La historia dice que los granas no serán primeros, tras su inicio

En la última década, ningún equipo que sumó solo cinco puntos en las cinco primeras jornadas pudo acabar la Liga como líder del grupo

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Raúl Moro fijó un objetivo innegociable para la presente temporada: acabar la liga regular como primero de grupo y optar al ascenso en solo una eliminatoria. Para ello, el presidente extremeño puso en las manos de Deseado Flores, el director deportivo grana, todo el arsenal necesario para conseguirlo, disponiendo el empresario albaceteño de un presupuesto de Segunda, muy superior al de otros aspirantes al ascenso como el UCAM y el Cartagena, entre otros. Pero tras cinco jornadas de Liga, el objetivo de acabar por delante de los otros 19 equipos del grupo está comenzando a parecer inalcanzable. El motivo: los propios errores de un conjunto de jugadores donde prima la calidad individual, pero donde la fuerza del colectivo es inapreciable.

La prueba inequívoca de que para que el Murcia quede primero tras la jornada 38 tienen que darse varias carambolas poco habituales es el dato que muestra que en los diez últimos años en el grupo IV de Segunda B ningún equipo que en la jornada 5 haya tenido 5 puntos en sus casillero ha sido capaz de encaramarse al final a lo más alto de la tabla. Si el Murcia lo hiciera, sería el primero en lograrlo en la última década, en la que comenzar bien ha sido primordial.

Solo dos equipos, el Cádiz en la campaña 2014-15 y el Lorca el pasado ejercicio, fueron capaces de quedar primeros en la liga regular tras sumar 7 puntos en las 5 primeras jornadas, un registro incluso mayor del que ostenta el Murcia actualmente. Después de gaditanos y lorquinos, el Écija en la temporada 2007-08 y el Granada de Quique Pina en la 2009-10 acabaron primeros tras un principio irregular sumando 8 puntos de 15 posibles, un registro también mayor que el de los granas.

El Lorca de Genbao, la pasada temporada, sumó solo 7 puntos al principio, pero acabó como líder

En la última década el equipo que más puntos sumó en las cinco primeras jornadas y acabó después como líder del grupo IV fue el Cádiz, en la temporada 2008-09. Consiguió 12 puntos de 15 posibles, un punto por encima del registro conseguido por el Murcia de Iñaki Alonso en 2011 (11 puntos de 15 posibles para empezar) y el Jaén de la campaña 2012-13, que también sumó 11 puntos en las cinco primeras jornadas. Por lo tanto, si el Murcia de Sanlúcar consigue acabar la liga regular como primero, firmará un remontada histórica nunca vista en los últimos diez años en el grupo IV.

Ribas, pendiente de sanción

A Biel Ribas, portero grana, se le calentó la lengua tras el choque frente al UCAM. De hecho, vio dos amarillas por protestar. La segunda le fue mostrada por Escudero Martín en el túnel de vestuarios, cuando aseguró al trío arbitral que el choque le vino «demasiado grande».

Fotos

Vídeos