Embargo de casi 70.000 euros de la taquilla del Elche con destino a varios acreedores

A. GÓMEZMURCIA

El Real Murcia deberá repartir la recaudación que logró de la venta del entradas del partido de ida de la eliminatoria contra el Elche. Después de que el Juzgado de lo Social número 6 de Murcia acordara que los más de 30.000 euros de las entradas de la afición franjiverde fueran a parar a Hacienda y Seguridad, los órganos judiciales han decretado también que los acreedores del club grana cobren 68.521,13 euros de las localidades vendidas a la afición murcianista. Los acuerdos los han adoptado los juzgados de los Social 1,3,4 y 6 de Murcia.

El exdelantero grana Pedro, ahora en el Granada, pide el cobro de 32.239,37 euros. Por su parte, el letrado Pablo Martínez Abarca tiene pendiente el pago de 8.587,20 euros. Además, José Antonio Molina, exrecuperador físico murcianista, exige recibir 6.718,34 euros mientras que Ana Gallego, extrabajadora del club grana, está a expensas de percibir 20.976,22 euros. El Murcia fue avisado de estos movimientos el día 17 de este mes, pero esgrimió que la taquilla del Elche estaba pignorada para pagar a sus trabajadores. Sin embargo, la justicia ha dictaminado que una parte de la recaudación tendrá que ser embargada.

La decisión del CSD

Por otra parte, el CSD ha suspendido su decisión sobre quién es el propietario del Murcia hasta que se pronuncie al respecto el TAS. Hoy se acaba el plazo para que Mauricio García y Raúl Moro abonen las tasas preceptivas para iniciar el procedimiento previsto ante el órgano de arbitraje.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos