Fútbol | Segunda B

El gafe del primer gol de la pretemporada del Real Murcia

Salva Chamorro, Kike García y Adrian Sikora./LV
Salva Chamorro, Kike García y Adrian Sikora. / LV

Salva Chamorro, la campaña pasada, y otros jugadores como Kike García y Adrian Sikora han sufrido las consecuencias de inaugurar el marcador grana en verano

SERGIO CONESAMurcia

Los entrenadores dicen que lo importante durante la pretemporada es prepararse lo mejor posible para un largo año y evitar las lesiones. Los aficionados ven durante los primeros amistosos la oportunidad de 'quitarse el mono' de fútbol y una excusa para volver a juntarse con los amigos alrededor del rectángulo de juego. Y para los jugadores los bolos veraniegos son el momento de volver a coger sensaciones y ponerse a tono tras unas semanas de vacaciones. Sin embargo, en el caso del Real Murcia, esta fase de preparación tiene un componente especial debido al gafe que parece arrastrar cada año el jugador que mete el primer gol. Este martes contra el Sevilla, si el equipo grana perfora la portería, un miembro de la plantilla tendrá la posibilidad de poner fin al mal fario que dura más de una década.

El último ejemplo de este curioso dato es el de Salva Chamorro.En julio de 2017 marcó contra el Muleño el primer gol de la pretemporada del Real Murcia y su año no fue precisamente el mejor. El delantero solo anotó dos goles y fueron en partidos que su equipo perdió frente al San Fernando y Cartagena. En el mercado de invierno acabó saliendo del equipo grana y firmando por el Logroñés.

El caso del delantero oriolano no es el único, según los datos aportados por @NumerosGrana. En 2005 el argentino Mariano Fernández marcó contra el Mondariz y solo disputó un partido con el Real Murcia esa temporada hasta que acabó saliendo al Córdoba, en ese momento en Segunda B, en invierno. Tato marcó frente al Nerja en 2006 y el jugador de Las Torres de Cotillas jugó 8 partidos hasta que también se marchó a mitad de temporada a la división de bronce para jugar en el Lleida. Ya en 2007, con el Real Murcia en Primera, Íñigo Vélez abrió el marcador frente al Benifaio y después tras 24 partidos de Liga marcó solo un gol.

Con el equipo grana de nuevo en Segunda, y con Javier Clemente en el banquillo, en 2008 fue Adrian Sikora el que tuvo la ocasión de superar este gafe tras marcar contra el Pontevedra. Sin embargo el polaco tras 25 partidos de Liga se fue de Murcia con un solo gol en sus botas. En 2009 el murciano Pedro Barrancos marcó contra el Cartagena FC y no llegó a jugar ningún partido con el primer equipo esa campaña. Tras el duro descenso en Montilivi fue José Capdevila el autor del primer tanto de la pretemporada contra el Torrellano y el extremo no siguió en la Nueva Condoma y firmó por el Xerez.

Kike García también sufrió una mala temporada tras marcar el primer tanto en 2011 contra el Olímpico de Totana. El delantero de Motilla del Palancar llegaba en un gran estado al inicio de la campaña. En el primer partido de la temporada, que realmente era la segunda jornada debido a una huelga de AFE que hizo que se suspendiera la primera, marcó un gol contra el Celta y demostró estar en un buen momento. En la siguiente jornada en el Martínez Valero de Elche, en una jugada en la que le hicieron penalti, el jugador del Real Murcia terminó lesionado para toda la temporada y amonestado por tirarse según el colegiado Pino Zamorano. En 2012 otro delantero del Murcia como Chando sufrió las consecuencias de ese primer gol, que hizo en su caso contra la UD Horadada. El '9' grana no llegó a marcar en los 6 partidos que disputó y se fue al AEK Larnaca chipriota en el mercado de invierno.

En las últimas temporadas han sido principalmente jugadores de la casa los que han vivido esta situación. En 2013 Juando marcó contra el Orihuela y no llegó después a debutar con el primer equipo en un partido oficial. En 2014 Javi Muñoz anotó frente al Pinatar y solo jugó un partido en Copa del Rey frente al Sabadell. Otro caso destacado es el de Javi López que fichó en 2015 por el Real Murcia como uno de los jugadores importantes para buscar el ascenso a la categoría de plata. Marcó tres goles en el debut del equipo grana en pretemporada, entre ellos el primero, y después en 25 partidos oficiales no anotó y tuvo una aportación más que discreta. En 2016 fue Roberto Alarcón el autor del primer tanto contra el Muleño. Sin ser una temporada mala para el jugador murciano, no acabó de encontrar su hueco en la primera plantilla y no siguió la siguiente temporada en el club.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos