Ilusión a las dos, lágrimas a las siete

Los aficionados del Real Murcia, antes de acceder al Martínez Valero./V.V. /AGM
Los aficionados del Real Murcia, antes de acceder al Martínez Valero. / V.V. /AGM

Cerca de tres mil aficionados vieron en directo la eliminación del 'playoff' del Murcia

SERGIO CONESAElche

La afición del Real Murcia hizo ayer todo lo posible en Elche para ayudar a su equipo en el camino hasta la segunda ronda del 'playoff' de ascenso a Segunda. Cerca de 3.000 aficionados se desplazaron hasta el Martínez Valero en una veintena de autobuses y cientos de coches particulares. La afición aportó todo lo que estaba a su alcance, especialmente en la salida al campo de los jugadores con bufandas al cielo y entonando a capela el himno del centenario de Second. Los dos goles del Elche silenciaron la zona visitante y solo el penalti transformado por Elady les permitió volver a soñar, pero con el gol de Manolín se acabó la esperanza. El silenció se adueño de una zona en la que no había consuelo posible tras otro duro golpe y para unos hinchas que tenían que ver, una vez más, que le tocaba festejar al equipo rival mientras ellos no tenían consuelo.

A las 14.30 horas estaban citados los aficionados del Real Murcia que viajaban con la Federación de Peñas Murcianistas (Fepemur) y que completaron 17 autobuses, a los que se unieron dos autocares de Los Coloraos y otro de la Peña Grana de Beniel. Cientos de vehículos particulares acompañaban a la expedición con camisetas y bufandas granas y una misma ilusión: ganar el partido y pasar la eliminatoria. La conversación era la misma en todos los grupos, unos apostaban por el gol de Chrisantus, otros por Elady y los más estrategas por Molo, pero todos se imaginaban un partido en el que el equipo de Salmerón conseguía la clasificación con más o menos dificultades. Los pronósticos eran esperanzadores e incluso los más negativos auguraban una victoria, a pesar de no tener clara la manera de llegar a ese éxito por las dudas en la ida.

Por desgracia para el Real Murcia y para su afición, el fútbol se juega en el césped y los goles se meten dentro del terreno de juego. El Murcia por cuarto año consecutivo se estrella en el 'playoff' y tendrá que esperar otra temporada más en la categoría de bronce del fútbol español. Caras tristes, lágrimas y silencio entre los aficionados que, al igual que sucedió en la Nueva Condomina contra el Hércules, el Toledo y el Valencia Mestalla, vieron cómo su equipo era eliminado ayer en Elche. Pocas veces un viaje entre dos ciudades cercanas fue tan eterno para una hinchada que conoce demasiado bien el sabor de una eliminación como la de este 'playoff'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos