Fútbol | Real Murcia

Los jugadores con más brillo se ponen en el escaparate

Ribas y Salmerón, en Cobatillas. / VICENTE VICÉNS/ AGM
Ribas y Salmerón, en Cobatillas. / VICENTE VICÉNS/ AGM

Las incógnitas sobre el nuevo proyecto y el miedo a la liquidación alertan a los futbolistas granas con más caché, pese a tener contrato

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El panorama en el Real Murcia no es nada alentador. La junta de accionistas del pasado jueves y sus consecuencias directas no solo afectan a la institución centenaria a nivel económico, sino también a nivel deportivo. En torno al equipo grana existe inquietud, sobre todo hasta que Víctor Gálvez no resuelva los pagos pendientes con los jugadores que denunciaron al club ante la AFE. La fecha límite es el 30 de junio, aunque, según Toni Hernández, director general y deportivo del club, «a partir de mañana irá habiendo noticias», asegura.

Mientras tanto, y más después de conocer que el club grana podría ir a la liquidación en tres o cuatro meses si no cubre una ampliación de capital de más de 18 millones, son muchos los futbolistas que buscan acomodo en otros equipos, mientras que de forma paralela negocian con la entidad grana una rescisión de contrato o un aplazamiento de la deuda del final de la temporada 2017-18. La reciente salida de Molo, que siguió los pasos de Salmerón y se aprovechó de una cláusula unilateral en su contrato, puede ser solo la primera de una larga lista.

En ella están los que tienen más cartel, que están siendo ofrecidos por sus agentes a otros equipos de Segunda B y Segunda. Como Santi Jara, cuyo nombre ha llegado a la secretaría técnica de la Cultural Leonesa, que ha vuelto a la Segunda B. O el de Pedro Martín, que podría estudiar algunas de las propuestas que ha recibido de ligas como la rumana y la chipriota. Uno de los que está más cerca de salir es Pedro Orfila, defensa asturiano que firmó una campaña brillante en Murcia.

El de Luanco ha sonado con fuerza para el Racing de Santander, club en el que ya militó durante dos temporadas, de 2013 a 2015, consiguiendo un ascenso a Segunda con el equipo cántabro. Orfila jugó 42 partidos con el Murcia, todos ellos de titular, y fue capaz de marcar 5 goles. Ya contempló una ofrecimiento del Racing de Santander el pasado verano, pero se decantó por la oferta extratosférica con la que le engatusó Deseado Flores. Orfila, además de su gran última campaña con el Murcia, jugó en Segunda con el Sporting de Gijón, el propio Racing de Santander y el Numancia, y tiene todas las papeletas para ser de los siguientes en dejar la entidad grana.

Ribas no cede

Uno de los casos más enquistado es el de Biel Ribas. Las relaciones entre Toni Hernández y el agente del jugador están rotas a día de hoy y el entendimiento entre ambos parece imposible. El portero balear pudo romper su contrato de forma unilateral, por los impagos continuados, en el pasado mercado invernal, pero al final desechó las ofertas del Córdoba, Reus y Racing de Santander por su compromiso con el Murcia. Está dolido por las formas y el proceder de la entidad y es uno de los candidatos salir del equipo grana, sobre todo si no rebaja su sueldo, superior a los 70.000 euros, para el próximo curso. O ambas partes ceden o el de Ribas puede convertirse en uno de los grandes problemas de Gálvez de aquí al 30 de junio.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos