Fútbol | Segunda B

Traspié del Murcia en un partido gris (0-1)

Elady golpea el balón ante la presión de un rival./Javi Carrión / AGM
Elady golpea el balón ante la presión de un rival. / Javi Carrión / AGM

El Melilla pone en evidencia al equipo de Salmerón, que da un paso atrás en su lucha por el playoff

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

La primera parte del choque entre el Murcia y el Melilla fue aburrida. A los dos equipos les costó fabricar fútbol y llegar a la meta contraria con peligro. Salmerón alineó un once con novedades con respecto al de la semana pasada. Para empezar, puso desde el principio a Molo y a Carlos Martínez, los dos fichajes del equipo grana en el mercado invernal. Además, le dio un vuelco al centro del campo dando entrada a David Sánchez y David Mateos en detrimento de Juanma Bravo y Armando, que arrancaron el choque desde el banquillo. Fede Vega también fue suplente, mientras que Juanra volvió al lateral derecho tras la vuelta al once de Forniés.

0 Real Murcia

Biel Ribas, Juanra (Fede Vega, min. 69), Pedro Orfila, Molo, Forniés, David Sánchez (Salva Chamorro, min. 61), David Mateos, Fran Carnicer (Renato, min. 76), Carlos Martínez, Elady y Pedro Martín.

1 UD Melilla

Tanis, Ibarbia, Jilmar, Odei, Mahanan, Lolo Garrido, Zelu, Juanma Espinosa, Yacine (Nacho Aznar, min. 75), Boateng (Nando, min. 62) y Pedro Vázquez (Sandro, min. 84).

Gol:
0-1, min. 56, Boateng.
Árbitro:
Iván González González (Comité Balear). Mostró tarjetas amarillas a David Forniés y Salva Chamorro, del Murcia, y a Boateng, Ibarbia, Nando y Zelu, del Melilla.
Incidencias:
Jornada 23 del Campeonato Nacional de Liga en el grupo IV de Segunda B. La Nueva Condomina presentó un césped en buenas condiciones, pese a las lluvias, tras los cuidados de la empresa Royal Verd.
El Público:
4.514 espectadores. Presidió el encuentro Mauricio García de la Vega. Raúl Moro, el propietario, estuvo en su palco privado.

El partido arrancó con un remate de cabeza de Yacine. El Murcia comenzó a aparecer en ataque a partir del minuto 7 con una jugada por la banda de Carlos Martínez. Pero a los diez minutos ya era evidente que el Melilla estaba más cómodo con el balón y el Murcia esperando la pérdida de su rival. Pero las jugadas más peligrosas llegaron en tres situaciones conflictivas en las que intervino el colegiado del encuentro. Primero con un gol anulado a Zelu por fuera de juego y más tarde con dos penaltis no señalados: uno al propio Zelu cometido por Forniés y otro reclamado por Elady.

Más

Hasta que llegó la ocasión más clara para el Murcia gracias a un centro de Forniés que cabeceó Elady. El balón lo sacó en boca de gol Mahanan cuando el público ya celebraba el 1-0. Después, los granas, que habían tomado las riendas del encuentro, cometieron varios errores en la salida de balón que lastraron su juego.

Revolución fallida

Pero, en la segunda mitad, el Murcia salió más decidido a por el gol. En el primer minuto, David Mateos estrelló en el larguero un disparo lejano, mientras que tres minutos más tarde, en una triple ocasión, Pedro Martin acabó estrellando un remate franco en un defensor del Melilla. El dominó grana era total y el Murcia volvió a disfrutar de otra triple ocasión antes de que el partido cambiara definitivamente con el gol de Boateng tras un saque de esquina. Fue a los once minutos de la segunda parte y a partir de entonces el Murcia se asfixió y ya no volvió a ser el mismo. De hecho, sus ocasiones ya no volvieron a ser tan clamorosas. Ni siquiera los cambios ofensivos que hizo Salmerón arreglaron un partido que era vital para el Murcia y que le puede dejar fuera del playoff.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos