Herrero, tras la estela de Vidal

Vidal, rodeado por Isach, a la izquierda, Carrero y Gómez, en el Murcia-Getafe (2-0) del 15 de septiembre de 2002. /JUAN LEAL
Vidal, rodeado por Isach, a la izquierda, Carrero y Gómez, en el Murcia-Getafe (2-0) del 15 de septiembre de 2002. / JUAN LEAL

Aquel conjunto, con Ismael, Reinke, Acciari y Maciel, entre otros, ganó al Oviedo y al Getafe en el estreno liguero y acabó ascendiendo a Primera Si el Real Murcia vence hoy, sumará seis puntos de seis y realizará un arranque que el equipo no firma desde 2002

JOSÉ OTÓN MURCIA

El Real Murcia dio hace una semana el primer paso hacia el ascenso. Ganó al Sanluqueño en el estreno liguero y cumplió con un requisito casi imprescindible para los que quieren llegar al fútbol profesional: de los 28 equipos que han subido a Segunda en los últimos siete años, solo uno perdió en la primera jornada. Una vez superada la primera prueba, Manolo Herrero sueña con ganar su segundo partido en el banquillo grana para agarrar seis puntos sobre seis posibles, guarismos que el equipo no logra desde hace quince años.

En concreto, desde la campaña 2002-03, en el arranque de la segunda temporada de David Vidal en el banquillo grana. El gallego había salvado meses atrás al Murcia del descenso a Segunda B y afrontaba una temporada que parecía, a priori, de transición. Pero el Murcia, con jugadores como Acciari, Richi, Ismael, Karanka y Reinke, entre otros, venció en la primera jornada en el Carlos Tartiere (0-1) y confirmó el buen arranque solo una semana más tarde, en La Condomina, doblegando al Getafe 2-0. Fue el 15 de septiembre de 2002 y los granas se agarraron a la cabeza de la tabla.

Desde entonces no ha habido un arranque de Liga tan solvente, ni siquiera los que también acabaron en ascenso, como el de Lucas Alcaraz a Primera en 2007 y el de Iñaki Alonso a Segunda en 2011. Con el técnico granadino el Murcia se estrenó en la campaña 2006-07 con una derrota en El Helmántico de Salamanca (3-2), aunque una semana después recondujo la situación ganando 3-2 al Almería en casa. Respecto al ascenso a Segunda con el técnico vasco, el curso 2010-11 comenzó con victoria ilusionante en Sevilla ante el filial hispalense (1-3), aunque una semana más tarde empató en la Nueva Condomina a cero con el Roquetas, generando dudas. En ambos casos, el conjunto grana ascendió sin demasiados apuros, imponiendo su jerarquía.

Del resto de campañas que se sucedieron desde 2003 hasta ahora, destacan las dos del Murcia en Primera División. En ambas y, a pesar de que en las dos acabó descendiendo, inició el año con buen pie. El Murcia de Peiró, que sustituyó a David Vidal, se estrenó con empate a uno en Vigo para una semana más tarde sumar otro punto en La Condomina ante el Reacing de Santander. El último Murcia de Alcaraz también arrancó de una forma ilusionante: ganó 2-1 al Zaragoza en la Nueva Condomina y siete días más tarde empató sin goles ante el Levante. Aquel Murcia de Alcaraz se mantuvo en la zona media de la tabla, sin apuros, hasta el final de la primera vuelta, pero acabó descendiendo con estrépito.

El Murcia de Velázquez, que deleitó a la afición grana y acabó luchando en el 'playoff' de ascenso a Primera, arrancó con mal pie y no pudo hacer seis de seis. De primeras perdió en la Nueva Condomina ante el Recreativo 2-3, aunque solo unos días más tarde espabiló y goleó al Mallorca a domicilio 2-4, en un exhibición de Kike y Tete.

Inicios desastrosos

En estos últimos quince años tres proyectos granas comenzaron especialmente mal, como el de Manolo Preciado, en la campaña 2004-05, que no sumó ningún punto en las dos primeras jornadas tras sucumbir ante el Nástic de Tarragona y el Sporting de Gijón; y el de Javier Clemente, cuatro años después, en Segunda. El técnico vasco empezó la temporada perdiendo ante el Rayo en Vallecas y una semana más tarde en la Nueva Condomina (1-2). Una mala racha que emuló Iñaki Alonso, que, tras ascender al Real Murcia a Segunda unos meses antes, se estrenó con el equipo grana en el fútbol profesional con dos derrotas seguidas, ante el Celta de Vigo y el Elche.

En los últimos años en Segunda B, ni Aira, ni Paco García ni Sanlúcar arrancaron con un seis de seis con el que hoy sueña Herrero.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos