La Junta más decisiva, después del 8 de abril

Raúl Moro durante la última Junta de Accionistas grana. /Vicente Vicéns/ AGM
Raúl Moro durante la última Junta de Accionistas grana. / Vicente Vicéns/ AGM

El Consejo grana decidió ayer que las cuentas del ejercicio 2016-17 sean sometidas a aprobación tras las Fiestas de Primavera

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Es uno de los asuntos más candentes que tienen los dirigentes del Real Murcia encima de la mesa. Y es que aprobar las cuentas del ejercicio 2016-17, que presumiblemente presentarán fuertes pérdidas, es fundamental para el futuro de la entidad ya que, de no hacerlo, el club grana estaría en supuesto de liquidación. De momento, y tras la reunión del Consejo de Administración que se celebró ayer en Murcia, los cinco miembros del actual gobierno del club han señalado las directrices de la próxima Junta de Accionistas grana en la que, además de las cuentas, podría desembarcar otro nuevo Consejo de Administración.

La reunión de ayer, en la que solo faltó el empresario extremeño Juan Merino, sirvió para cuadrar las agendas de los cinco miembros del Consejo (Miguel Martínez, Deseado Flores, Raúl Moro, Juan Merino y Gabriel Torregrosa). Aunque la fecha definitiva se hará pública de forma oficial en los próximos días, y teniendo en cuenta que desde la publicación de la misma hasta la celebración de la Junta de Accionistas tiene que pasar un mes de preaviso, la fecha marcada en el calendario será en torno a la semana del 9 al 15 de abril, coincidiendo con el partido que el equipo jugará contra el Extremadura en la Nueva Condomina.

Varias soluciones

En las dos semanas anteriores, las que van desde el 26 de marzo hasta el 8 de abril, sería casi imposible realizar este acto al tratarse de unas fechas tan marcadas como la Semana Santa y las Fiestas de Primavera. Esta Junta es clave para el futuro de la entidad ya que de ella depende que el Real Murcia cumpla con la legalidad y se pueda nombrar un nuevo Consejo de Administración en el que, de seguir en Murcia, ya podrían estar oficialmente García de la Vega y las personas de su confianza.

Cabe recordar que el Murcia presentará unas pérdidas cercanas a los 3 millones de euros (el pasado 31 de diciembre ya giraban en torno a 1,2 millones) y que las soluciones para devolver el equilibrio patrimonial a la entidad pasará por una aportación de los socios o por una nueva ampliación de capital. Esta vez ya no podrá agarrarse el Murcia a una nueva reducción de capital ya que este es solo de 187.000 euros tras la última reducción del 23 de junio de 2017. Otra solución es revalorizar algunos de los activos actuales del club.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos