Víctor Curto: «El equipo es muy bueno, igual o mejor que el del año pasado»

Víctor Curto, ayer, en las instalaciones de la Universidad de Murcia.
Víctor Curto, ayer, en las instalaciones de la Universidad de Murcia. / Juan Carlos Caval / AGM

El jugador tarraconense tiene una espina clavada: «No valen de nada mis goles si no hay ascenso, todos sabemos a lo que venimos a este club»

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Víctor Curto se ha convertido en apenas seis meses en un peso pesado del Real Murcia. Ha caído de pie en el club grana y, a pesar de sus 35 años, vive el fútbol con la máxima intensidad. Todavía está enrabietado por el desenlace de la pasada temporada, en la que no pudo llevar a su equipo a Segunda, aunque firmó su año más brillante.

-Veinte goles el año pasado, qué lástima que no acabara con un ascenso que hubiera sido histórico.

-Lo colectivo es lo que prima, lo que te hace crecer como futbolista y lo que te da prestigio. Si lo colectivo no acompaña a lo individual, no tiene tanta repercusión y es secundario. En el partido de casa ante el Mestalla no fuimos nosotros, nos precipitamos y nos faltó acierto.

«Tuve ofertas este verano para salir del Murcia, pero me siento bien tratado aquí»

-¿Qué ha elegido este verano para desconectar, playa o montaña?

-Más playa que montaña. Y sobre todo estar con mi familia en mi pueblo. Allí tenemos playa. Hay que saber desconectar para poder disfrutar de tu familia y de tus amigos de la infancia. Yo conservo a la mayoría. Todos nos fuimos muy jodidos, tuvimos el ascenso en nuestras manos y el final fue cruel. Hay que saber asumir las cosas y aprender de ellas para que no sucedan más.

-Esta pretemporada ha arrancado muy fuerte. ¿Tiene ganas de desquitarse de lo que pasó?

-Enrabietado no. Sabes que hay gente que viene apretando y yo no entiendo esta profesión sin afrontarla compitiendo al máximo e intentando dar lo mejor de mí. Es lo que he hecho desde que he llegado.

-¿Cómo ha vivido la revolución que ha sufrido la plantilla?

-No cumplimos el objetivo y los que hacen el equipo toman decisiones y nosotros solo podemos acatarlas. Se ha formado un grupo muy bueno, igual que el del año pasado o un poco mejor. Hay que ensamblar bien las piezas y en cuanto consigamos eso, seremos un equipo difícil de batir.

-¿Ha sido desagradable?

-No es una situación agradable, pero sabemos que pasa todos los años y es la ley del fútbol. Siempre sale gente que no te esperas. El año pasado hicimos una piña muy buena y muchos nos hicimos amigos y seguimos hablando. En el fútbol eso no siempre es fácil. Pero somos profesionales y estamos expuestos.

-¿Pudo marcharse este verano?

-Tuve ofertas para poder salir. Es normal cuando haces un buen año. Pero yo me he sentido muy bien tratado aquí por la entidad y por la gente, y cuando uno está a gusto valoras otras cosas que no son solo lo económico.

«Guardiola tiene madera para jugar en Primera; aún sigo hablando con él»

-¿Qué le parece Sanlúcar?

-Viene con muchas ganas, con una idea de fútbol que nos está transmitiendo, pero hay que darle tiempo. Es una persona exigente y eso es bueno, porque hace que el rendimiento sea alto. Hay que esperar a que lleguen los resultados. Es importante para el equipo y también para el técnico, ya que al final es por lo que se valora todo.

-¿Cree que al nuevo técnico o a los nuevos jugadores les puede superar la presión de este club?

-Todos los que venimos aquí sabemos a lo que venimos. Somos gente que ha estado en categorías superiores y que hemos tenido esta exigencia. En otras etapas la gente ha sabido vivir con esto. Los que han venido lo han hecho con esa mentalidad y esa idea. Estamos preparado para vivir con la presión. Esto acaba de empezar e iremos creciendo poco a poco, no vamos a ir a peor. Entendemos a la gente, pero hay que tener tranquilidad.

-¿Cómo es el nuevo equipo?

-Los vestuarios se ven si son buenos o no cuando va pasando la competición, cuando hay gente que no tiene minutos. Pero la base que se ve en el día a día me hace pensar que también podemos formar una piña, como el año pasado.

-¿Sigue manteniendo contacto con los compañeros que se marcharon este verano?

-Con Sergi Guardiola sigo hablando. Podía parecer que nos llevábamos mal, pero cuando tienes 'feeling' con una persona dentro del campo te dices las cosas más claras, aunque fuera pueda parecer otra cosa. Cuando fui joven y jugué con compañeros más expertos tuve también que asumir que lo que me aconsejaban era lo correcto. Me pasó con Calle en el Albacete, por ejemplo. Yo no quiero ser el profesor de nadie, pero haberte equivocado más veces y tener experiencia hace que puedas elegir mejor. Y es lo que me pasaba con Sergi, que intentaba transmitir a mi compañero esas cosas para beneficiarlo a él y al grupo. Guardiola tiene madera para llegar a Primera División.

«Mis padres poseen una casa en Alcanar, cerca de donde explotó la bomba, allí veraneo»

-Lo del Écija, ¿es un aviso?

-Todos sabemos que la Segunda B es muy jodida, que hay equipos que son muy perros y te cuesta. Es una categoría muy competida. No es un problema de actitud, tenemos que aprender a competir, saber cuándo correr.

-¿Quiénes son los rivales granas?

-Habrá favoritos que no consigan estar a la altura y otros con los que nadie cuenta y que se meterán arriba. Siempre hay sorpresas. Extremadura, Cartagena, Recreativo y UCAM han hecho buenas plantillas y tienen buenos mimbres.

-Como catalán y tarraconense, ¿cómo vivió los atentados de la pasada semana?

-El chalet que estalló está en el lugar donde yo veraneo, en Alcanar. Mis padres tienen una casa a un kilómetro y medio del lugar de la explosión. Lo viví con mucha inquietud. También lo de Cambrils, allí tengo excompañeros como Edu Oriol que sé que estaban allí, en el mismo paseo. Te paras a pensar que una cosa así es muy difícil de poder contrarrestar. Yo también soy padre y siento impotencia, son cosas que no me entran en la cabeza. Siempre estás en contacto con los más allegados.

Más

Fotos

Vídeos