Moro y Barroso se reunieron con Salmerón

Juan Carlos Garrido.

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Deseado Flores tiene encima de su mesa cientos de ofrecimientos de técnicos, algunos de ellos muy interesantes. Como el de Juan Carlos Garrido, técnico valenciano que cuenta con un gran historial. Tras dirigir al Villarreal B, llegó al banquillo del primer equipo amarillo en febrero de 2010, dejando al equipo castellonense séptimo y clasificándole para la Europa League. En la siguiente campaña, acabó cuarto en la Liga, convirtiendo al Villarreal en un equipo de Champions y llegó a las semifinales de la Europa Legaue. Después entrenó al Brujas belga, al Betis, al Al-Ahly de Egipto y al Al-Ettifaq de Arabia Saudí, con el que terminó su relación en febrero de 2017. Fue candidato al banquillo grana antes de la llegada de Mir y siguió a los granas en el último 'playoff'.

Reunión en Lorca

José María Salmerón, exentrenador del UCAM Murcia, es otro de los favoritos de la dirección deportiva grana para reemplazar a Basadre en los próximos días. De hecho, en la tarde de ayer el presidente Raúl Moro y Juanma Barroso, ayudante de Deseado Flores en la secretaría ténica del Murcia, se reunieron en un hotel de Lorca. Las dos partes departieron sobre los problemas del equipo grana y la posible llegada del técnico.

En principio no hubo un acuerdo entre el club y el entrenador almeriense. Lo más destacado es que en esa cita no estaba Deseado Flores, director deportivo grana.

Fotos

Vídeos