Festival de goles para espantar los fantasmas

Víctor Curto celebrando uno de los tantos del equipo grana.
Víctor Curto celebrando uno de los tantos del equipo grana. / Nacho García / AGM

El Murcia remontó el gol inicial de El Ejido en un choque cargado de ocasiones en el que la fragilidad atrás fue el único lunar para los de Sanlúcar

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El Murcia saltó al terreno de juego de la Nueva Condomina presionado por su mal arranque liguero y sabiendo que dos de sus principales contrincantes habían ganado sus partidos y habían puesto tierra de por medio, de forma provisional, con los granas. El UCAM, que tumbó al Jumilla y acumula un pleno de tres victorias en tres jornadas, se distanció en ocho puntos de los granas al acabar su partido, mientras que el Cartagena, que también ganó al Melilla, se colocaba seis por encima de su eterno rival. Pero el verdadero examen consistía, más allá de mirar de reojo a la competencia, en saber si el equipo millonario construido por Deseado Flores comenzaba a carburar o no, más allá de la victoria del pasado miércoles en Copa contra el Cacereño, de Tercera.

4 Real Murcia

Biel Ribas, Fede Vega, Pedro Orfila, Álex Ortiz, David Forniés, Armando, David Sánchez, Molinero (Xiscu, min. 48), Santi Jara, Víctor Curto (Fran Carnicer, min. 63) y Pedro Martín (Salva Chamorro, min. 76).

1 El Ejido 2012

Gianfranco Gazzaniga, Emilio Cubo (Alfonso, min. 24), Arregui, David Fernández, Javi Hernández, Gabri Cortés, Rodri, Echu, Velasco, Carralero (Kevin, min. 68) y Hakim (Pedro, min. 68).

Goles:
0-1, min. 12, Velasco. 1-1, min. 22, Víctor Curto. 2-1, min. 29, Pedro Martín. 3-1, min. 83, Xiscu. 4-1, min. 89, Pedro Orfila.
Árbitro:
Daniel Yuste Querol (Colegio Valenciano). Mostró tarjeta amarilla a Fede Vega, Gabri Cortés, Pedro Martín y Forniés.
incidencias:
Tercera jornada de Liga del Campeonato Nacional de Segunda B, grupo IV. Césped en buenas condiciones, a pesar de la sobrecarga de partidos.
El Público:
6.692 espectadores en la Nueva Condomina. Cerca de 100 llegados desde El Ejido
El dato:
El Real Murcia, después de enfrentarse a El Ejido, volverá a jugar el próximo miércoles en la Nueva Condomina frente al Racing de Ferrol (21.30 horas), su tercer partido consecutivo como local en solo ocho días.

Y el equipo grana aprobó el examen con notable alto ya que, aunque creó innumerables ocasiones de gol, le dejó demasiadas opciones a un El Ejido que aspira a acabar la temporada en mitad de la tabla, que se puso por delante en el marcador en su primer acercamiento al área grana y que tuvo opciones de empatar hasta el minuto 83 de partido. El Murcia es un equipo con un gigante caudal ofensivo, que ayer pudo conseguir una goleada histórica por las innumerables ocasiones que desperdició, pero que dejó algunas dudas en defensa. De hecho, los de Sanlúcar encajaron algún gol en los cuatro partidos disputados hasta el momento y, si consiguen taponar esta vía de agua, será uno de los grandes candidatos al ascenso.

Además, Sanlúcar parece haber encontrado el sistema ideal para su Murcia. Después de jugar en la Copa ante el Cacereño con un sistema con dos delanteros, este domingo apostó por la misma idea en Liga, con Víctor Curto y Pedro Martín arriba. Además de apostar por un 4-4-2, el técnico gaditano volvió a incluir en el once inicial a David Sánchez junto a Armando, mientras que en las bandas salieron de inicio Molinero y Santi Jara. Y el experimento funcionó, a pesar de dejar jugadores importantes como Llorente y Fran Carnicer en el banquillo.

