Herrero, salvado por la campana

Manolo Herrero, tras el entrenamiento del Murcia en Cobatillas. / javier carrión / agm
Manolo Herrero, tras el entrenamiento del Murcia en Cobatillas. / javier carrión / agm

Víctor Gálvez paga al exentrenador del Imperial 36.000 euros por las dos temporadas que debía el club al gallego

ALBERTO GÓMEZ MURCIA

El nuevo entrenador del Real Murcia, Manolo Herrero, estuvo a punto de no poder ocupar su puesto en el banquillo grana en el partido que medirá este domingo a su equipo frente al Atlético Sanluqueño y que supondrá el debut liguero del primer equipo de la Región en la nueva temporada que afrontará en Segunda División B, una categoría en la que militará, por primera vez en su historia, por quinto ejercicio consecutivo.

Lo cierto es que Herrero era ajeno al motivo que, por muy poco, le podía haber impedido sentarse mañana en el banquillo visitante del campo El Palmar de Sanlúcar de Barrameda. La situación estuvo en vilo porque Víctor Gálvez no afrontó hasta última hora del viernes el pago de los 36.000 euros que debía abonar al entrenador que la temporada pasada dirigió al Imperial, Víctor Basadre, después de que el técnico gallego fuera despedido por el Murcia a mediados de julio.

El entrenador lucense firmó el verano pasado un contrato con los granas en virtud del cual percibiría 18.000 euros por cada uno de los tres años de contrato que le puso encima de la mesa el exdirector deportivo de la entidad murcianista, Deseado Flores. Habida cuenta que Basadre fue despedido por el Murcia cuando le restaban dos años de vinculación, el gallego exigió el cobro íntegro de los 36.000 euros que tenía firmados.

«Jesús Alfaro y Víctor Curto son dudas para el partido de mañana por unas molestias físicas». «El once titular lo tengo medio claro. Dependerá de los jugadores que tenemos dudosos». «Estamos contentos con lo que hay. Miramos lo que ofrece el mercado para ocupar la ficha sénior». LAS CLAVES DEL ESTRENO

Carta de despido

Además, tres días después de recibir la carta de despido del Murcia, el expreparador imperialista presentó una denuncia en la Federación Murciana y este organismo le dio la razón, motivo por el cual se negó a perdonar el cobro de ninguna cantidad, a pesar de que Víctor Gálvez intentó sin éxito que retirara la denuncia a cambio del pago de uno de los años que le quedaban de contrato.

Curiosamente, esa misma propuesta fue la que puso encima de la mesa el propio Basadre cuando negoció en julio con el Real Murcia la rescisión de su contrato, pero Toni Hernández, director deportivo de los pimentoneros y en aquel momento también director general de la entidad, declinó entonces el ofrecimiento y apostó por el despido del entrenador gallego.

Mediación de Monje Carrillo

Para que se desbloqueara la situación, ayer jugó un papel importante el presidente de la Federación Murciana, José Miguel Monje Carrillo, quien actuó de mediador entre las partes para que se pudiera levantar el bloqueo que existía para que el Murcia pudiera inscribir licencias de entrenadores. Finalmente, Basadre recibió el pago por valor de 36.000 euros a última hora de ayer y Herrero se podrá sentar mañana en el banquillo.

Por otra parte, el entrenador murcianista habló ayer del arranque mañana de una nueva temporada. Descartó la presencia de Miguel Leal para jugar en Sanlúcar y señaló que «Jesús Alfaro es duda por unas molestias, aunque los médicos del club son optimistas. Víctor Curto también arrastra molestias desde el entrenamiento del jueves. Esperaremos a mañana [por hoy] para decidir».

El preparador de Jaén admitió que «no llegamos al estreno al cien por cien, aunque sí a un nivel que es muy elevado. Es difícil llegar al primer partido mejor. Ojalá estuviéramos mejor en el plano físico, técnico y táctico». También señaló que «el once titular para mañana lo tengo medio claro en mi cabeza. Dependerá de los jugadores que arrastran molestias».

Recién ascendido

Sobre su rival de mañana, apuntó que «el Sanluqueño será un rival complicado porque los recién ascendidos siempre empiezan con una ilusión tremenda. Tendrán una motivación extra después del descenso de hace dos años. Será un equipo muy intenso, incómodo y que nos presionará mucho».

Dentro de otro ámbito, Herrero recordó que «el liderato hay que conseguirlo en la jornada 38. Sería un error pensar en ser primeros en la primera jornada porque, de ser así, la liga se nos hará muy larga y nos entrará la ansiedad. Debemos procurar estar siempre en zona de 'playoff', o cerca de ella».

En cuanto al capitulo de fichajes, el técnico murcianista señaló que «para ocupar la ficha sénior estamos mirando lo que ofrece el mercado. Estamos contentos con lo que hay».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos