El equipo grana jugará en San Fernando solo dos días antes de recibir al Barcelona

A. GÓMEZMURCIA

Los jugadores del Real Murcia vivirán dentro de una semana una sucesión de partidos frenética. El equipo grana se medirá al Barcelona en la Copa del Rey el martes 24 de octubre. Solo dos días antes jugará en Liga. La Federación comunicó ayer que el partido correspondiente a la jornada 10 que los murcianistas deben disputar en el campo del San Fernando se ha fijado para el domingo, 22 de octubre, a las 18. 00 horas. De esta manera, el Real Murcia tendrá únicamente el lunes 23 para descansar antes de medirse en la Nueva Condomina al Barcelona.

En cualquier caso, antes de esos compromisos los pimentoneros jugarán mañana contra el Marbella otro partido de Liga. El encuentro será el último de Víctor Basadre como primer entrenador murcianista. El técnico restó ayer importancia a las quejas que está recibiendo el equipo por sus fallos defensivos. Al respecto, argumentó que «hay que mejorar más en ataque porque la desorganización atacando provoca pérdidas que luego nos penalizan en defensa».

Basadre aseguró sentirse «útil» en las semanas que lleva como entrenador del Murcia y afirmó que «los jugadores están por la labor de sacar esto adelante». De sus pupilos también dijo que «no son irresponsables y por eso no juegan más liberados. Porque tienen ganas de ganar». En entrenador confirmó que el equipo no tiene bajas para el partido de mañana.

Fotos

Vídeos