El Murcia arrancó a toda velocidad y en apenas dos minutos creó dos ocasiones claras de gol. La primera, un disparo potente pero muy centrado de Armando, mientras que la segunda llegó tras un jugada por la banda de Santi Jara que Víctor Curto, cerca del área pequeña, remató defectuosamente y a las manos de Gazzaniga. El equipo grana salió muy animoso y, a los siete minutos, una jugada que arrancó en los pies de Armando acabó con un disparo centrado de Pedro Martín que paró el portero visitante. Los buenos minutos del Murcia acabaron con una jugada personal de Santi Jara que acabó con otra parada del portero visitante.

Pero en la primera jugada de ataque de El Ejido, Emilio Cubo le sacó los colores a la defensa grana. Cuando se disponía a entrar en el área local, Fede Vega no tuvo más remedio que derribar al defensor almeriense que ya encaraba a Biel Ribas. La falta la colocó Velasco por toda la escuadra, como la de Isco ante Italia. El Murcia, que tan buenas vibraciones había transmitido en los primeros minutos de juego, comenzó a tener dudas y a equivocarse en todas las decisiones que tomaba. Hasta que apareció el jugador más en forma del equipo grana. Un Víctor Curto que aprovechó un pase de Pedro Martín para amortiguar un balón con el pecho en la frontal del área y colocarlo con un gran remate en la escuadra que no pudo parar Gazzaniga. El gol permitió respirar al Real Murcia, y también a Sanlúcar.

Lo mejor llegó siete minutos después, cuando Pedro Martín cazó otro balón cerca de la frontal del área de El Ejido y colocó el esférico en la escuadra izquierda de la portería almeriense, la opuesta a la que eligió Curto para su gol. Los dos delanteros, con dos tantos para enmarcar. Las pulsaciones del Murcia volvieron a estabilizarse y se comenzó a gustar otra vez con su fútbol, demostrando muchos de sus jugadores la calidad que tienen en sus botas. En el tramo final de la primera parte el equipo de Sanlúcar pudo ampliar su ventaja varias veces.

Vendaval de ocasiones

Pedro Martín no encontró a Curto y decidió rematar, pecando de individualista. Dos minutos después fue Santi Jara, en el que saque de una falta, el que obligó a Gazzaniga a estrellarse contra el palo para evitar el 3-1, mientras que Forniés también dispuso de una ocasión clara antes del descanso tras avanzar muchos metros en solitario y encontrarse de nuevo con el portero visitante, el mejor del equipo de Alberto González en la Nueva Condomina. El Murcia se fue al descanso demostrando que le sobra pólvora arriba y que su problema no es el gol, aunque carece de una fiabilidad defensiva que hizo que El Ejido, en apenas un acercamiento a su área, batiera una vez a Biel Ribas.

En la segunda mitad el guión fue el mismo que en la primera parte con un Real Murcia que creaba ocasiones con mucha facilidad pero que también dejaba espacios atrás. Hakim y Carmona lo intentaron en los primeros minutos, hasta que apareció el grana Xiscu, que entró por Molinero, y que no encontró a Curto con su pase dentro del área visitante. A los diez minutos de la segunda parte llegó la ocasión de los granas con un remate de Curto que solo, dentro del área, remató de cabeza fuera. El equipo de Sanlúcar no terminaba de rematar la faena y Velasco, en una jugada similar a la que propició el 0-1, asustó a la Nueva Condomina con un disparo pegado a la base del palo. Después fue Santi Jara el que tuvo una ocasión clamorosa que estrelló en el palo cuando tenía a dos jugadores desmarcados en el punto de penalti. Fede Vega también se sumó a la fiesta de las ocasiones perdidas hasta que Xiscu sentenció el choque con un disparo seco que batió a un El Ejido volcado en ataque y que tranquilizó a la grada, que demandaba terminar un partido con buenas sensaciones, disfrutando de un equipo que sí parezca un aspirante el ascenso y que remató la faena con el cuarto gol, obra de Orfila.

Más

Fotos

Vídeos