Familia Pinar, corazones divididos para el derbi del sábado

La familia Pinar, en el salón de su casa de El Palmar, calentando para el derbi del sábado. / Vicente Vicéns / AGM

José María y su madre simpatizan con el Murcia; Mariano y su padre apuestan por una victoria del UCAM en territorio grana. En su domicilio familiar de El Palmar reina la armonía: «Nunca nos peleamos por el fútbol, solo queremos pasarlo bien y apoyar cada uno a nuestro equipo»

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Hay una casa en el barrio de La Paz, en El Palmar, en la que el derbi del próximo sábado entre el Real Murcia y el UCAM se va a vivir de una forma especial. Es el domicilio de la familia Pinar, en el que Mariano, el hijo mayor del matrimonio formado por Mariano Pinar y Pepi Laredo, se declara animador incondicional del equipo universitario. Por contra, José María, el pequeño del clan, se declara ferviente seguidor del conjunto grana. Ambos quieren que su equipo se imponga al rival en el derbi del sábado, aunque los dos reconocen que su pique es sano y que no llega más allá del terreno de juego.

«Nunca hemos llegado ni a las manos ni a insultarnos. Y nunca llegaremos. No es una guerra, solo es deporte y hay que pasarlo bien. Solo somos aficionados que pagamos nuestro abono y apoyamos a nuestro equipo», dice José María, de 30 años de edad, que es repartidor de recambios de automoción. Este socio grana, que se enroló en el Murcia en el año 2007, va más allá: «La primera vez que visité la Nueva Condomina me enamoré del Real Murcia. Era un partido contra la Ponferradina y desde entonces lo he acompañado siempre. Es el club que representa a todos los murcianos. El UCAM es un equipo de la misma ciudad, pero no me molestó cuando subió a Segunda y nosotros no. Me fastidió que el Murcia de Aira no ascendiera cuando tenía mejor equipo. La rivalidad en la Región es con el Cartagena».

Mariano, socio del UCAM desde que el cuadro universitario comenzó a jugar en La Condomina, no entiende la manía que los seguidores granas le tienen a su equipo: «Llevo cuatro años siguiendo al UCAM, pero antes no había sido seguidor del Murcia. Me hice socio de este club porque era aficionado al baloncesto y me aproveché de una oferta para abonarme a ambos equipos a la vez. Mi pasado no es grana y no entiendo como la gente del Murcia le tiene tanto odio al UCAM. Me sienta mal escuchar ciertos cánticos en el estadio. A mí el Murcia no me cae mal y le deseo lo mejor, aunque prefiero que gane mi equipo», asegura el mayor de los hermanos.

Mariano Pinar (abonado del UCAM) «Vamos a ganar en la Nueva Condomina por 0-1, y además va a marcar Arturo, que lo necesita. Me hice socio de este equipo hace cuatro años y mi pasado no es de color grana» José María Pinar (abonado del Murcia) «Ganaremos 2-0 con goles de Curto y Armando. El Murcia es el club referente en la Región, por eso no me importó que el UCAM subiera a Segunda. Me preocupa solo mi equipo»

Ambos abogan por la convivencia de los dos equipos: «En Murcia hay sitio para estos dos equipos. Es bueno para las taquillas que se generan y para la pasión. Hace dos años fueron 18.000 personas al Murcia-UCAM. Los dos equipos pueden subir a Segunda, estaría bien», afirma Mariano, Técnico de Laboratorio que está acabando la carrera de Química.

Ambos se desean lo mejor después del derbi: «Murcia merece estar en el mapa y por eso no me importa que los dos suban a Segunda. Parte de la afición del UCAM es gente que no puede desplazarse a la Nueva Condomina o que se cansó del Murcia y buscaron en el club azulón algo nuevo. Eso sí, yo he estado en algunos partidos del UCAM en La Condomina y cuando ha marcado el Murcia en otro campo, lo han celebrado», dice el grana José María.

Esperando a Curto y Arturo

En la porra para el encuentro no se ponen de acuerdo: «El Murcia tiene que ganar, aunque sea por 2-0. Quiero que marquen Víctor Curto y Armando. Hay jugadores del UCAM que me preocupan, como Góngora y sus lanzamientos de falta. Pero lo veo muy igualado, ambos equipos tienen buenas plantillas y se han reforzado bien, aunque hay que recordar que el UCAM está por delante en la tabla», insiste José María. Mariano prefiere ceder toda la presión al Real Murcia: «Va a ser un partido muy difícil. El Murcia está muy bien equipado. El UCAM no está del todo fino y todavía puede mejorar su rendimiento, aunque está capacitado para ganar en la Nueva Condomina. Por plantilla el Murcia es favorito, pero yo no me contento con el empate. Quiero el 0-1, con gol de Arturo, sería un buen resultado», asegura Mariano.

Los hermanos Pinar son dos apasionados de sus equipos. El primero, además de diseñar un traje del Murcia para su perra Pepa, un ejemplar de mestiza de bodeguero andaluz, ha construido varios ninots inspirándose en jugadores murcianistas, como Albiol y Acciari, que llegaron incluso a firmárselos. Mariano hizo lo mismo con Góngora, del UCAM. Para ellos esta semana es especial, pero para su padre, que también se llama Mariano, es agridulce: «Mi padre tiene el corazón partido porque siempre ha sido del Real Murcia, aunque también está dispuesto a dar una oportunidad al UCAM. Él quiere a los dos clubes», asegura José María.

Los hermanos Pinar vivirán el derbi con intensidad, y desde la grada: «Hace dos años, cuando marcó Pallarés el 0-1 en la Nueva Condomina, salté para celebrarlo y sentí muchas miradas de desagrado, aunque estaba rodeado de amigos del Murcia y no pasó nada. Este año quiero acudir con mi hermano, y cada uno con su camiseta», dice Mariano, que sabe que estará en inferioridad en la Nueva Condomina, pero que confía en la victoria azulona. Lo mejor es que pase lo que pase en el derbi, en casa de los Pinar en El Palmar seguirá reinando la armonía.

Más

Fotos

Vídeos