2-0. La defensa del Murcia era muy blanda y Óscar Martínez, hasta en tres ocasiones, puede aumentar la ventaja local. El equipo grana no reaccionó y necesitaba que su centro del campo, transparente, apareciera en el choque. Pero el horizonte se nubló aún más ante su impotencia y la energía que demostró su adversario, que buscó el segundo con insistencia. La defensa grana siguió mostrando su endeblez, y a pesar de que el Murcia gozó de su primera oportunidad en una jugada de Elady y Llorente, lo que llegó fue el segundo gol del San Fernando. Chris, que volvió loca a la defensa grana durante toda la primera mitad, estrelló un balón en el larguero ante la salidad de Ribas, mientras que Carri se encargó de remachar a la red ante la pasividad de la defensa grana. Un Murcia desdibujado estuvo a expensas de un San Fernando que si ganaba el choque saldría del descenso.

Carácter y amor propio

En la segunda mitad el Murcia dio un paso adelante, aunque no parecía suficiente. De hecho, pisó más el campo rival que el suyo propio, pero sin crear jugadas de peligro. Chamorro dejaba ver sus carencias a la hora de sustituir a Curto y Pedro Martín, pero lo intentaba a base de casta. Salmerón metió en el campo a Molinero por Mateos, un extremo ofensivo a cambio de un central. Y el equipo grana, con un fútbol espeso y gris, al menos, se metió en el partido gracias a una jugada colectiva en la que Santi Jara asistió a Elady para que el jienense batiera a Doblas con un disparo cruzado. El Murcia, a falta de fútbol, tiraba de casta y agallas en busca del empate. Y en el tramo final el equipo de Salmerón puso nervioso al San Fernando, lo arrinconó y comenzó a embestir con más fuerza. A diez minutos del final, un gran movimiento dentro del área de Salva Chamorro lo paró Toni Doblas derribando al delantero grana. El penalti lo transformó el propio Chamorro, que conseguía espantar todos sus miedos y sus complejos. El Murcia, desatado, siguió buscando una victoria que tuvo en la mano Molinero, aunque lo que llegó fue el zarpazo de Gabi Ramos, que cuando más merecía la victoria el Murcia consiguió un 3-2 que sabe a poco en el estreno de Salmerón.

Más

Fotos

Vídeos