El hijo del expresidente Martínez Abarca se queda la taquilla del Recre

ALBERTO GÓMEZMURCIA

La primera taquilla de 2018, la del partido que el Real Murcia disputó contra el Recreativo de Huelva, ha ido a parar al abogado Pablo Martínez Abarca, hijo del expresidente grana Guillermo Martínez Abarca. El letrado decretó el embargo de la cantidad recaudada por los pimentoneros por la venta de entradas del choque contra el Recre. En concreto, se ha embolsado 990 euros correspondientes a la venta de 106 entradas, según recoge el informe de recaudación del partido elaborado por el responsable de taquillas del Murcia, Pascual Liza. En total, Pablo Martínez Abarca exige a los murcianistas el cobro de 8.587,20 euros.

El abogado defendió a los granas en las demandas por despido improcedente que interpusieron contra el Murcia los miembros del cuerpo técnico del entrenador argentino Gustavo Siviero, que fue destituido en febrero de 2013. Exjugadores como Pedro, Setvalls y Kabous también han solicitado embargos de los ingresos del conjunto pimentonero para satisfacer las deudas que tienen pendientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos