De la Vega: «Gálvez ha demostrado que no tiene educación»

De la Vega, en una rueda de prensa./
De la Vega, en una rueda de prensa.

De la Vega contesta a los insultos del actual mandatario del Murcia, que lo llamó «golfo», y dice que «el club grana no merece ser avergonzado por personajes como este»

ALBERTO GÓMEZMurcia

El mandatario del Real Murcia Víctor Gálvez arremetió con mucha dureza el jueves contra Mauricio García de la Vega, empresario mexicano que se considera el legítimo dueño de la entidad grana. El actual mandatario llamó «golfo» y «sinvergüenza» al exagente de futbolistas y le advirtió públicamente de que le iba a «morder en la yugular». Ante estas manifestaciones, el que fuera a comienzos de año gestor del equipo pimentonero decidirá en las próximas fechas si acude a los tribunales para defender su nombre e interponer una denuncia contra Gálvez por calumnias e injurias.

Mauricio García asegura sentirse «tranquilo». Ayer comentó a 'La Verdad' que «para mí Víctor Gálvez es un okupa que está en mi casa y pretende quedarse con la justificación de que está haciendo mejoras en ella, pero el hecho es que está ocupando mi casa ilegalmente y no tiene ningún derecho a hacer con ella lo que quiera. Gálvez será el responsable último de cualquier deterioro que sufra el club». En su opinión, «el Real Murcia no merece ser avergonzado por personajes como este que demuestran que no tienen ninguna educación».

El TAS se pronunciará a finales de mes sobre quién es el verdadero dueño de la entidad, si el mexicano o el empresario oriolano

A la espera de si De la Vega mueve ficha en los juzgados por los insultos y acusaciones que recibió de Gálvez esta semana, el mexicano ya ha hecho otros movimientos judiciales. Denunció al empresario extremeño Raúl Moro ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) por venderle sus acciones del Murcia a Gálvez. Eso pese a que él había ejercido el 7 de marzo una opción de compra que aparece reflejada en el contrato privado que firmó con Moro en diciembre de 2017 para hacerse cargo de la gestión del club grana.

Mauricio García también interpuso una demanda con la que inició un procedimiento ordinario de impugnación de los acuerdos sociales que se adoptaron en la celebración de la última Junta de Accionistas del Murcia, que tuvo lugar el 11 de abril, y en la que se aprobó la entrada en el equipo pimentonero del equipo de Gálvez. La defensa del mexicano, que lidera el abogado José Agustín Amorós, entiende que esa Junta estuvo plagada de irregularidades y por eso no dudó en acudir a los tribunales para denunciar lo sucedido.

El juez ha citado a los dos el 18 de julio para decidir sobre la petición de De la Vega de impugnar la Junta

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Murcia es el órgano que lleva este asunto y su titular, Francisco Cano, esta semana, el martes en concreto, dictó una providencia en la que acordó formar una pieza separada. En la misma decidirá sobre la solicitud de adopción de medidas cautelares por parte de Mauricio García para que Víctor Gálvez no tome decisiones al mando del Murcia que después puedan ser echadas atrás.

Esta solicitud sentó muy mal en el seno de los actuales dirigentes pimentoneros. Así lo manifestaron públicamente tanto Gálvez como el director general Toni Hernández en la comparecencia que ofrecieron hace un par de días. Ambos señalaron que el juez había desestimado la solicitud de Mauricio, pero lo cierto es que le contestó al mexicano que no tomaría ninguna decisión hasta escuchar a las dos partes del procedimiento. Para ello ha fijado una vista para el 18 de julio en las que expondrán sus motivos Gálvez y De la Vega. Tras escucharlos, el magistrado decidirá sobre las medidas cautelares pedidas por el mexicano.

El objetivo del mexicano es que Gálvez no tome decisiones que luego tenga que echar atrás

Para cuando se celebre esta vista, el TAS debe haber dictado el laudo arbitral en el que se pronunciará sobre la denuncia presentada por Mauricio García contra Raúl Moro. Los empresarios acordaron someterse a lo que decida este tribunal son sede en Suiza en el caso de que surgieran disputas legales, como así ha sucedido, en la interpretación del contrato que ambos suscribieron. El procedimiento es de unas seis semanas. Como De la Vega presentó la denuncia a mediados de mayo, se espera que el laudo esté listo antes de que acabe junio. En el mismo el TAS decidirá quién es el dueño del Murcia.

Carmona, a Bahréin

Dentro de otro ámbito, el que fuera mano derecha y director de fútbol del Real Murcia durante la estancia de De la Vega al frente del club grana, Pedro Gómez Carmona, se ha marchado para ejercer como entrenador al East Riffa Club de la Primera División de Bahréin. El técnico vitoriano consultó con Mauricio antes de aceptar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos