Fútbol | Segunda B

Bronca tras otro resbalón

Un momento del partido disputado este domingo en la Nueva Condomina.

La Nueva Condomina estalla contra un equipo gris, que se queda cerca del descenso

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El Murcia ya no carbura y Sanlúcar, su entrenador, se ha quedado sin excusas. Ante el Mérida tenía una oportunidad de oro de reconducir el rumbo, de centrarse en la Liga después del confeti de la Copa, pero su imagen fue la de un equipo gris y errático que no pudo con un rival que había demostrado esta temporada sus carencias lejos de su estadio. Al final los números no engañan y, tras siete jornadas de Liga, el Murcia construido a base de talonario solo ha conseguido una victoria en siete partidos, ha sumado siete puntos de veintiuno posibles y se encuentra solo dos por encima del descenso. Ni siquiera llegar a la cuarta ronda de la Copa permite enjugar el mal sabor de boca que deja el fútbol de un equipo sin pulso, que aparte de los malos resultados transmite unas sensaciones muy negativas.

1 Real Murcia

Biel Ribas, Fede Vega, Pedro Orfila, David Mateos, Xiscu (Juanra, min. 27), Juanma, Fran Carnicer (David Sánchez, min. 58), Elady, Santi Jara, Jordan y Salva Chamorro (Víctor Curto, min. 64).

1 UD Mérida

Felipe Ramos, Iván Pérez, Santi Villa, Paco Aguza, Javi Chino, Chema (Javi Gómez, 62), Mustapha (Kiu, min. 27), Álex Bernal, Hugo Díaz, Julio de Dios y Jokim Esparza (Kike Pina, min. 73).

GOLES.
1-0, min. 37, Javi Chino, en propia puerta. 1-1, min. 83, Javi Gómez.
áRBITROS.
Bosch Domenech (Comité Valenciano). Mostró tarjeta amarilla a Chema, Iván Pérez, Santi Villa y Fede Vega.
incidencias.
Jornada 7 del Campeonato de Liga en el grupo IV de Segunda B. Terreno de juego en buenas condiciones. En los prolegómenos se guardó un minuto de silencio en memoria del padre del vicepresidente del Mérida, fallecido recientemente. Sanlúcar, sancionado, vio el choque desde la grada.

La alineación de Sanlúcar fue bastante novedosa. El entrenador gaditano mantuvo en el once titular respecto a la semana pasada a Juanma, Fran Carnicer y David Mateos, pero además introdujo a Salva Chamorro y Jordan, dos de las grandes sorpresas. Pedro Martín, con molestias físicas, se quedó fuera de la convocatoria, mientras que Curto, que tampoco llegó al cien por cien al choque, y esperó su oportunidad desde el banquillo. La ausencia más significativa fue la de David Sánchez y la de Juanra, que tras varios partidos de titular rayando a buen nivel, tuvo que ver el inicio del choque desde el banquillo. Y el Murcia, tras unos minutos iniciales en los que deambuló por el campo, se metió de lleno en el choque. Xiscu, con un disparo lejano, despertó el apetito grana. Cuatro minutos más tarde, el propio Xiscu puso un balón medido a la cabeza de Salva Chamorro que el delantero cabeceó sin convicción. Parecía que todo pintaba de color de rosa otra vez.

El partido no era brillante pero el Murcia tenía más fútbol en el centro del campo que hace siete días en Villanueva de la Serena. La presencia de Fran Carnicer y Juanma mejoró a los de Sanlúcar, a pesar de que al equipo grana le faltaba claridad para llegar al área rival con más verticalidad. Elady probó a Felipe Ramos desde lejos justo antes de que llegara el gol grana en una jugada afortunada. Jordan, que había cambiado de banda, buscó a Chamorro en el área pequeña, pero Javi Chino, en su intento de despejar, se metió el balón en su propia portería. Era el premio justo para un equipo que había empujado más que el Mérida. La primera parte acabó con un disparo lejano de Elady, uno de los mejores del Murcia este domingo.

Nafti, envalentonado

Tras el descanso la reacción del Mérida no llegó, al menos en los primeros quince minutos. El Murcia dominó otra vez, aunque sus llegadas desde la banda no acabaron en ocasiones de gol. Hasta que llegó la mejor ocasión grana de la segunda parte, con un centro de Elady que Chamorro remató fuera. El delantero oriolano no tuvo la suerte de cara pero al menos se dejó el alma en el césped mientras que jugó. De hecho, ante el riesgo de que el Mérida empatara el partido, Sanlúcar metió en el terreno de juego a David Sánchez y Curto. El gaditano no quería correr riesgos innecesarios. Nafti, por su parte, también se envalentonó y echó toda la carne en el asador metiendo a Javi Gómez junto a Hugo Díaz, curiosamente la misma pareja de delanteros que hace tres años marcaba goles en el UCAM. El exjugador grana consiguió su cometido ya que el balón comenzó a rondar la portería de Biel Ribas. El Murcia tomaba oxígeno tras varios contragolpes, como el que acabó Víctor Curto con un disparo centrado, o en el que Santi Jara se lió con el balón en los pies y desaprovechó una ocasión manifiesta de gol.

El dato

El Murcia solo ha ganado un partido de Liga en siete jornadas y se encuentra a dos puntos de los puestos de descenso a Tercera.

El Murcia jugó tanto con fuego que al final se acabó quemando en el peor momento, a siete minutos del final y cuando ya no tenía tiempo de reaccionar. Javi Gómez, en una falta lateral, cazó el balón y de un certero cabezazo batió a Biel Ribas. Estaba solo en un nuevo fallo mayúsculo de la defensa grana. La pitada fue monumental y dirigida contra el palco, en el que Deseado Flores no daba crédito. Incluso pudo ser peor ya que el propio Ribas sacó con una brillante intervención el que pudo ser el 1-2. El partido iba a peor para un Murcia que se mostró cada vez más nervioso. El equipo grana malgastó el último cartucho con una falta muy centrada de Víctor Curto que pegó en un defensor. Una ocasión con la que murió un encuentro que confirma que el Murcia necesita un cambio urgente

Fotos

Vídeos