García de la Vega sofoca el incendio

Mauricio García de la Vega, el pasado domingo, abandonando el palco de la Nueva Condomina./Javier Carrión / AGM
Mauricio García de la Vega, el pasado domingo, abandonando el palco de la Nueva Condomina. / Javier Carrión / AGM

El mexicano se reúne una hora con la plantilla del Murcia para tranquilizarla por los impagos. Los jugadores se van de Cobatillas con «buenas sensaciones» después de un encuentro en el que el nuevo gestor grana dice que la situación del club es «peor de lo que me esperaba»

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

En los últimos días Cobatillas no ha sido un remanso de paz. Más bien lo contrario. Los jugadores de la primera plantilla grana están pasando por un momento delicado ya que cuando finalice el actual mes de enero acumularán, si Mauricio de la Vega no paga antes, un total de tres meses sin cobrar. Por eso ha sido habitual ver en las últimas sesiones de entrenamiento a los jugadores del Murcia hablar entre ellos más de lo normal, incluso también con el cuerpo técnico. Como el pasado viernes, cuando David Mateos comentó a Armando, uno de los capitanes, su situación personal. El madrileño le dijo que tenía dos hijos y su obligación era darles de comer. Es solo uno de los ejemplos de las situaciones personales que hay en una plantilla que escuchó a finales de diciembre de la propia voz de García de la Vega y de Pedro Gómez, actual director deportivo grana, que el dinero del nuevo grupo inversor llegaría a Murcia antes del 15 de enero y que sobre esa fecha cobrarían las nóminas atrasadas.

Por eso el vestuario del Murcia se puso serio la semana pasada y apretó a los actuales dirigentes del club para reunirse en la jornada de ayer como fecha límite. El objetivo: que Mauricio de la Vega cumpliera lo pactado y apagara el fuego que se ha propagado en el vestuario del Murcia, y que en los últimos días ha avivado aún más Biel Ribas con su amenaza de marcharse agarrándose a un cláusula en su contrato. «Ojalá podamos solucionar esto y tengamos un año espectacular. A día de hoy seguiré defendiendo el escudo del Real Murcia, pero tengo derecho a plantearme mi futuro y el de mi familia. Estamos reclamando lo que es nuestro y todo el mundo trabaja por dinero», aseguró el portero balear el pasado domingo en su cuenta de Twitter.

La situación ayer era volcánica en el vestuario grana, aunque todo hace indicar que la misma se ha estabilizado, al menos por ahora. De hecho, tras el entrenamiento matinal celebrado ayer en Cobatillas, Mauricio García de la Vega, Pedro Gómez y Deseado Flores se presentaron ante la plantilla y durante cerca de una hora intentaron convencer, dentro del propio vestuario, a sus futbolistas de que la situación de la institución grana se va a arreglar. «Salimos de la reunión con buenas sensaciones, creo que van a llegar buenas noticias, nos han dicho que todo se va a normalizar. Nos dicen que estemos tranquilos», asegura a a 'La Verdad' un jugador de la primera plantilla grana, que afirma que los gestores del club no han establecido plazos concretos para el pago de lo adeudado.

En la reunión, que empezó cerca del mediodía y acabó a las 13.30 horas, García de la Vega intentó convencer a los futbolistas granas. «Este asunto se va a solucionar. La gente que nos apoya es seria y este asunto se va a arreglar», afirmó el gestor mexicano, que también aseguró a los jugadores de la primera plantilla que se han encontrado cosas en el club que «no se esperaban» y que no sabían que la situación «estaba tan mal». Una circunstancia curiosa ya que en la reunión de ayer estaba presente Deseado Flores, precisamente el consejero que diseñó la plantilla el pasado verano y que, en teoría, facilitó toda la documentación necesaria a Mauricio García de la Vega antes de su aterrizaje en la Nueva Condomina.

Declaraciones dispares

Un discurso que también contrasta con lo que dijo el gestor mexicano en su rueda de prensa de presentación del pasado 9 de enero, en la que aseguró que «sería irresponsable presentarme aquí sin haber estudiado los números en profundidad». Cabe recordar que las nóminas de la actual plantilla y de los empleados del club ascienden a cerca de 140.000 euros netos mensuales y que la plantilla grana no cobró al término de noviembre ni en diciembre. Por lo tanto, ya hay 280.000 euros pendientes de pago por este concepto que se unirán a otros 140.000 del mes de enero que está a punto de finalizar. No obstante, desde el propio club se está estudiando la posibilidad de bajar el sueldo a sus futbolistas y dejar las puertas abiertas a los jugadores de su cantera que, tras acumular varios meses sin cobrar, decidan irse del club.

Cabe recordar que desde la llegada del gestor mexicano el club solo ha hecho frente a los cerca de 100.000 euros que le impedían fichar, aunque gran parte de esta cantidad la ha abonado el Real Murcia de fondos propios. El nuevo proyecto grana está en entredicho hasta que García de la Vega demuestre su potencial.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos