Fútbol | Segunda B

Un zarpazo de Santi Jara acerca al Murcia al ‘playoff’ (1-0)

Jara celebra el tanto que a la postre dio la victoria a los grana. / N. García / AGM

En un choque sin brillo pero con el equipo grana tirando de efectividad, los de Salmerón se acercan a los puestos altos de la tabla

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Habrá aficionados del Murcia que piensen que con Salmerón se aburren, que los partidos del conjunto grana ya no son una acumulación de jugadas ofensivas, aunque seguro que al mismo tiempo pondrán en el otro lado de la balanza la gran mejoría que su equipo ha sufrido tras su llegada. El Murcia ha pasado de ser un equipo fértil en ataque y altamente desorganizado en el resto de parcelas del campo a ser un cuadro bien armado, casi inexpugnable atrás y con la pólvora justa para ir ganando la mayoría de los partidos que ha disputado. Los números avalan a Salmerón, que llegó al Murcia como un segundo plato y que ha demostrado que es el entrenador perfecto para comandar un grupo de jugadores que iban a la deriva y que ahora han encontrado un capitán, que de los últimos 18 puntos en juego ha sumado 15. La de Salmerón no es la fórmula más brillante, pero sí la más efectiva, la que ha convertido el miedo de la afición grana en esperanza para el futuro.

1 Real Murcia

Biel Ribas, Fede Vega, Pedro Orfila, Álex Ortiz, Forniés, Armando, Fran Carnicer (Pedro Martín, min. 63), Jordan Domínguez (Juanma Bravo, min. 79), Santi Jara, Fernando Llorente (David Sánchez, min. 50) y Salva Chamorro.

0 Badajoz

Néstor, Chechu, Herrera, Manu Torres, Javi Muñoz, Rey, Flores (Álvaro Romero, min. 57), Sergio (José Ángel, min. 75), Juanma (Eloy Jiménez, min. 68), Álex Rubio y Ruano.

Goles
1-0, min. 29, Santi Jara.
Árbitro
Víctor Rives Leal (Comité valenciano). Mostró tarjeta amarilla a Fran Carnicer, Herrera, Santi Jara, Álvaro Romero, Fede Vega y Pedro Martín.
Incidencias
Jornada 16 del Campeonato Nacional de Liga en el grupo IV de Segunda B. Estadio Nueva Condomina, terreno de juego en malas condiciones.
Público
5.084 espectadores en la Nueva Condomina. Raúl Moro, que aseguró esta semana en su perfil de Twitter que acompañaría ayer al equipo de la sección de baloncesto es su viaje a Plasencia, cambió de opinión y estuvo presente en el palco de la Nueva Condomina.
El dato
El Real Murcia suma doce jornadas consecutivas haciendo, al menos, un gol por partido. El equipo grana, con el resultado de ayer, duerme por primera vez en puesto de ‘playoff’.

Y tras el buen sabor de boca que dejó el partido de hace una semana en Almendralejo, arrancó con buenos destellos de Fran Carnicer la batalla ante el Badajoz. El jugador que más argumentos tiene para convertir el juego del equipo grana en más atractivo para el espectador. El jienense se mostró también combativo a la vez que revolucionado, aunque dejó dos o tres detalles técnicos dignos de un jugador de superior categoría. La intención de Salmerón, alineando a cuatro centrocampistas de inicio, era tener más el balón. Por eso puso al propio Carnicer junto a Armando, Llorente y Jordan. El dominio inicial propició una buena ocasión de Chamorro, que se fabricó una oportunidad tras robar el balón a Muñoz y plantarse cara a cara con el portero local, aunque en una posición muy escorada. La grada aplaudió el gesto y demostró que está dispuesta a arropar al delantero oriolano. El gol del Cartagonova y sus últimas buenas actuaciones han reactivado a un futbolista que estaba en un segundo plano y que no tenía sitio.

Pero el Badajoz tenía su propio plan, no quería ser una comparsa, y a partir del minuto diez comenzó a tejer una tela de araña en la que se enmarañó el Murcia, que había sido un equipo voluntarioso al inicio. En un ataque visitante, Juanma cayó en el área grana tras la embestida torpe de Armando. En los siguientes minutos el equipo blanquinegro se probó con un disparo lejano y Álex Rubio le hizo dos caños consecutivos a Armando, muy desubicado, eclipsado por Fran Carnicer, más creativo. Pero cuando parecía que el Badajoz se había hecho con el dominio, comenzó a aparecer Santi Jara por la banda derecha, el propio Carnicer con un disparo lejano y pases horizontales desatascadores, y el propio Chamorro, que además de cabecear un balón fuera ayudó en tareas defensivas.

Y con el Murcia más activo y despierto llegó el robo de balón de Jordan en la banda derecha y su centro al corazón del área, lugar en el que apareció Santi Jara para rematar a la red el primer gol del partido. En los minutos posteriores el choque entró en una fase gris en la que Fran Carnicer estuvo a punto de irse a la calle por entrar con dureza y por detrás a un rival. El equipo grana había levantado el pie del acelerador y parecía conformarse con el 1-0, una conducta peligrosa ante un Badajoz que no se rendía y que estuvo cerca de empatar con un disparo desde la frontal que sacó Biel Ribas con una mano prodigiosa. Los de Juanma Marrero volvieron a amenazar a los murcianos con un disparo de Álex Rubio que se fue a saque de esquina. Juanma disfrutó de un balón muerto en el área grana que no fue a parar a la red porque pegó en un defensa local. Aparecieron los primeros pitos en la Nueva Condomina para un equipo que pedía a gritos el descanso. De hecho, fue el tramo en el que el Badajoz estuvo más cerca del empate.

Reorganización en la pizarra grana

A los cinco minutos del segundo tiempo Salmerón hizo el primer movimiento. Sentó a Fernando Llorente, que había pasado desapercibido en la primera parte, y dio entrada a David Sánchez para intentar sacar partido de las jugadas de estrategia. Pero el entrenador almeriense no consiguió reactivar a su equipo y el partido seguía en punto muerto, peligroso para un Murcia que no terminaba de rematar la faena. Chamorro, queeste sábado se mostró con confianza y muy participativo, dio una lección de cómo puede ayudar un delantero a su equipo jugando de espaldas. También generó una buena oportunidad dándose la media vuelta dentro del área. Pero el Badajoz, que sabía que el partido no estaba cerrado, tenía menos fuerza que en la primera parte, pero le dio para disfrutar de otra ocasión de Rubio.

En una intentona por asegurar la victoria, Salmerón metió a Pedro Martín en el terreno de juego, aunque situó al delantero malagueño pegado a la banda en puesto de Fran Carnicer, que se fue al vestuario con tarjeta. Nada de correr riesgos innecesarios. Con el paso de los minutos el miedo a perder se fue abriendo hueco entre los aficionados granas, mientras que lo corto del marcador alimentó las expectativas de un Badajoz que veía igual de cerca el empate que el 2-0. El Murcia apostó por intentar tener el balón sin renunciar a llegar arriba. Como en un contragolpe, a quince minutos del final, en el que participaron Santi Jara, Fede Vega y Salva Chamorro, que no pudo rematar porque un defensor del Badajoz se adelantó. El Murcia enseñó los dientes cada vez que recuperó un balón en el centro del campo y comenzó a amedrentar a un Badajoz que se fue diluyendo.

El último tramo del choque mantuvo a los seguidores granas con el corazón en un puño, sufriendo con las jugadas en las que el Badajoz se acercó a la portería grana y disfrutando con las carreras que se pegaron en los últimos minutos futbolistas como Forniés, Pedro Martín, Fede Vega y Chamorro, que buscaron el segundo gol hasta el final. Además, en los últimos minutos, el Murcia tiró de oficio y perdió el tiempo suficiente para que el Badajoz, que dejó entrever que es un equipo valiente, ni siquiera disfrutara de una gran ocasión final que hiciera peligrar una victoria que mete al Murcia, provisionalmente, en el 'playoff' y que demuestra que la formula de Salmerón, con la que llevó al UCAM a Segunda, también vale para este Murcia que ya no es el de Sanlúcar.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos