Jaime Sánchez Vizcaíno y Caballero Salinas llevarán la defensa de García de la Vega

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Mauricio García de la Vega piensa poner encima de la mesa toda la artillería posible para recuperar el control del Real Murcia. De hecho, además de trabajar con Alfonso León Lleó, abogado integrante de la firma Ruiz Huerta y Crespo, bufete especializado en Derecho Deportivo conocido mundialmente por haberse encargado de depositar en la Liga la cláusula de 222 millones que el PSG francés pagó por el brasileño Neymar, el gestor mexicano ha decidido contar con dos de los abogados murcianos más influyentes, a nivel regional y nacional, con el fin de armar una defensa que abarque acciones, tanto en materia deportiva (TAS y CSD), como civiles, mercantiles y penales.

El peso de la defensa en el ámbito mercantil lo llevará Jaime Sánchez Vizcaíno, especialista en Derecho Mercantil y Civil, que presta asesoramiento a empresas y grupos corporativos de gran importancia en su constitución, fusión, absorción de otras firmas y adquisiciones de otras empresas, operaciones de reestructuración y financiación de las mismas. Para el apartado penal, el elegido es José María Caballero Salinas, especialista en Derecho Penal, y uno de los abogados más reconocidos en la Región tras participar en casos como 'Umbra', 'Tótem', 'César' o el 'Crimen de los holandeses'.

Ambos trabajan en la estrategia procesal una vez analizados los antecedentes y un contrato que contiene «una opción de compra ejercida en tiempo y forma», apuntan desde el despacho de Sánchez Vizcaíno. Caballero Salinas es contundente: «Hay materia penal, se han cometido delitos. Estamos iniciando la documentación y las acciones que corresponden», asegura.

El TAS, el 15 de mayo

Además de la sentencia del TAS (Tribunal Arbitral del Deporte), que García de la Vega espera, aproximadamente, para el 15 de mayo, las líneas maestras de la defensa del mexicano pasan por las querellas que serán interpuestas por delitos socioeconómicos y estafa contra Moro y los exconsejeros implicados en la llegada de Víctor Gálvez, la nulidad de la compraventa del Real Murcia por parte de Moro y en beneficio de Gálvez, y la nulidad de la Junta de Accionistas del 11 de abril, en la que se nombró al oriolano nuevo presidente grana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos