La falta de liquidez impide la llegada de nuevos fichajes al Murcia

García de la Vega. /Vicente Vicéns/ AGM
García de la Vega. / Vicente Vicéns/ AGM

El club está teniendo más dificultades que en verano y algunos como Checa han optado por proyectos con menos caché

ALBERTO GÓMEZMURCIA

El Real Murcia está teniendo un papel distinto en el presente mercado de invierno del que tuvo en la anterior ventana de fichajes del verano pasado. Deseado Flores, director deportivo de los granas en ese momento, sedujo a varios futbolistas con suculentas oferta económicas. Así logró convencer a futbolistas como Pedro Orfila, Biel Ribas, Fede Vega y Pedro Martín. Al poderío monetario, el consejero delegado murcianista le unió contratos de larga duración, lo que, en principio, puede dar mayor seguridad y tranquilidad a los jugadores. De hecho, Abel Molinero, Salva Chamorro, Juanra, Fran Carnicer, Jordan Domínguez, David Mateos y Nadjib fueron los únicos que firmaron con el Murcia por una temporada de los 17 refuerzos que concretó el equipo. De ellos, Molinero y Nadjib han salido en este mercado invernal y Carnicer y Chamorro tienen la posibilidad de renovar si logran unos determinados objetivos deportivos.

La opción de la vinculación a largo plazo también la ha empleado el Murcia en la actualidad para traer al central Molo desde el Lorca FC. El ex del Lleida será grana hasta junio de 2019. Sin embargo, la chequera con la que se mueven ahora en el mercado Deseado Flores y Pedro Gómez Carmona, director de fútbol de la entidad pimentonera, ha perdido capacidad y está lejos de las cifras por las que están cerrando operaciones otros aspirantes al ascenso como son el Cartagena, Extremadura, Elche, Mallorca y Mirandés. Un ejemplo de ello lo encontramos en el delantero del Linense Juan Diego Molina, Stoichkov, al que el Murcia le ofreció este mes una nómina de 3.000 euros para venir a la Nueva Condomina, pero prefirió renovar su vinculación con la Balona.

No es el único que ha declinado la oferta del Real Murcia en este mercado. Algunos jugadores han trasladado a sus representantes las dudas que les generaba el proyecto grana por los retrasos que se están produciendo en los pagos y la falta de estabilidad institucional. Uno de ellos ha sido Checa, centrocampista que José María Salmerón, entrenador pimentonero, solicitó para reforzar el centro del campo, pero que, tras desvincularse del Hércules, optó por fichar por un proyecto con menos aspiraciones deportivas que el del Murcia como es el del Mérida, pero donde entendió que tendría más seguridad para cobrar.

Búsqueda de recursos García de la Vega está manteniendo contactos con fondos de inversión de América y Asia para hacer frente a los pagos más urgentes

El caso del medio Checa no es aislado. El pivote Quim Araujo y el defensa Carlos Delgado, ambos del Albacete, también tienen encima de la mesa ofertas para fichar por el Murcia, pero poseen las mismas dudas que el excentrocampista del UCAM y todavía no se han decidido a venir a Murcia, aunque tampoco han recalado en otros equipos hasta el momento.

Aun así, la incertidumbre económica no siempre es una cuestión determinante. Ejemplo de ello son las incorporaciones de Molo y Carlos Martínez, jugadores que sí han llegado a la Nueva Condomina.

Casi tres meses

Con la intención de dotar de la ansiada estabilidad económica a la entidad pimentonera, el gestor Mauricio García de la Vega y su equipo han mantenido recientemente contactos con grupos de inversión de América y Asia en un intento de que puedan aportar liquidez al club para hacer frente a los pagos más urgentes como son las nóminas atrasadas, que llevan camino de ser tres para los jugadores de la primera plantilla y los empleados y cuatro para las bases. Por el momento, ninguna de estas negociaciones ha fructificado, pero el empresario mexicano no ha cejado en su empeño de lograr financiación. En búsqueda de soluciones, el representante de futbolistas mantuvo varias reuniones de trabajo en Madrid este mes.

En caso de que llegue inversión extranjera al Murcia, esta se deberá adecuar a lo que recoge el Real Decreto 664/1999, que es el que fija la legislación en España referente a las inversiones extranjeras que se produzcan en el territorio nacional y las que españoles realicen en el extranjero. Dicha normativa establece que la inversión deberá ser comunicada al Ministerio de Economía en el Registro de Inversiones Extranjeras. Este requisito se debe cumplimentar con posterioridad a la realización de la inversión en un plazo máximo de un mes.

Lo cierto es que existe un marco de plena liberad para los movimientos de capital entre los estados miembros de la Unión Europea y los que hagan estos con terceros países. Por tanto, la ley no pone pegas a los planes que puede estar intentando materializar García de la Vega para dotar de liquidez y de estabilidad futura a la entidad pimentonera. El empresario también comentó en su presentación que con él vendría al Murcia dinero procedente de otros socios mexicanos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos