Kike, oxígeno para las cuentas granas

Kike García celebra un gol con el Eibar ante Osasuna.
Kike García celebra un gol con el Eibar ante Osasuna. / EFE

El Murcia quiere ingresar medio millón de euros por un litigio con el Middlesbrough, en manos de la FIFA. La entidad considera que el delantero ayudó durante medio año a que el Boro ascendiera a la Premier y que el premio estaba reflejado en el contrato de venta

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El informe de auditoría presentado por el Real Murcia a sus accionistas el pasado viernes es una fotografía contable de la entidad a 31 de diciembre de 2016. Una fotografía tenebrosa en la que se reflejan todas las deudas a las que el Murcia tiene que hacer frente en un futuro y también los escasos ingresos con los que puede contar. Las cuentas, parecidas a las de años anteriores, a pesar de que el nuevo Consejo cambió de auditora, dejan entrever la penosa gestión económica de la última década. Las deudas llegan a los 43 millones y tienen al murcianismo en vilo.

Pero de vez en cuando, entre tanto número rojo, aparece una luz que permite al equipo grana sonreír, aunque sea de forma efímera. Entre los escasos ingresos a los que puede aspirar el Murcia, más allá de los de publicidad, abonos y las taquillas generadas por la selección española y el 'playoff', destacan las esperanzas que tiene la directiva grana por ingresar más de medio millón de euros que llegarían desde Inglaterra. El informe de auditoría confirma que Kike García fue traspasado por el Murcia al Middlesbrough en julio de 2014 por 2,5 millones (con un beneficio de 2,2 para el club grana), una operación que incluía el pago de otro millón más en caso de que este club inglés ascendiera a la Premier durante la duración del primer contrato de Kike en el club británico, que llegaba hasta junio de 2017.

389.000
euros pide Hacienda al Murcia por una deuda del concurso de 2009. Demandó al club y exige cobrar ya.
3,8
millones pide también Hacienda por el IRPF atrasado para llegar a un aplazamiento del resto.

El Boro consiguió el ascenso al final de la campaña 2015-16, pero había traspasado a Kike al Eibar el 1 de febrero de 2016, al año y medio de su llegada al club inglés. El Murcia entiende que el Boro tiene que pagar el millón de euros y el Middlesbrough, que Kike ya no pertenecía al club cuando se produjo. El Murcia interpuso una demanda ante la FIFA que fue admitida a trámite. El club grana estima que la cantidad que podría percibir es de 583.000 euros, la parte proporcional de aquella temporada en la que Kike jugó en el Middlesbrough. El pasado mes de abril Deseado Flores viajó a Inglaterra para reunirse con los dirigentes del Boro y acercar posturas. Aunque el club aún no ha recibido los 583.000 euros, espera el ingreso del Boro en breve.

583.000 EUROS Es la cantidad que podría recibir el Murcia del Boro tras su ascenso a la Premier en 2016, en un curso en el que Kike participó medio año.

El informe afirma que el Real Murcia sigue contabilizando como un ingreso el uso exclusivo de la Nueva Condomina y que cada año se ahorra 395.000 euros por la utilización del estadio. Por eso lo contempla como un ingreso. De hecho, como firmó una cesión de uso exclusivo del estadio por 50 años, el Murcia entiende que todavía tiene un derecho que valora en 25,4 millones de euros y que cada año va disminuyendo. Este movimiento le permite cuadrar las cuentas todos los años. El informe, además, señala que en marzo de 2010 Hacienda intentó embargar este derecho de uso, pero que el Ayuntamiento se opuso.

El informe también destaca como positivo que, a finales de 2016, tres de los seis jugadores que denunciaron al club grana en julio de 2013 cuando fueron sus contratos rescindidos tras descender a Segunda B, ya han perdido el juicio. Estos futbolistas reclamaban que, aunque descendieron deportivamente, el club se salvó administrativamente y que tenían derecho a seguir. Entre los seis reclamaron 1,6 millones, pero tres de los procesos (Alberto Cifuentes, Jorge García y Emilio) han acabado favorablemente para el club y los de Nafti, Catalá y Sutil apuntan igual.

Mientras que las acciones del Real Murcia sigan perteneciendo a Gonzalo Samper, Raúl Moro no estará en disposición de enfrentarse realmente al mayor problema que tiene el Real Murcia y que se llama Hacienda. La deuda grana con las entidades públicas (Hacienda y Seguridad Social), a 31 de diciembre de 2016, ascendía a 15,9 millones. Lo que exige Hacienda a la hora de negociar cualquier plan de pagos es el abono de los 3,8 millones de retenciones de IRPF que el club grana no ha pagado desde que en 2009 declaró su concurso. Lo peor es que el Murcia a día de hoy tampoco paga esta obligación mensual y su deuda se hace cada vez más grande. Es solo una parte de lo que el Murcia debe a la Agencia Tributaria, ya que también existen impagos de IVA (2,1), intereses devengados(1,3) y apremios (1,3) que no parecen tan urgentes. La deuda del Murcia ante la Seguridad Social es de 2,5 millones, de los cuales exige 500.000 euros para llegar a un aplazamiento.

Hacienda, al mismo tiempo, tiene más prisa con los 389.000 de deuda ordinaria incluida en el primer concurso a cinco años planteado por Jesús Samper en 2009 y que este incumplió. Hacienda, pese a la aprobación de un reconvenio de los 15 millones de esta deuda ordinaria hasta diciembre de 2019, exige ya esta cantidad, e incluso presentó recientemente una demanda incidental ante el Juzgado Mercantil número 1 de Murcia solicitando la liquidación del club, si no pagaba de forma inmediata esta cantidad. Si la jueza María Dolores de las Heras finalmente da la razón a Hacienda en una sentencia que verá la luz en breve, el Murcia deberá pagar sí o sí para evitar un problema muy grave.

Juanma Barroso, candidato para el equipo de Flores

Juanma Barroso, de 36 años, es uno de los candidatos que tiene en la agenda Deseado Flores para ingresar en su secretaría técnica. No sería como director deportivo y sí como ayudante y consejero, encargado de hacer informes de jugadores y rivales. Ha pasado por equipos como el Arroyo, Burgos, Toledo, Prat y Eibar, con el que colaboró hasta noviembre de 2013.

Por la Región también ha pasado ya que, aunque estuvo relacionado con el Cartagena de Sporto Gol Man, recaló hace dos años en el Jumilla del grupo inversor inglés representado por Álex Oliva y Carlos Pizzi. Por otro lado, el equipo grana hizo ayer oficial la renovación por tres temporadas de Armando. El murciano iniciará su cuarto año en el Murcia.

Fotos

Vídeos