Elady hace de Curto y lidera al Murcia

Elady celebra uno de sus goles con Armando y David Sánchez./Nacho García / AGM
Elady celebra uno de sus goles con Armando y David Sánchez. / Nacho García / AGM

El jienense, que jugó de delantero centro, acerca a los granas al 'playoff'

JOSÉ OTÓNMURCIA

Elady es el tipo de jugador que llega al corazón de la gente, que lo tiene todo para triunfar en un club como el Real Murcia. Aterrizó hace menos de un año en el equipo grana desde el fútbol humilde, después dejarse la piel en categorías inferiores para tener una oportunidad en un club que lo convierta en futbolista profesional. Además, dentro de su sencillez, ha dejado claro que no se le caen los anillos a la hora de trabajar en el césped. Virtudes que han enamorado a los aficionados de la Nueva Condomina, que prefieren un tipo modesto y trabajador que cometa un error a una estrella que no mete el pie y que no se involucra. Mir lo tenía claro el año pasado. Elady posee todo para triunfar, pero le exigió ser más aplicado tácticamente para abrirse hueco en el once titular. Y aunque le ha costado, el jienense se ha puesto las pilas y se ha convertido en una pieza fundamental para un Real Murcia que ha dado otro paso para salir del fondo de la tabla.

2 Real Murcia

Biel Ribas, Fede Vega, Pedro Orfila, Álex Ortiz, Forniés, David Mateos, David Sánchez (Juanra, min. 78), Armando, Santi Jara, Abel Molinero (Salva Chamorro, min. 57) y Elady (Fernando Llorente, min. 67).

0 Granada B

Aarón, Eliseo (Morilla, min. 45), Marín (Héctor, min. 73), Adri Castellano, Antonio Marín, Isi, José Antonio González, Juancho, Casi, Pablo González, Casi y David Grande (Nacho, min. 64).

EL DETALLE
El de ayer fue el tercer partido de la temporada (Melilla, Marbella y Granada B) en el que el club grana acabó con la portería a cero.
Goles
1-0, minuto 16, Elady. 2-0, minuto 24, Elady.
Árbitro
Carlos Alberto Carbonell (Comité Valenciano). Mostró tarjeta amarilla a Armando, Juancho, Fede Vega, Isi y Morillo.
Incidencias
Jornada 11 del campeonato nacional de Liga en el grupo IV de Segunda B. Terreno de juego en buenas condiciones.
El público
6.081 espectadores. La grada despidió a Elady con una gran ovación cuando fue sustituido en el minuto 67 por Fernando Llorente.

Salmerón también ha demostrado su capacidad como entrenador en apenas dos semanas. El técnico almeriense se encontró con un Murcia roto y que, de una tacada, se quedó sin Víctor Curto y Pedro Martín, sus dos máximos artilleros. Pero el ex del UCAM, conocido por el orden que impone en sus equipos, ha sabido encontrar una solución de urgencia muy productiva a la falta de pegada arriba. Aunque en su primer partido en San Fernando colocó a Salva Chamorro como referencia arriba, pronto descubrió que necesitaba más movilidad. En Copa ante el Barça y también ante el Granada B el técnico grana apostó por Elady como delantero centro, como falso '9', convirtiendo así al jienense en el mejor de los granas en ambos partidos. Ante los blaugranas no acertó, pero ayer afinó la puntería.

En la victoria grana ante el Granada B también fue vital Biel Ribas, que paró un penalti a los tres minutos de juego, cuando el partido aún calentaba motores. El portero balear, que ha parado dos de las tres penas máximas que le han tirado, dio tranquilidad a su equipo para poder buscar una victoria vital para los murcianos, que se colocan a seis puntos del 'playoff', una posición que tras once jornadas permite a la afición grana soñar, además, con el liderato, que está a nueve puntos de distancia. La receta: que el nuevo Murcia de Salmerón juegue todos los partidos con la misma intensidad e implicación que ante el filial nazarí, y que además siga trabajando en defensa ya que todavía tiene fallos que puede subsanar.

Salmerón ha solucionado la falta de sus dos atacantes titulares jugando de inicio tirando de un falso '9'Biel Ribas volvió a tener otra actuación brillante y paró su segundo penalti esta temporada

La primera parte fue un ejercicio de efectividad grana. En los primeros minutos el Granada B tuvo las mejores ocasiones. Además del penalti de Fede Vega sobre Pablo González que paró Ribas a disparo de David Grande, el filial nazarí se pudo adelantar en el marcador antes del cuarto de hora con un remate de González que detuvo, otra vez de forma prodigiosa, Biel Ribas. El Granada B tenía el partido controlado pero no contó con la pillería de Elady, y un balón que parecía perdido luchó hasta el final por recuperarlo. Su insistencia hizo dudar a Aarón, el portero visitante, y a Eliseo, a los que el jienense robó la cartera para marcar el 1-0.

El gol hizo tomar impulso a los de Salmerón, en los que Armando tenía más protagonismo que en tardes anteriores jugando más adelantado. El murciano, sin tanta responsabilidad a la hora de crear, se sintió más liberado en la primera parte. Y con el Granada B aún aturdido por el primer gol en contra llegó el segundo de Elady, que aprovechó una gran asistencia de Molinero para anotar el 2-0 con un disparo duro pegado al palo. Antes del descanso pudieron llegar más goles en dos ocasiones de Casi y Grande para el Granada B, y otra para Molinero, titular de nuevo con Salmerón. La efectividad se había aliado con un Murcia que ganó en confianza con los goles para vivir una segunda parte tranquila y sin sobresaltos.

Tras el descanso Pedro Morilla, técnico del Granada B, salió con una defensa de tres centrales, metiendo más jugadores de ataque en busca del empate. Pero en los primeros minutos de la reanudación no inquietó demasiado a Biel Ribas, que solo tuvo que intervenir en un remate de cabeza de Pablo González. Elady, antes de ser sustituido, también disfrutó de una ocasión clara con un remate que desbarató Aarón. La efusividad visitante se fue diluyendo ante un Murcia que no arriesgó. En los últimos minutos el filial nazarí no supo aprovecharse de las facilidades defensivas que le dio un Murcia que ha mejorado con Salmerón y que tiene por delante dos partidos ante Las Palmas Atlético y el Jumilla, dos equipos que están metidos en la zona de descenso, que pueden aliviar sus urgencias. El Murcia vuelve a latir tras varias semanas de divagar por la Liga sin un rumbo fijo, aunque aún tiene mucho trabajo por delante que hacer para colocarse en su posición natural, entre los aspirantes a acabar la liga regular en primera posición.

Fotos

Vídeos