Dos gigantes en busca de una vida mejor

Molinero pelea un balón con dos jugadores del Elche, en el último partido entre ambos equipos en la Nueva Condomina disputado en 2012./Guillermo Carrión / AGMGráfico
Molinero pelea un balón con dos jugadores del Elche, en el último partido entre ambos equipos en la Nueva Condomina disputado en 2012. / Guillermo Carrión / AGM

El Murcia y el Elche practican el mismo fútbol, disfrutan de extremos veloces y fueron castigados por Javier Tebas

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Equilibrada. Es el mejor calificativo con el que se puede definir la eliminatoria de 'playoff', que a partir de las 18.30 horas del domingo van a disputar el Real Murcia y el Elche, dos equipos históricos del fútbol español que, entre ambos, suman 39 campañas en Primera y otras 90 en Segunda, y que buscan con ansia y urgencia su regreso al fútbol profesional. Los dos, de hecho, han elegido el mismo camino para conseguirlo.

Son dos escuadras, en apariencia, muy similares. Su apuesta no pasa, primordialmente, por tener el balón y se agarran a las transiciones rápidas y el contragolpe como armas más peligrosas. Ambos tienen jugadores rápidos en las bandas capaces de hacer saltar por los aires un partido. Como Santi Jara, Elady y Carlos Martínez en los granas, y Josan o Collantes en el conjunto alicantino. Pero los dos equipos sufren cuando tienen que atacar defensas que se meten atrás, y tanto en el caso de los granas como en el de los ilicitanos, no tienen un cerebro en el centro del campo capaz de desenredar un partido embarullado.

39
temporadas acumulan en Primera los dos protagonistas de esta eliminatoria 18 el Murcia y 21 el Elche.
90
son las campañas que suman ambas entidades en Segunda. El Murcia 53 y el Elche 37.

Pero su falta de imaginación a la hora de construir fútbol no evita que lleguen a la meta contraria con peligro. El Elche, con 56 tantos a favor en 38 jornadas (7 goles más que el Murcia), cuenta con Nino, Sory Kaba y Benja, que entre los tres han anotado 35 goles. En el Murcia, solo Elady ha podido seguir un ritmo similar, aunque la llegada de Chrisantus en invierno (5 goles) ha aumentado la potencia ofensiva murciana. Atrás, con 32 goles en contra, el Elche es casi igual de fiable que el Murcia (33), que se centró en no encajar con la llegada de Salmerón al banquillo. Una de las grandes diferencias entre ambos equipos radica en su capacidad fuera de casa: mientras que el Elche ha ganado 25 puntos como visitante, el Murcia ha sumado 32, lo que podría suponer una ventaja para los granas en el definitivo choque de vuelta.

El Murcia fue descendido por la Liga en 2014; el Elche un año después, y también por deudas con Hacienda

En esta Liga, el Elche ha sufrido más contra los equipos de arriba que contra los de abajo, justo al revés que los granas. Sacó un punto de seis ante el Mallorca y solo dos en los dos duelos ante el Villarreal B. Los murcianos pincharon contra los equipos de la zona baja del grupo IV y fueron más productivos contra los de arriba, ganando uno de los dos derbis al Cartagena, sumando los seis puntos en juego contra el Extremadura y cuatro contra el Marbella, la revelación del grupo IV.

En lo institucional, el Real Murcia y el Elche han padecido por igual la dureza de la Liga de Fútbol Profesional dirigida por Javier Tebas. El equipo grana fue descendido a Segunda B en el verano de 2014, y el conjunto ilicitano acabó la campaña 2014-15 en decimotercera posición en Primera, pero fue bajado a Segunda también por sus problemas con Hacienda. Dos años más tarde el Elche cayó a Segunda B, tras 18 años sin pisar la categoría que ahora, como el club grana, quiere abandonar. Ambos conjuntos, después de diseñar dos de las plantillas más caras de la Segunda B, junto a la del Mallorca y el Extremadura, viven con la soga el cuello y cargados de urgencias.

Acciari y Karanka, claves en el ascenso grana a Primera en 2003, son los segundos de Pacheta y Salmerón

La ansiedad institucional se trasladó a los banquillos. En el Martínez Valero arrancó la temporada el exgrana Vicente Mir, quien fue sustituido por Josico. El ex del Jumilla tampoco duró. Tras ser relevado interinamente por José Luis Acciari, ocupó su puesto Pacheta. Una situación parecida a la vivida en la Nueva Condomina, por donde han desfilado Manolo Sanlúcar, Basadre y Salmerón.

Reencuentros en el césped

La eliminatoria entre el Murcia y el Elche servirá para que algunos futbolistas y técnicos se reencuentren después de varios años. Como dos compañeros en el ascenso del Murcia a Primera en la campaña 2002-03. Acciari y Karanka, ambos segundos entrenadores de Pacheta y Salmerón, respectivamente, coincidieron en aquel Murcia de David Vidal que brilló por su juego y resultados. El argentino hizo 4 goles, entre ellos el del ascenso contra el Levante el 1 de junio de 2003, y el vasco otros 13, siendo el máximo artillero en el penúltimo ascenso grana a Primera.

El próximo domingo también se volverán a ver las caras cinco miembros de La Hoya Lorca 2013-14, que en su estreno en Segunda B acabó la Liga segundo y llegó hasta la segunda ronda del 'playoff'. Armando, Fran Carnicer, Manuel Sánchez, Carlos Martínez y Josan ayudaron a un 'Brócoli Mecánico' que hizo historia de la mano de Campos y Manolo Molina.

El partido también será especial para David Forniés, nacido en Elche; para Charlie Dean, que se formó en la entidad ilicitana; para Javi Flores, que tras una grave lesión encontró en el Real Murcia de Aira el lugar idóneo para recuperar su mejor fútbol, y para David Sánchez, que vistió en la campaña 2010-11 la camiseta blanca y verde. Incluso hay dos jugadores del Elche para los que visitar la Nueva Condomina el próximo domingo será emotivo, a pesar de que nunca han vestido la camiseta del primer equipo del Murcia. Son Tekio, que nació en Molina de Segura, y Gonzalo Verdú, nacido en Cartagena. Ambos, tras pasar por el UCAM y el Cartagena, respectivamente, defienden al próximo rival del Murcia.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos